Carlos acerca el mar a nuestro barrio

principal_mar

Carlos acerca el mar a nuestro barrio

Luego de que una fuerte ola desbocara el motor de la lancha, Carlos Alberto Misas quedó a la deriva con sus compañeros de causa. Para evitar el mareo, el hombre se dirigió a la punta de la barca, se quitó la camisa y la mojó. Naufragaron por más de 4 horas, cuando tocaron tierra estaban deshidratados, pero eso no fue impedimento para continuar el sueño de investigar y salvar la multiplicidad de vidas que hay en el océano.

Por casualidad, hace más de una década, Carlos se sumergió en el mar a explorar el cosmos. Tiburones, corales, cardúmenes de peces y arrecifes le quitaron el aliento, lo hipnotizaron, lo enamoraron. Desde entonces su labor es clara: concientizar a los humanos y promover el buen uso del agua a nivel ambiental, para que los ecosistemas marinos no mueran.

Toda sus investigaciones las plasma en el papel, hace producciones creativas que, según él, son la forma más llamativa para llevar su mensaje. Este diseñador gráfico supo combinar muy bien su profesión con sus pasiones. Por eso hizo un diplomado en Educación Ambiental y eligió profundizar sus estudios en afluentes hídricos.

Por ejemplo, la última exposición artística de Carlos está fundamentada en una investigación sobre la capacidad que tienen los arrecifes de emitir luz cuando son estimulados por un rayo ultravioleta. Su metodología fue ir a jardines de arrecifes inexplorados, tomar fotografías submarinas, llevarlas a su taller y traducirlas con pigmentos fluorescentes.

De acuerdo con Carlos, esta exposición tiene tres elementos que son “la parte estética, tecnológica y científica; que, partiendo de los mismos ecosistemas marinos, facilitó que la exposición sea diferente a las demás que manejan la misma temática”.

El recorrido, dice, ha sido largo y tedioso, pero ha ido buscando nuevas estrategias para llegar a niños, jóvenes y adultos. Aunque los paisajes que realiza despiertan las fibras de todo el que los ve, asegura que estar dentro del océano es una sensación indescriptible, es como entrar un mundo mágico, mejor dicho, en palabras de Carlos, “hay que vivirlo para sentirlo”.

Desde hace 10 años, este hombre, que además es profesor de humanidades en la Universidad CES, emprendió ese proyecto y ha recorrido casi todo el Caribe colombiano. El trabajo de investigación ha sido continuo y su sensibilización personal ha ido creciendo a la par, pues el deterioro de los ecosistemas no deja de ponerlo nostálgico. A pesar de la gran acogida que han tenido las creaciones de Carlos, cuenta que a la gente aún le cuesta comprender que cuidar el mar es responsabilidad de todo el país, porque las afluentes de agua desembocan allí.

Y al preguntarle qué es el mar, este vecino se queda pensando… Al final se remite a la respuesta que le dio un niño en la conferencia que dictó en nuestro barrio: “Es agua y vida”, la respuesta más sensata, la más espontánea, la que hace pensar que todo su esfuerzo vale la pena.

Por Dafna Vásquez.
dafnav@gente.com.co

Fecha

Agosto 5, 2016

Categoría

Artistas, Creativos, Gente

Tags

artista, belén, ces, creativo, educador, hombre, humanista, investigador, músico, pintor, profesor, udea, viejo