Andrea Uribe, una emprendedora del universo editorial

principal_andrea

Andrea Uribe, una emprendedora del universo editorial

Sin muchas pretensiones, pero con todo el entusiasmo, Andrea Uribe, una estudiante de periodismo, de 21 años, decidió apostarle a una idea que gestó en el ambiente académico: la de crear una revista de historia, arte y moda que, además de permitirle explorar la realidad del mundo editorial, se convirtiera en un vehículo de aprendizaje para nuevos talentos de la ilustración, la fotografía, la escritura, el modelaje y el diseño.

“Desde el inicio tenía muy clara la naturaleza de la propuesta, es decir, sabía que iba a ser algo hecho por estudiantes y que el único recurso que teníamos era el de un montón de pelados con ganas de hacer cosas”, explica, convencida de que las dos ediciones que han publicado hasta ahora son el resultado del “amor al arte”, y no de las ganas de dinero, “porque nadie ha recibido un peso. Somos jóvenes y tenemos energía, por eso creemos en que hay que hacer las cosas en el momento en el que se nos ocurran y no quedarnos esperando el tiempo propicio para movernos… Si lo hacemos, no resultamos con nada”.

Con esa filosofía en mente, la de hacer y no quedarse quieto, esta joven hizo que sus colaboradores se enamoraran de la iniciativa, la misma que califica como un “capricho” porque nunca pensó demasiado las consecuencias de liderar un proceso lleno de detalles que desconocía, sino que prefirió creerle al instinto para empezar la búsqueda de una pasión. “Al principio hicimos un blog, pero después a mí se me metió en la cabeza que tenía que ser una revista… Siempre he leído mucho este tipo de publicaciones y en un futuro quisiera trabajar en ellas, así que dije: ¿por qué no?”.

En la primera edición no faltaron los tropiezos y los errores, pero al verla sintió que era el buen inicio de un medio que le daba la posibilidad de hablar sobre temas poco comerciales a escritores interesados por la el vestuario, los personajes y los estilos de vida. “Y con la segunda edición sí sentí que había encontrado la fuerza editorial que hizo falta en el primer número, que se demoró más de un año para estar listo”.

A pesar de que las metas de esta publicación no eran mayores a las de adquirir experiencia y conocimiento, Andrea sabe que llegaron un poco más allá, pues muchas personas del círculo de la moda en Medellín le hicieron buenos comentarios e incluso se le unieron en el camino. “No sé realmente si la lean toda y con mucha atención, pero sí me han dicho que les gusta lo que estamos haciendo. Creo que es porque no existe en la ciudad un medio como este”.

Por ahora, asegura Andrea, Mamba es un producto virtual, pero sueña con darle vida en el papel, “porque para mí y para mucha gente este medio es más efectivo. Por ahora estamos trabajando en la tercera edición y esperamos tener ejemplares físicos”. Añade que es esa la razón por la que en este momento están buscando recursos que les permitan crecer con la iniciativa. “Por el momento mi prioridad es acabar la universidad y en el futuro lo será encontrar una práctica y trabajar, pero me gustaría seguir haciendo la revista. No sé cuánto tiempo la hagamos, pero es algo que por ahora disfrutamos”.

Por Laura Villamil.

Fecha

Enero 15, 2016

Categoría

Emprendedores, Gente

Tags

editoria, emprendedora, envigado, escritora, joven, lectora, mujer, periodista, soñadora