¿Por qué no construyen los andenes solicitados?

Vecinos de Castropol llevan años pidiendo un anden

¿Por qué no construyen los andenes solicitados?

Frustrados se sienten los vecinos que llevan años pidiendo a la Alcaldía de Medellín andenes y vías que hasta el momento no ha construido. Averiguamos por qué.

El cruce de la avenida El Poblado, a la altura de la calle 21 sur, es toda una odisea para José Fernando Granada. Este punto, en los límites con Envigado, exige que quien quiera cruzar desde el Mall La Frontera hacia Sao Paulo tenga que caminar hacia el sur rumbo al Euro, luego cruzar la carrera 43 y nuevamente cruzar la calle 21 sur. De acuerdo con Granada, que además es el presidente de la Jac Poblado Sur, en este lugar se requiere un cruce peatonal así como la eliminación del giro a la izquierda desde la 21 sur en rojo.

Esta pequeña intervención lleva años en lista de espera, asegura Granada. Pese a ello, todavía no se hace. Lo mismo ocurre con los andenes que hacen falta en las calles 10 sur y 12 sur. Este punto, afirma Granada, recibe un gran flujo de peatones que van desde la avenida El Poblado hacia la estación Aguacatala, del metro, por lo que es urgente un andén.

Pero si en Poblado Sur llueve, en el centro de la comuna 14 no escampa. De acuerdo con Luis Octavio Ardila, presidente de la Jac de Manila, cientos de personas caminan a diario por la 43F por un corredor peatonal que desde hace años requiere un mantenimiento.

Claudia Ramírez, vicepresidente de la Jal, asegura que el año pasado los ediles y diferentes líderes sociales hicieron un recorrido por algunos puntos de El Poblado con funcionarios de la Administraci ón municipal en los que identificaron decenas de sitios críticos en la malla vial y los andenes. Si bien los primeros fueron tapados con celeridad, muchos de los andenes siguen a la espera de una manito.
Así las cosas, queda en el aire la inquietud, ¿cómo escoge la Alcaldía los puntos que intervendrá?

Lea también: Lazo vial evitará traslado de la virgen de La Aguacatala

¿Cómo se escogen?
El volumen de obras solicitadas por las comunidades choca con la antigüedad de las obras y la carencia de recursos. Según la secretaria de Infraestructura Física (Sif), Paula Palacio, ese despacho realiza 2 tipos de intervenciones: los proyectos estratégicos —tipo metrocables, tranvías y parques bibliotecas—, y la renovación y mantenimiento del espacio público.

“Frente a los procesos de mantenimiento, el Plan de Desarrollo nos trae unos indicadores que nos dicen la meta que nos ponemos para los 4 años” dijo Palacio.

Dichos mantenimientos los ejecutan mediante la firma de contratos, que están sujetos al presupuesto asignado para cada año. ¿Pero dónde intervenir? Palacio sostiene que los sitios priorizados se obtienen del Sistema de Información (Siro) en el que se encuentran “todas esas PQR y solicitudes ciudadanas que nos van llegando”.

El sistema, que les permite a los funcionarios identificar los sitios para priorizar, tiene un gran inconveniente: “Tenemos solicitudes desde el 2001”.

Le sugerimos: Por ahora, metroplús no se construirá en El Poblado

Aseguró además que están tratando de evacuar las solicitudes más antiguas y en las que se evidencia algún tipo de afectación al ciudadano, como los puntos de alta accidentalidad: “Damos prioridad a los lugares donde vemos que hay un alto flujo vehicular y donde se puede generar accidentalidad por las condiciones en las que se encuentra ese espacio público y obviamente tratando de bajar un poco solicitudes que hace más de 10, 15 o hasta 20 años se encuentran en la Administración municipal”.

¿Por qué no alcanza?
Con 5,3 billones de pesos de presupuesto para el 2018, cabría preguntarse por qué no alcanzan los recursos para atender todas las necesidades que se ven en los barrios. Uno de los grandes motivos sería el retraso en materia de mantenimiento. Así como una pequeña gotera puede terminar por dañar todo un techo, los rezagos en el mantenimiento de la infraestructura de la ciudad llevan al panorama del día de hoy.

Así lo explicó la jefe de despacho, que sostuvo además que los recursos destinados en años anteriores para el mantenimiento de los andenes y malla vial de la ciudad eran exiguos. “Normalmente lo que ha hecho la Secretaría de Infraestructura a lo largo de los años es énfasis en los proyectos estratégicos y dedicar un poquito de recursos en el mantenimiento de la ciudad”, dijo Palacio.

Con el fin de resolver el déficit acumulado, la Alcaldía destina desde el año pasado una importante partida presupuestal: “Este año es la primera vez que tenemos más de 10.000 millones para andenes, y eso no había pasado; siempre eran 2000 o 1500 millones, que, si uno lo ve en un mapa, de acuerdo con las necesidades de la ciudad, sí es una cifra muy baja”.

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co