Ellos impusieron su estilo en Colombiamoda

Ellos impusieron su estilo en Colombiamoda

Ellos impusieron su estilo en Colombiamoda

6 estudiantes y una egresada de la facultad de Diseño de Vestuario de UPB participaron en una de las pasarelas de Colombiamoda.

Como un sueño cumplido describen estos estudiantes de la Facultad de Diseño de Vestuario de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), luego de ver algunas de sus piezas modeladas en una de las pasarelas de Colombiamoda.

“Ver que mis prendas y mis diseños fueron usados en esta importante feria es motivo de orgullo, todos somos unos tesos, me impresionaron mucho porque mis compañeros fueron muy profesionales y creativos, aunque todos tenemos ideas diferentes, nos complementamos muy bien como equipo“, contó Camila Agudelo egresada del programa.

Cada uno de ellos realizó una colección de 5 trajes donde plasmaron algún concepto de nuestra sociedad y sus costumbres, en total fueron 7 propuestas con diferentes estilos, colores, texturas y materiales, entre las que destacaron vestuarios con organiza de seda y látex, telas deportivas para mejorar la movilidad a la hora de hacer ejercicio, trajes extravagantes con lentejuelas y vinilos, diseños que resaltan las tradiciones Emberá y Wuayuú, entre otras tendencias.

“Nosotros desarrollamos una colección para profundizar nuestros conceptos de marca, presentamos nuestros portafolios y los docentes eligieron a los que participaron en la feria, han sido 7 meses de arduo trabajo pero la experiencia fue enriquecedora para todo el equipo”, contó con orgullo Juliana Jaramillo.

Lea además: Los inventos de da Vinci, en UPB

Verónica Madrid es otra de las diseñadoras que presentó su marca en el desfile, bajo la pasión del ballet, la artista creó una serie de trajes delicados y esbeltos para las modelos que los usaron.

“Fui bailarina cuando era pequeña, aunque ya no lo practico quise plasmar en mi primera pasarela, el gusto y la pasión por esta danza. En esta desfile encontramos siluetas muy fluidas combinadas con figuras geométricas, los diseños estaban basados en sus movimientos y posturas, y ayudó que las modelos fueron bailarinas reales, lo que ayudó para que mi marca llamada Minué se conectara con el público”, explicó la estudiante de último semestre.

Para Santiago Alzate, otro de los estudiantes que presentó sus diseños, los sueños empiezan con estas oportunidades y aunque apenas comienza el mundo laboral ya se proyecta como un gran estilista. “Yo quiero ser un director de arte reconocido, me gustaría tener mi propio magazine y crear vestuarios creativos que sean diferentes a la moda convencional”.

Durante los 7 meses de trabajo los futuros diseñadores investigaron su concepto a partir de los contextos que ellos observaron en nuestros barrios y vecinos, una apuesta importante fue la idea que presentó Catalina Silva, enfocada en romper los paradigmas de la moda tradicional, “en la pasarela se presentaron 2 modelos de talla grande que desfilaron mis prendas, especialmente unas chaquetas hermosas con las que pretendí resaltar la comodidad por encima de las líneas de belleza en cuestión de la silueta”.

Le sugerimos: Palotroke, el novedoso deporte que se inventaron en UPB

Así mismo, la idea de crear un diseño basado en las dinámicas de la movilidad sostenible como las bicicletas fue el proyecto de Juliana Jaramillo con Atmoss. “Desarrollé una apuesta de prendas deportivas que incluían un diseño urbano y un poco de tecnología para lograr el desvanecimiento atmosférico y activación corporal del deportista, fue todo un éxito”, explicó.

Según explica Camila Agudelo, lo más complejo del proyecto fue la realidad de enfrentarse a una pasarela de modas profesional pero el trabajo en grupo fue fundamental para lograrlo, “yo no quería unos vestidos de baño tradicionales, deseaba un diseño fluido y natural con estampados inspirados en la fauna selvática colombiana.

Aunque cada uno presentó su marca y su colección durante 4 minutos, la pasarela se compuso del talento de todos, siempre nos apoyamos y por eso salió perfecto”.

Una de las ideas que más gustó en este desfile fueron los diseños de Karen Rosales, una estudiante que vivió en Barranquilla cuando era niña y que gracias a los recuerdos de su infancia pudo construir elementos propios de la cultura costeña como el totumo, las máscaras del carnaval y los tejidos de las culturas indígenas Emberá y Wuayuú.

Siga leyendo: 50 años de inventos e investigaciones en la UPB

“La pieza madre fue inspirada en la cumbia del país, tuve la ayuda de una artesana. doña María, muy tesa que me acompañó desde el inicio”, contó la diseñadora.

El sueño de Camila, Juliana, Verónica, Santiago, Catalina y Karen es continuar potenciando sus marcas hasta el punto de convertirse en un referente para la moda mundial. Aunque no hay ningún tipo de premio, el reconocimiento y la satisfacción personal es la ganancia que queda, luego de organizar un desfile profesional.

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co