El taller que restaura las bicis del desfile de Feria de Flores

Personalice su bici para el desfile de Feria de Flores

El taller que restaura las bicis del desfile de Feria de Flores

Bicirolling es un colectivo que restaura bicicletas antiguas y las pone a rodar en nuestro tiempo, además de manufacturar un híbrido entre todoterreno y bicicleta de ruta.

En la carrera 74 entre la calle 43 y San Juan, al frente de la cicloruta, se ubica un taller y colectivo que restaura bicicletas de otra época y fabrica un nuevo vehículo adaptado para la ciudad.

Bici Rolling nació en un garaje de Barrio Antioquia, como una idea de Jario Mejía, uno de los primeros integrantes del movimiento Siclas. En esa época, Jairo manejaba un negocio de reciclaje pero en cuanto más se relacionaba con las bicicletas, pudo ver una oportunidad para dar vida a lo que ahora es Bici Rolling. Todo empezó tímidamente, como lo dice Jairo, restaurando sus propias bicicletas, sin mucho conocimiento y empezando a rodar cada ocho o quince días.

Con el tiempo, empezaron a buscar bicicletas en las chatarrerías, les llegaban marcos clásicos abandonados que eran encontrados por recicladores y el taller se fue convirtiendo en colectivo.

“Lo enfocamos en Laureles porque vivimos cerca. Somos de acá. Esta ha sido la zona de las bicicletas. Laureles es el barrio que más ciclorutas tiene y está muy identificado con la bicicleta”, dice el creador del colectivo.

Lea también: Las ciclorrutas están llenas de obstáculos

La Biciescuela es otra de las razones por las que la comuna 11 es uno de los lugares más biciamigables de la ciudad y consiste en un espacio puesto a disposición por los creadores de Bici Rolling, los sábados en la tarde, para atender dudas y enseñar a los interesados toda la anatomía y la forma de operar una bicicleta.

David Felipe Gómez, otra de las personas que está a la cabeza del colectivo, aclara que es una herramienta para el ‘desvare’.
“La idea es enseñar a la gente la mecánica básica de la bicicleta y el funcionamiento. También se les enseña a montar, aprenden cómo se calibran unos frenos, cómo se calibran unos cambios o si la persona quiere hacer un mantenimiento, están las puertas abiertas”, cuenta David. Esta iniciativa no tiene ningún costo (es con aporte voluntario) y se presenta todos los sábados después de las 2 p.m. o si la persona lo prefiere puede llamar con tiempo y abrir un espacio en días de semana.

Además de la restauración de bicicletas antiguas, este colectivo manufactura un producto propio que se puede personalizar conforme a las preferencias del usuario.

“Cuando empezó el negocio estábamos muy enfocados en las monaretas, las playeras… pero nos dimos cuenta de que esa no era la necesidad del mercado. La necesidad es seguridad, rapidez, buen desempeño, buenos frenos y una excelente posición del cuerpo”, cuenta Jairo Mejía, y fue así como nació la ‘ruterreno’, una bicicleta que tiene las características de una bicicleta de ruta y una todoterreno, con llantas grandes para cruzar los huecos, marco delgado y buen desplazamiento adaptado para la ciudad.

El precio de éstos vehículos va desde 500.000 pesos hasta 700.000 pesos dependiendo de la personalización que haga el cliente.
Este producto, asegura Jairo, representa claramente el enfoque al que se está orientando Bici Rolling que apunta a la bicicleta como medio de transporte y no tanto como deporte. Sin embargo, la casa de bicicletas sigue con un fuerte componente en la restauración de bicicletas clásicas como quedó demostrado en el encuentro de bicicletas antiguas, clásicas y vintage que estuvo presente en la Feria de las Flores de 2016.

Bici Rolling es también una rodada por las calles de la ciudad integrada por apasionados a moverse en dos ruedas y consiste en recorridos para asistir a algún evento de ciudad al aire libre. La actividad ha reunido hasta 50 personas y por lo general tiene lugar los fines de semana, aunque el colectivo hace la invitación formal en su página de Facebook.

Junto a Jairo y David, trabajan otras tres personas en el taller, encargados de pintura y mecánica. El lugar está sobrepoblado de bicicletas, tanto adentro como afuera de la casa, algunas pendientes de restauración, otras de reparación y por el momento están las bicicletas clásicas de algunos clientes prestarán para del desfile de Feria de Flores.

Andrés Pastrana
gente@gente.com.co