¿Para qué sirven las flores de Bach en las mascotas?

¿Para qué sirven las flores de Bach en las mascotas?

¿Para qué sirven las flores de Bach en las mascotas?

Para manejar las enfermedades, los estados de ánimo o los problemas de comportamiento de las mascotas existen diferentes alternativas. Conozca esta terapia.

Un correazo que le estropeó la cadera fue el detonante para que Fénix les temiera a los humanos. Al momento de su rescate Milena ni siquiera podía acercarse; estaba listo para atacarla. Sin embargo, trampera en mano, logró llevarlo a casa. Su agresividad y temor eran impedimento para tratar la conjuntivitis y la hinchazón en su cuerpo. La única manera que encontró para salvarle la vida fueron las flores de Bach. Una semana después de estar echándolas en el aire el gato naranja era otro, el más feliz, el más tierno, el más sociable. Resurgió de las cenizas. De ahí su nombre.

Sandra Milena Ríos, enfermera profesional y médica veterinaria experta en comportamiento felino, conoció las flores de Bach hace 2 años y medio gracias a que 2 familiares, uno con cáncer y otro con neumonía, estaban en tratamiento con un médico bioenergético. Antes que nada investigó sobre sus usos y en medio de esa búsqueda encontró una academia española especialista en el tema, aplicado también a animales.

Hizo el curso virtual con el fin de tratar los gatos rescatados en la Comunidad Felina de Medellín, una fundación en la que ella ayuda a los mininos de difícil adopción (adultos o preñadas). Desde entonces sus casos siempre terminan con éxito.

Lea también: Convierten los excrementos de mascotas en abono

¿Cómo funciona esta terapia? Las esencias florales en los animales, al igual que en cualquier ser vivo, ayudan a mejorar las situaciones de desequilibrio emocional. “Son armonizadores naturales del estado de ánimo y correctores de problemas de comportamiento”.

Las flores de Bach vienen en gotas para administrar vía oral, directamente en la boca, en el agua o en el alimento y en forma de espray para rociar en el ambiente o aplicarla en las manos al momento de acariciarlos. Estos medicamentos se obtienen de la energía de las flores, por eso lo importante es que los perros o gatos absorban la esencia mediante la respiración o la boca.

Lo primero que hace Milena es “identificar cuál es la causa de la enfermedad o del desorden comportamental del animal y si inicialmente hay que corregir algo en el tenedor, porque nada me sirve tratar a una mascota si el dueño no pone de su parte”.

Le sugerimos: Tómese una pola con su perro

A la etapa inicial de tratamiento se le llama impregnación, que son los 3 primeros días de terapia, “apenas pasa este periodo, y gracias a la acumulación en el cuerpo energético, a partir del cuarto día de una administración juiciosa se pueden ver los cambios en el comportamiento del animal”.

Vale la pena anotar, dice la experta, que estas esencias florales no representan ningún tipo de riesgo para las mascotas, no causan sobredosis ni adicciones, además es una terapia coayudante a la medicina ortodoxa, por lo que se puede suministrar durante enfermedades graves que causen dolor o inapetencia.

Así es que si su amigo de 4 patas tiene alguno de estos síntomas o sufre de irritabilidad, agresividad, ansiedad por separación, angustia, estrés, miedo o está pasando por situaciones de emergencia, consulte sobre esta alternativa que si no le hace falta tampoco le hace daño.

Siga leyendo: ¿Las mallas en casa le quitan libertad a mi gato?

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co