¿Para dónde se fueron los buses tras el cierre de la terminal de El Dorado?

¿Para dónde se fueron los buses tras el cierre de la terminal de El Dorado?

¿Para dónde se fueron los buses tras el cierre de la terminal de El Dorado?

Le contamos cómo se han adaptado las empresas que utilizaban la terminal de buses de El Dorado (en Envigado), tras su cierra para recuperarla como espacio público.

Así se veía la entrada de la terminal antes de su cierre.

Ha pasado más de un mes desde que la terminal de buses de El Dorado fue cerrada por la Alcaldía, con el objetivo de convertirla en un espacio público, tal y como estaba proyectado desde el Plan de Ordenamiento Territorial del 2000.

En el lugar funcionaban 8 empresas de transporte público y trasteos, entre las cuales se encuentran Taxi Individual, Sotrames y Santra. Esta última es la única que hasta el momento no ha podido encontrar otro lugar y de manera provisional continúa parqueando en la calle 48C sur, detrás del Polideportivo Sur de Envigado.

Iván Darío Restrepo, gerente de Santra, afirmó que su empresa se ha adaptado con muchas dificultades a la decisión, porque en el centro logístico anterior hacían el despacho de rutas, tenían los vehículos de reserva, parqueos para pausa activa o alimentación, nocturnos y las “pequeñas esperas”, que se dan mientras llega un carro y sale otro (entre el 7 % y 10 % de la flota).

En este momento, según el gerente, solo están cumpliendo la última función en la zona del polideportivo, lo que implica un costo adicional para los propietarios de los vehículos, que tienen que buscar dónde guardarlo, y un recorrido regresivo de 4,3 kilómetros, porque los buses siguen comenzando las rutas en el mismo lugar.

Restrepo afirmó que “nunca pudieron conseguir un centro logístico de transporte en Envigado, porque hay dificultades de sitios que cumplan con los permisos ambientales y del Pot“.

Contexto de la noticia: Terminal de buses de El Dorado, de parqueadero a pulmón verde

“Es dificultoso porque cada kilómetro que recorre un vehículo, así sea vacío, tiene un costo que supera los $ 3000 y genera un proceso de más circulación. Es un recorrido que lo único que hace es contaminar y congestionar“, apuntó y aseguró que, aunque la empresa estuvo buscando un espacio en el extremo suroccidental de Envigado (por el restaurante La Casita de la Abuela), “no lo conseguimos”.

De igual forma resaltó que el lugar donde hoy están pagando unos $ 10 millones mensuales por zona de estacionamiento regulado es una solución temporal, y están envaluando un cambio de rutas para evitar los kilómetros muertos.

En ese predio del restaurante, cercano a Las Casitas, se acomodó la empresa de la Sociedad Transportadora Medellín Envigado Sabaneta (Sotrames). De acuerdo con el gerente Luis Carlos Díaz, la entidad tenía contrato con el municipio en la terminal de El Dorado desde el 24 de abril de 1997, y desde mayo del año pasado les informaron sobre la restitución del inmueble.

Buscaron y se hicieron al lote donde hoy operan, el mismo en el que se proyecta el patio de metroplús. Allí, con apoyo de la Secretaría de Movilidad y el despacho de Planeación, lograron la cesión de un terreno para abrir una vía que sale hacía la 43A. El proceso les costó cerca de $ 70 millones.

A este lote no solo fueron a dar los 37 buses de las rutas Rosellón-avenida Las Vegas y avenida El Poblado, que antes operaban en El Dorado, sino también los 63 vehículos que estaban en otro predio cerca de la Regional.

Díaz aclaró que la inquietud que aún le queda a su empresa es el proyecto inmobiliario mixto en el que la Alcaldía les propuso participar como privados, ubicado detrás de la Clínica Oncológica, donde podría ubicarse la terminal de transporte y tener espacio para las oficinas.

Le sugerimos: Otra vez nos quedaron mal con las obras del metroplús en Envigado

“En primer lugar sí nos gustaría participar y tenemos recursos para hacerlo, sobre todo porque aspiramos ser operadores de metroplús, pero el terreno donde va a ser el proyecto no da un espacio suficiente para logística de buses, allí las empresas cabemos como oficinas administrativas, pero no para la operación”, advirtió.

Por su parte, la empresa Taxi Individual afirmó que en la terminal de El Dorado funcionaban 2 oficinas de la compañía: la central de comunicaciones y las instalaciones de la empresa aliada Envitaxi. Los servicios que allí brindaban, señaló en un comunicado, actualmente se realizan desde las oficinas descentralizadas, ubicadas en Plaza Mayor, en el municipio de La Estrella y en la sede principal, en La Aguacatala.

Esteban Salazar, jefe del Departamento Administrativo de Planeación, afirmó que aún no hay diseños para el proyecto denominado Salud Sur ni del de la estación cabecera de metroplús, que es el otro que les ofrecieron a las empresas de buses, pero aclaró que se tiene previsto que ambos tengan metros cuadrados de área construida para estos usos.

Por ejemplo, en el primero, la Administración está proponiendo un espacio para taxis y vehículos livianos, y en el lote de La Casa de La Abuela están promoviendo una terminal no solo para metroplús, sino también para estos buses, con niveles soterrados y espacios en altura para otros usos. Además señaló que han hecho el acompañamiento a las empresas, aunque no es obligación, porque dentro de la tarifa del pasaje ellas cobran el dinero que se debe destinar al parqueo.

Asimismo, Sara Cuervo, secretaria de Movilidad, aseguró que la Administración está ayudando a Santra a gestionar predios y agregó que los agentes de tránsito están acompañando el sitio de despacho temporal vigilando que el parqueo se haga correctamente e incluso haciendo revisión de gases en el nuevo patio de Sotrames, que fue compromiso con los vecinos.

Siga leyendo: Ojo, cambios viales en los alrededores de Viva Envigado

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co