Se enreda la demolición del Mónaco

Se enreda la demolición del Mónaco

Se enreda la demolición del Mónaco

Un choque de competencias entre entidades del Gobierno nacional tiene frenada la propuesta de convertirlo en un espacio público que sirva de homenaje a las víctimas.

La propuesta de demoler el edificio Mónaco y construir en su lugar un parque que incremente la oferta de espacio público y rinda un homenaje a las víctimas del narcotráfico tendrá que superar una serie de obstáculos.

Esta es la conclusión a la que llegó el Concejo de Medellín, tras la sesión ordinaria convocada por las bancadas del Partido Liberal, el Partido de la U y el Centro Democrático que se celebró el sábado 8 de julio en el cabildo municipal.

En el debate, que según el concejal Bernardo Alejandro Guerra se llevó a cabo por solicitud del alcalde Federico Gutiérrez, se analizó la propuesta de crear una zona verde y “potenciar el relato oficial de lo que había sucedido en el entorno de dicho bien”.

Conforme con lo expresado por el secretario privado del alcalde, Manuel Villa, en el Mónaco se quiere resignificar un espacio que se convirtió en un atractivo turístico por su relación con el extinto Pablo Escobar.

César Hernández, director del Departamento Administrativo de Planeación Municipal, dijo que “la reconversión de este lugar para entregar la ciudad en un espacio público efectivo es totalmente positivo” ya que en este sector se cuenta con un promedio de 2.15 m2 por habitante, cuando la meta que se plantea la Administración municipal es de 7 m2.

De acuerdo con Nicolás Gutiérrez, asesor del viceministerio de Política Criminal y Justicia Restaurativa, en el 2008 el Consejo Nacional de Estupefacientes le encomendó al Ministerio de Defensa el Mónaco, el cual pasó 7 años después a manos de la Policía Nacional. Fue en 2015 cuando se firmó un convenio entre la Policía y la Alcaldía de Medellín para trasladar a esta edificación el 123 y la Central de Inteligencia de la Meval. Esta autorización tendría que ser modificada. Pero, como lo explicó Gutiérrez, desde que se entregó el inmueble al Ministerio de Defensa se liquidó la Dirección Nacional de Estupefacientes, se creó el Comité de Asignaciones y se nació la Sociedad de Activos Especiales.

Con estos cambios en las entidades encargadas de la administración de los bienes incautados a la mafia hasta la fecha el Gobierno nacional no sabe a quién le corresponde hacer el cambio del uso del bien que se necesita para convertir el predio de esta propiedad en un parque.

“Hasta tanto no se aclare cuál es la autoridad competente para pronunciarse sobre el cambio de objeto y destinación de ley de este inmueble, la Sociedad de Activos Especiales no puede pronunciarse frente”, indicó el funcionario.

Con el fin de resolver este problema jurídico se le solicitó a la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, “para que dirima este conflicto de competencia que se ha presentado y tengamos claridad de cuál es la autoridad competente para decirnos en este caso quién es quién puede realizar la modificación”, dijo Gutiérrez.

Por su parte, la contralora auxiliar de Gobernabilidad y Control, Erika Celeny Zuleta Zabala, explicó que, como parte del su auditoría al Plan 500 (nacido de la venta de Une a Millicom), se le hizo un seguimiento al proyecto de llevar al Mónaco algunas dependencias de la seguridad urbana.

En él se hallaron una serie de irregularidades por la contratación de estudios cuando no se contaba con una licencia de demolición.


EN CONTEXTO
Durante el debate, se dieron a conocer algunos detalles del estudio por 1000 millones de pesos encargado al Centro de Proyectos e Investigaciones Sísmicas de la Universidad Nacional. Josef Farbiarz Farbiarz, director del centro, aseguró que el estado del Mónaco es crítico e indicó que “la estructura existente es vulnerable estructuralmente y no cumple con la normativa vigente”, “las redes eléctricas existentes han sido saqueadas” y que es necesario rigidizar y reforzar la estructura existente. La reparación ascendería a 33.160 millones.


Por Álex Esteban Martínez H.
alexm@gente.com.co