Su sueño es tocar en la sala de conciertos más famosa del mundo

Su sueño es tocar en la sala de conciertos más famosa del mundo

Su sueño es tocar en la sala de conciertos más famosa del mundo

Juan Pablo y Tomás acaban de llegar del Concurso Internacional de Piano Carmel Klavier y ahora se preparan para otro en Nueva York.

Además de tocar el piano, Juan Pablo Cardona Jaramillo, con 12 años, es compositor contemporáneo, por eso al sexto Concurso Internacional de Piano Carmel Klavier (Estados Unidos), llevó el primer movimiento de su segunda sonata y quedó entre los finalistas. Con él también viajó Tomás Baena Zuluaga, de 10 años, y ahora ambos se preparan para tocar en Nueva York.

Juan Pablo ni siquiera había aprendido a hablar bien, cuando se trazó la meta de ser director de orquesta. Empezó interpretando el violín, hasta que en el proceso el maestro Francisco Rettig le aconsejó que, antes que nada, para ese oficio debía recibir clases de piano.

Por recomendación del director chileno llegó a las manos de Natalia Ramírez Díaz, egresada de la Universidad Eafit que desde hace 4 años guía a los estudiantes que reciben clases de música en el Centro de Educación Continua de dicha universidad.

Hace 2 años y medio el adolescente conoció a esta maestra, que se empeñó en enseñarle una técnica muy sólida para tuviera una mano funcional.

Paralelo a su proceso, estaba el de Tomás, que de los 5 años que llevaba practicando piano, 4 han sido con el apoyo de Natalia. “Cuando empecé con ella, le metí más energía a la música y ya quiero que esa sea mi carrera“, dice el pequeño, mientras que la docente expresa que decidió apuntarles a los concursos y los festivales, “ya que son una estimulación a que sigan estudiando. Además, es importante que se pongan metas a corto y a largo plazo y que entiendan que para lograrlas necesitan hacer un esfuerzo significativo”.

En Jóvenes Pianissimo ambos rompieron el hielo. Después vino la preparación de las semifinales del Concurso Internacional Carmel Klavier, donde cada año acuden pianistas entre los 5 y los 18 años de edad para mostrar sus habilidades en el instrumento y recibir clases maestras. Para Juan Pablo y Tomás ese fue su primer certamen internacional y, como de costumbre, Natalia no los desamparó.

Ella, que desde el vientre está escuchando música y que a los 5 años de edad se dio cuenta de que el piano era su destino, es la encargada de que quienes empiezan en la música no pierdan la motivación, le dediquen el tiempo adecuado y tengan una competencia sana.

Por ahora los 3 están enfocados en llegar a la fase final de la Competencia Intercontinental de Piano BMTG 2019, que busca promover la música de los grandes inmortales, así como de los grandes compositores de la actualidad.

La primera ronda ya la pasaron, Juan Pablo y Tomás tuvieron que montar, cada uno, 2 obras contrastantes de compositores ya fallecidos, mientras que en la segunda tendrán que hacer otras 2, pero de compositores que aún estén vivos.

En octubre recibirán los resultados y, si son elegidos, tendrán la oportunidad de viajar a Nueva York para tocar en el Carnegie Hall, la sala de conciertos más famosa del mundo no solo por su belleza e historia, sino por su extraordinaria acústica. Ese es su sueño.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co

Fecha

Agosto 8, 2019

Categoría

Artistas, El Poblado, Vecinos

Tags

Carnegie Hall, eafit, el poblado, Medellín, música, músico, orquesta, pianista, piano, profesora