Lucas sueña con hacer robots que ayuden a la gente

Lucas sueña con hacer robots que ayuden a la gente

Lucas sueña con hacer robots que ayuden a la gente

Lucas André Ribelo participó en el Torneo Juvenil de Robótica en el coliseo de la UPB, en representación del colegio Canadiense, en la categoría junior.

Niños y adolescentes de diferentes instituciones educativas elaboraron robots para competir en los diferentes retos del Torneo Juvenil de Robótica. Uno de ellos es Lucas André Ribelo Mosquera, un vecino de El Nogal, que con tan solo 7 años de edad, representó al Colegio Canadiense en esta competencia, donde primó la creatividad, el conocimiento y el talento de los estudiantes.

Junto con sus compañeros del semillero de robótica construyeron un carro que se manejaba a control remoto para llevar un balón y un cubo a la portería contraria, y marcar un gol. “El robot funciona con una tarjeta madre, le pusimos las llantas y lo armamos con unas piezas que tenían huecos y se unían”, cuenta el estudiante.

Pese a que no ganaron en ninguna de las 2 presentaciones que tuvieron, Lucas ya piensa en mejorar para la próxima competencia y prepararse más para triunfar. “El robot se desbarataba a cada rato con los tacleos, teníamos que arreglarlo muy rápido pero no pudimos organizar el giro porque se salió una llanta. Teníamos un buen robot pero nos faltó velocidad, estábamos desconcentrados y la tecnología de los otros equipos era mejor”.

Lucas cursa actualmente segundo de primaria y comenzó a aprender sobre este campo por curiosidad, él asegura que hacer robots lo desestreza, lo apasiona y pretende inventar cosas nuevas para mejorar la tecnología y el desarrollo de su entorno. “Mi sueño es construir máquinas que ayuden a mi mamá a limpiar o cocinar, cuando se moje que no se dañen. Quiero hacer robots que corran en carreras, luchen o ayuden a las personas”.

Le sugerimos:  Equipo de robótica del Columbus se lució en Estados Unidos

El niño afirma que junto a sus amigos Juan y Diana construyeron el robot, mientras un profesor les iba explicando la manera de programación, la forma de armarlo y cómo introducir la tarjeta madre en el sistema del vehículo. Según la madre del menor, Julidsa Mosquera Moreno, a su hijo siempre le ha gustado manipular objetos, tiene actitudes para la mecánica, electrónica y la informática y por esta razón entró este año al semillero de robótica del colegio.

“Esta fue su primera experiencia en competencia, tanto para él como para nosotros fue muy emocionante, estuvo muy emocionado, lo disfrutó y aunque su equipo quedó eliminado, tiene la oportunidad de seguir mejorando y adquiriendo más aprendizajes”, relata Julidsa

Aunque el padre de Lucas reside en Argentina, también le brinda su apoyo y le da ideas junto con su madre para mejorar en sus proyectos. “Mis padres siempre me apoyan con todo lo que yo hago, mis últimos inventos han sido una mariposa que mueve las alas, una catapulta y un robot”, señala el pequeño.

No se pierda: Ellas ganaron el mundial de robótica

Competencias para los más chicos
Wilder Pabón Holguín, docente del área de tecnología en el Colegio Canadiense asegura que los pequeños desarrollan habilidades, por medio de estas máquinas. Se aplican materias como las matemáticas en el uso de ángulos y sumatorias; física en componentes como resistencia, fuerza y movimiento; ciencias en el análisis de los prototipos o el voltaje que deben tener las baterías; e informática en el diseño y la programación del robot.

“Al adquirir estos saberes desde pequeños, los niños llegan con bases muy estables para enfrentarse a otros grados, no les produce tanta dificultad el aprendizaje en estos campos y finalmente los prepara para su vida universitaria y profesional“, añade el docente.

Álvaro Posada, director de Edurobótica, cuenta que uno de los objetivos centrales es que niños como Lucas tengan la oportunidad de crear objetos utilizando la tecnología, que se diviertan, superen retos y piensen en la resolución de problemas a temprana edad.

El torneo contó con la participación de 3 categorías en 4 juegos llamados Rescue (ayudar a otro robot), Soccer (anotar gol en la portería contraria), Sumo (sacar al rival a fuera de la plataforma) y Stem (superación de obstáculos).

SIga leyendo: Estudiantes del Colegio de UPB desarrollan una impresora 3D

Por Alexis Carrillo
alexisc@gente.com.co