Medellín se prepara para la implosión del Bernavento

Medellín se prepara para la implosión del Bernavento

Medellín se prepara para la implosión del Bernavento

Resolvemos algunas de las inquietudes de los vecinos sobre el método con el que, por riesgo de colapso, se demolerá el edificio Bernavento, en la Loma de Los Bernal.

Ante un riesgo inminente de colapso de Bernavento, el alcalde Federico Gutiérrez anunció el 20 de abril la decisión de demoler el edificio por medio de implosión. El mandatario comunicó la resolución durante la mañana de ese día a los propietarios, y en la tarde, a los vecinos del lugar.

Días más tarde, el 27 de abril, el Dagrd le confirmó a Gente que Demoliciones Atila  será la empresa encargada del derribamiento. Jaime Gómez, subdirector de la entidad, le explicó a este medio que “hasta que no tengamos un contrato firmado, no podemos entregar un cronograma definitivo”. El lapso que definió el alcalde para que los habitantes de Bernalejas y el hogar geriátrico Hábitat puedan regresar a sus casas fue de 2 meses.

Contexto de la noticia: Bernavento, un sueño que amenaza con caerse

¿Cómo se hace una implosión?
En marzo de este año, a propósito de la decisión de demoler el edificio Mónaco, Gente El Poblado conversó con el ingeniero Hernán Velasco, de Atila Demoliciones, sobre las inquietudes que generan estos procedimientos en los vecinos. Cabe recordar que esta empresa ha llevado a cabo las implosiones de Space, el edificio de la Edu y el bloque 11 de la UPB.

En primer lugar, Velasco explicó que este es un método de demolición que permite derribar una construcción de más de 4 pisos mediante la instalación y posterior detonación controlada y escalonada de cargas explosivas en puntos críticos de la estructura.

En el proceso se utiliza un explosivo conocido como Indugel Plus, que se vende bajo la supervisión del Departamento de Control y Comercio de Armas Municiones y Explosivos de las fuerzas militares. Este se activa mediante un cordón detonante y detonadores eléctricos, que se instalan horas antes en la estructura.

Le sugerimos: “Restringan el parqueo cerca al Bernavento porque si hay evacuación, no hay por dónde salir”

Velasco explicó que la detonación no afecta edificaciones cercanas, muestra de ello es la implosión del edificio de ingenierías de la UPB, que estaba a escasos 20 centímetros de otra edificación. En la fase de preparación, dijo el representante de Atila, se hace un análisis de la estructura, luego se hace un estudio de riesgo, contratado con otra empresa, y después se da pie a la socialización con las comunidades vecinas.

En este proceso, como también lo confirmó durante la reunión con los vecinos Camilo Zapata, director del Dagrd, se levantan actas de vecindad en por lo menos 100 metros a la redonda, para garantizar el estado previo de los inmuebles, en caso de una eventual avería.

Mientras tanto un grupo de obreros visita la edificación para desmontar puertas, ventanas, lunminarias y griferías. El día de la demolición, obreros, ingenieros y artilleros perforan con taladros eléctricos las columnas en las que embeberán las cargas explosivas, después las forran con una malla y un biotextil para prevenir eyecciones y posteriormente instalan el explosivo.

El ingeniero de Atila advirtió que la nube de polvo que se levanta luego de la implosión se disipa con ayuda de los bomberos y aclara que el polvo de partículas superiores a 10 micras no es perjudicial para la salud.

Siga leyendo: Jorge Aristizábal, el calculista de Bernavento y Space

Las dudas pendientes
En el encuentro con los vecinos del sector, Germán Orozco, delegado de relaciones externas de EPM, informó que con el decreto de calamidad pública declarado el 13 de abril, la empresa retirará los servicios públicos de Bernavento, que permanecían activos casi 2 años después de su evacuación. Asimismo, informó que a los habitantes de Bernalejas se les suspenderá la facturación.

El director del Dagrd explicó que después de la implosión el terreno se entregará libre de escombros y serán los propietarios quienes decidan qué harán con él, siguiendo el Pot. El funcionario agregó que se revisaría con la Secretaría de Movilidad la congestión vial que se presenta por los cierres de las calles aledañas a Bernavento. De igual modo anunció que se revisaría el estado de la piscina de ese edificio, que según los vecinos sigue llena de agua.

Por Jessica Serna
jessica@gente.com.co