Martín Posada dedicó su vida a impulsar el BMX

Martín Posada dedicó su vida a impulsar el BMX

Martín Posada dedicó su vida a impulsar el BMX

Este 12 de abril falleció el dirigente deportivo Martín Posada, luego de luchar por cerca de 2 años contra un cáncer de páncreas. Compartimos una entrevista que nos concedió en enero de 2017 este impulsor del BMX en Antioquia.

Tres recortes de periódico enmarcados y un afiche con dedicatoria, todos de Mariana Pajón, son lo primero que llamaba la atención de la oficina que perteneció a Martín Posada. Al entrar al lugar, luego de su tradicional cordial recibimiento, el hombre señalaba los cuadros con la mirada: “Ella es mejor persona que deportista, y eso es mucho que decir”. Según le contó a Gente en enero de 2017, su relación con la medallista olímpica fue muy estrecha, pues además de que fue un apasionado por el bicicrós, fue gerente de la Comisión Antioqueña de BMX por una década.

Su afición por las bicicletas nació en la Tienda de Javier, en el barrio Conquistadores, pues a ese negocio llegaban revistas norteamericanas sobre diferentes deportes. “Teníamos entre 10 y 14 años, nos sentábamos todo el día a ver los saltos de motocrós y BMX, así que comenzamos construir una pista al lado de la tienda”, nos dijo, mientras que a carcajadas contaba que en las mañanas salía en su bicicleta Yamaha para el colegio, sin embargo, terminaba con 20 o 30 amigos apostando carreras.

Las pistas que ellos hacían, con pico y pala, tenían salida, pero no caída, por lo que las bicis se mantenían reventadas. Martín practicó el deporte hasta que cumplió la mayoría de edad y comenzó sus estudios en Tecnología Agropecuaria. Por 10 años fue administrador de varias fincas, no obstante, la violencia en el campo lo hizo regresar a la ciudad. Luego se puso a estudiar en México Control Total de Calidad y se dedicó a asesorar la cadena de Hoteles Dann Carlton, Willis Colombia Corredores de Seguros, entre otras empresas.

Paralelo a su trabajo como asesor fundó un club de bicicrós Los Grillos. Luego fue miembro de la Comisión Antioqueña de BMX y en sus últimos años fue el presidente de la entidad. En este último cargo se ofreció para hacer un reemplazo en la gerencia por 4 años, pero ahí se quedó.

En los días de descanso salía con su esposa y su hijo por distintas trochas y quebradas a montar bicicleta. “Mi hijo fue creciendo con ese cuento del pantano y lo extremo, él fue el que me hizo tener una relación más estrecha con el deporte, aunque siempre que yo podía montaba, de hecho, corrí hasta el 2013 que me caí y me quebré un dedo, ahí decidí que no estaba para esos trotes”.

Su decisión de no seguir haciendo deporte la tomó luego de que a mediados de 2016 le diagnosticaran cáncer de páncreas, situación que, más que una tragedia, Martín la vio como una oportunidad de percibir la vida de otra manera.

Lo que más le atrajo del bicicrós, y le impidió dejarlo del todo, es que cada que se paraba en una pista, así hiciera el mismo recorrido, encontraba un reto diferente. La adrenalina que sentía saltando en una bicicleta era indescriptible, al igual que la labor que cumplió en la Comisión, apoyando los nuevos talentos e impulsando este deporte, que ya le ha dejado 4 medallas olímpicas al país.


En redes sociales algunas personas cercanas al mundo deportivo dieron sus condolencias:

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co