Mosquito con wolbachia, el nuevo vecino de Belén

Mosquito con wolbachia, el nuevo vecino de Belén

Mosquito con wolbachia, el nuevo vecino de Belén

Conozca el proceso de control biológico que comenzará esta semana en la comuna 16, para prevenir el dengue, el zika y el chikunguña.

En 2016 Medellín vivió una epidemia de dengue que ha sido la más grande en su historia. Fueron diagnosticados 18.000 casos y, según dice el profesor Iván Darío Vélez, director del Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales (Pecet) de la U. de A., con el subregistro, la cifra pudo ser hasta 4 veces mayor.

Belén no fue la excepción. En la edición del 10 de junio de ese año le contamos la historia de Verónica Loaiza, una habitante Altavista que estuvo hospitalizada 8 días por cuenta de lo que se creía era una infección urinaria. Resultó siendo dengue, y la situación se agravó por cuenta de la droga recetada para el diagnóstico anterior, que le afectó el páncreas y el hígado.

Con el fin de controlar esta y otras enfermedades como el zika y el chikunguña, que también son transmitidas por el mosquito de la especie Aedes aegipty, el 31 de enero se liberarán en la comuna 16 los primeros insectos infectados con wolbachia, una bacteria que inhibe en ellos la transmisión de esas enfermedades.

Lea también: Para eliminar el dengue en Laureles, aguante las picaduras

Durante 12 semanas los empleados del proyecto llamado World Mosquito Program liberarán estos ejemplares en las calles. Lo harán desde camionetas, y la proporción, conforme explica el profesor Iván Darío Vélez, será de 2 a 4 mosquitos por casa.

“Los geógrafos que tienen los mapas de la ciudad hacen unos cuadrados de 50 x 50 metros. En cada uno liberamos 100 mosquitos. Aproximadamente cada 50 metros hacemos la liberación”, explica el director del Pecet.

El propósito es entonces que los mosquitos infectados se apareen con los locales, para que su descendencia nazca con la bacteria. A algunos vecinos se les solicitará colaboración para instalar unas trampas que sirven para recolectar individuos cada semana y evaluar qué porcentaje de ellos tienen wolbachia.

Siga leyendo: ¿Por qué va a liberar mosquitos transmisores del dengue en El Poblado?

Este control biológico ya se ha realizado en otras comunas de Medellín y su plan piloto fue en el municipio de Bello. Vélez argumenta que en el barrio París, donde se hizo la liberación hace 2 años, se siguen recolectando muestras y aún hoy, el 95 % de los mosquitos tienen la bacteria.

El World Mosquito Program, que planea extenderse también a los demás municipios del Valle de Aburrá e incluso a otras ciudades del país, es liderado en Colombia por la Universidad de Antioquia y patrocinado por la fundación Bill y Melinda Gates, Welcome Trust y la Agencia Americana de Cooperación.

“Es la medida de control más efectiva, económica y promisoria. Si se compara con lo que es educar a la comunidad para que no tenga criaderos, el costo de esto (control biológico) va a ser aproximadamente el 1 %. Comparado con la vacuna, hablábamos de más de 200 dólares para proteger una persona y esto saldría en menos de 2 dólares por persona. Además, comparado con los insecticidas, esto es unas 50 veces más económico”, dice el investigador.

Le sugerimos: Belén tiene una nueva reserva natural

Y es que la población de mosquitos no solo no ha disminuido con los insecticidas, sino que está aumentando y ganando en altura. Ya en el valle de Aburrá los tenemos a 2302 metros de altura, según Vélez, cuando durante la epidemia del zika alcanzaba solo los 2200 metros.

Jovany Barajas, coordinador de entomología del proyecto, explica que en cada comuna hay gestores territoriales que se encargan de socializar y atender cualquier inquietud de los vecinos, porque son conscientes de que el mosquito pica y eso puede resultar incómodo para muchos. Para comunicar sus inquietudes, puede llamar a la línea de atención 018000 423 533.

Este programa, avalado por la Organización Mundial de la Salud, se adelanta en Australia, Brasil, Indonesia, Vietnam, India, Sri Lanka, Vanuatu, Kiribati, Fiji y Colombia. En Medellín, la liberación de mosquitos ya ha pasado por Santa Cruz, Manrique, Aranjuez, El Poblado, Laureles Estadio y comienza el 2018 arribando a Belén.

Vea también: La fauna silvestre que habita en Belén

Actualmente se adelantan conversaciones con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y las secretarías de salud para llevarlo a los demás municipios de la región. Según el informe de gestión del World Mosquito Program en 2017, en promedio el 88 % de los encuestados en Medellín han aceptado la liberación de mosquitos con wolbachia cerca de sus casas, y en las comunas donde se han liberado estos insectos, el nivel de presencia de la bacteria oscila entre 51 % y 82 %.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co