Liberan mosquitos en el occidente de Medellín para evitar los virus

Mosquito con wolbachia, el nuevo vecino de Belén

Liberan mosquitos en el occidente de Medellín para evitar los virus

En Belén habrá 1500 puntos de liberación para que esta especie no transmita enfermedades como zika y chikunguña, próximamente se realizará en Laureles.

Habitantes de las comunas 11 y 16 (de Medellín) tendrán en su entorno a la especie Aedes aegypti, un mosquito portador de una bacteria natural que vive en insectos como la mosca de la fruta, denominada wolbachia, que le impide transmitir enfermedades a las personas por medio de las picaduras.

Estos insectos que son liberados se aparean con los mosquitos de los barrios que no tienen la bacteria para que los que nazcan ya sean portadores de la wolbachia y bloqueen la transmisión de virus y enfermedades.

María Patricia Arbeláez, docente de epidemiología y asesora del programa World Mosquito Program, aseguró que “esta iniciativa es fundamental para la disminución de casos y la prevención de enfermedades como dengue, zika, chikunguña y fiebre amarilla. Lo que se pretende es que los casos autóctonos sean cero y solo se den cuando estén por fuera”.

La experta añadió que “en la ciudad se comenzó una prueba piloto de control biológico en 2015, para analizar las condiciones de los mosquitos que portaban la bacteria y su función para la multiplicación de la especie, que lograron desplazar a los insectos infectados”.

Los resultados arrojados por la prueba piloto de la Universidad de Antioquia determinaron que la reproducción de estas especies fue del 100 %.

Lea además: Mosquito con wolbachia, el nuevo vecino de Belén

Según María Patricia Arbeláez, se espera que entre el 2019 y 2021 haya una epidemia grande de dengue como suele ocurrir cada 3 años. Por esta razón es que comenzaron a generar la liberación del Aedes aegypti en todas las comunas de la ciudad. En Belén comenzó la proliferación el 15 de julio, mientras que en Laureles empezará el 19 de agosto.

Estas liberaciones se realizan una vez por semana, puede ser a pie o en un vehículo, dependiendo de las condiciones geográficas de cada lugar. En la comuna 11 se estimaron 1500 puntos de liberación durante 15 semanas, entre el 15 de julio y el 21 de octubre, mientras que en Laureles habrá 1000 puntos de liberación durante 10 semanas, entre el 19 de agosto y el 21 de octubre.

La experta explica que, pese a que los mosquitos son molestos, esta nueva clase que portan la bacteria es de gran ayuda para la comunidad, es por esto que invitó a la tolerancia y recomendó evitar las fumigaciones o productos químicos que acaben con la vida de estos insectos.

Se espera que este proyecto sea sostenible en el tiempo, es decir que se sigan reproduciendo y sea autosostenible, con el fin de que no haya necesidad de proliferar más mosquitos y se genere un equilibrio del entorno.

Cada tarro que se usa para la liberación contiene de 100 a 150 mosquitos hembras que portan la wolbachia y se podrán arrojar en cualquier parte de los barrios de Belén y Laureles, incluso algunos hogares tendrán trampas de mosquitos para que posteriormente se realice un análisis sobre el nivel de infección para mosquitos machos con la bacteria, con el fin de evitar la transmisión de enfermedades por medio de las picaduras.

Le sugerimos: Para eliminar el dengue, aguante las picaduras

Según cifras del boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud de Medellín, en el 2018 se reportaron 785 casos de dengue, siendo Aranjuez, Belén, Manrique y La Candelaria (centro) las comunas que mayor número de casos presentaron, con el 36,2 % del total; por su parte, El Poblado presentó 50 casos.

Para el caso del chikunguña, en Medellín se reportaron 12 casos, en tanto que 6 personas fueron atendidas por zika.

Ante esto, la experta explicó que los efectos se observarán en el tiempo y que se reduzcan los casos de estas enfermedades a tal punto que la cifra por casos autóctonos sea cero. “En ciudades del norte de Australia ya se realizó este estudio y después de hacer la liberación de los mosquitos, poblaciones como Cairns ajustan 5 años sin casos propios de dengue, solo los que han presentado infectados de otros lugares. Actualmente son 12 los países los que utilizan esta iniciativa de control biológico”.

Marina Acevedo, vecina de Rosales, contó que en el 2014 sufrió de dengue hemorrágico por la picadura de un zancudo. “Tenía mucha fiebre, malestar en todo el cuerpo, dolor en los ojos y un poquito de sangrado, no le deseo eso a nadie porque tardé casi un mes en aliviarme. Es realmente doloroso, en muchos casos no funcionan las vacunas y por eso espero que esta medida sirva para que no se vuelvan a presentar estas enfermedades graves”.

Finalmente la experta explicó que los mosquitos con la bacteria se están reproduciendo en una biofábrica de la Universidad de Antioquia, hasta que se desprenden de las larvas y luego son liberados en los diferentes barrios de nuestras comunas.

Siga leyendo: ¿Por qué va a liberar mosquitos transmisores del dengue en El Poblado?

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co