En Belén se come empanada de la buena

En Belén se come empanada de la buena

En Belén se come empanada de la buena

De papa, de carne o de arroz. Grandes, pequeñas, frías, calientes y a la hora que sea. Antójese y elija su preferida.

Lea también: Diciembre en la buñuelería más famosa de Belén

Imposible no antojarse en las calles de Belén. Las cuadras de sus barrios, en especial los aledaños al parque principal donde la comida típica y los antojos de todo tipo se hacen notar en cada paso, saben a empanada con ají.

Las hay pequeñas (más conocidas como las ‘del Vaticano’ —solo papa— o las ‘ni pizca’ —ni pizca de carne—), medianas y grandes. Las hay de carne, de carne y papa y de carne con arroz. Con ají dulce, ají picante, salsa rosada y guacamole. Las hay para cada gusto de quienes disfrutan un buen bocado de la bautizada ‘línea amarilla’.

Le sugerimos: Las historias que cuentan los árboles de Belén

Bastó solo con recorrer unos cuantos metros (entre las calles 20 y 30A y las carreras 74 y 78) para encontrar historias cargadas de sabor. Sin duda, la ruta es mayor, descúbrala usted mismo en las cuadras de la 16, deléitese y escoja sus favoritas. ¡Buen provecho!

Por Luisa Fernanda Angel
luisaan@gente.com.co