La virgen de La Aguacatala no se moverá

La virgen de La Aguacatala no se moverá

La virgen de La Aguacatala no se moverá

La Secretaría de Infraestructura Física y el Fonvalmed confirman esta decisión de la Administración municipal. Unidades de la 12 sur piden que sean revisados los intercambios.

A los fieles y vecinos de la Rosa Mística se les hizo el milagro: la virgen no será trasladada. Así lo confirmó el director del Fondo de Valorización del Municipio de Medellín, César Augusto Giraldo, quien indicó que “la posición (de la Alcaldía) es no moverla”.

Esto ratifica lo que la secretaria de Infraestructura Física, Paula Andrea Palacio Salazar, le aseguró a Alfonso Vergara en reunión del 8 de agosto. Esta decisión se da luego de que en el mes de marzo de este año, la Alcaldía anunciara que sería necesario el traslado de esta emblemática virgen para la construcción de la segunda calzada de la avenida 34.

Lea también “Valorización fue atraco sin armas”

En ese momento, el director del Fonvalmed aseguró: “En ese proyecto nosotros ya compramos el lote de La Enseñanza, estamos en proceso de formalización de escrituras y la meta es tener un contrato en el segundo semestre”.

Entre las propuestas analizadas por los funcionarios de la Alcaldía se incluía trasladar la virgen a una parroquia de El Poblado. “Lo que pasa es que por sus implicaciones culturales y religiosas, nosotros nos vemos abocados a trasladarla a otro punto”, dijo Giraldo en entrevista con Gente en marzo de este año.
La virgen de La Aguacatala no se moverá
Pese al interés de la Administración, la Arquidiócesis no quiso trasladarla a ninguna de las iglesias que sirven a la comuna 14. “A la curia se le propuso llevar la virgen a un sitio de culto de la Iglesia católica, pero ellos manifestaron que para ellos no era viable, que seguirían pendientes del culto allí, pero que no tenían intención ni tenían interés en llevarla a una de las parroquias de El Poblado”.

En ese momento, el funcionario dijo que “llevarla a un sitio del culto católico puede generar resistencias de ciertos sectores de la comunidad que visitan la virgen”. Asimismo, se consideró trasladarla a un recodo entre la avenida El Poblado y la calle 12 sur, pero esta idea tampoco prosperó.

El solo anuncio del traslado de la Rosa Mística o Virgen de Lourdes, como también la conocen algunos de sus fieles, despertó una ola de indignación. De una parte, los feligreses que la visitan todos los días, empezaron una recolección de firmas para pedirle al alcalde Federico Gutiérrez que declinara la iniciativa.

Aunque la Alcaldía estaba dispuesta a trasladar la virgen y las placas conmemorativas que a lo largo de los últimos años han instalado los fieles, algunos amenazaron con tomarse la avenida El Poblado e impedir los trabajos.

De otra parte, los vecinos de cerca de 12 unidades residenciales al extremo sur de la 34 anunciaron su oposición. Entre las medidas tomadas se incluyeron la instalación de una valla anunciando que la comunidad estaba al cuidado de la zona verde donde supuestamente se instalaría el nuevo centro de oración.


El líder comunitario Alfonso Vergara sostuvo que, si se les pasaba a la virgen al frente de su ubicación actual sobre la 12 sur, demandarían al Estado alegando la violación a la libertad de cultos, así como una desvalorización de sus propiedades.

Fue así como empezaron gestiones que llevaron a que Vergara y otros representantes de la comunidad le expresaran a la secretaria Palacio su no rotundo a esa iniciativa.

De acuerdo con lo expresado por Vergara, la Alcaldía decidió frenar ese traslado. Además, se hará una revisión a los diseños que se les presentaron a los vecinos, ya que estos pidieron que se repensaran los retornos, pues, como está planteada actualmente la obra, obligaría a los habitantes de las unidades cercanas a ir hasta la glorieta de La Aguacatala o bien hasta la unidad Bambú.

Gloria Díez, administradora de una de las unidades aledañas, indicó que el anuncio de la Alcaldía les cayó muy bien a los vecinos, pero que esperan la misma disposición para los rediseños, de forma que su movilización tome menos tiempo.

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co