“La Alcaldía de Medellín no ha querido ver el error en la estratificación”

"La Alcaldía no ha querido ver el error en la estratificación"

“La Alcaldía de Medellín no ha querido ver el error en la estratificación”

Walther Gil asegura que llevará “hasta las últimas consecuencias legales” su lucha para que la Alcaldía de Medellín le asigne al edificio en que vive, ubicado en Coquistadores, el mismo estrato que a sus vecinos.

Luego de trabajar durante 25 años en la Administración municipal de Bello y desempeñarse como contralor auxiliar de Antioquia durante otros 10, Walther Gil considera que cuenta con los argumentos necesarios para oponerse a la reestratificación que viene haciendo la Alcaldía de Medellín en la comuna 11. Él, como habitante de Conquistadores, se ha convertido en una de las caras más visibles del reclamo comunitario contra este cambio. Gente conversó con él sobre sus perspectivas del problema.

Este es edificio que cambió de estrato.

En una comisión accidental realizada el pasado 24 de agosto, la Alcaldía se comprometió a hacer una revisión general de estratos en la comuna 11 en un plazo de 2 meses, ¿qué hará si se ratifica el incremento?
“Nos hemos estado reuniendo las distintas organizaciones cívicas de la comuna y hemos llegado a una conclusión para tener un plan B, dependiendo de la respuesta que nos den estos señores: asumir una postura de declararnos en abstención en las próximas elecciones para el Concejo, dado que en efecto el Concejo ha sido totalmente apático y no hemos encontrado eco en la solución de esta situación. También, si es del caso, declararnos en desobediencia civil y no pagar el impuesto predial. Y estamos a la expectativa de que efectivamente nos den una respuesta positiva para esa fecha”.

¿Cuál fue la sensación de la comunidad después de la comisión?
“Nos quedó un sinsabor muy grande, porque uno entiende que ellos son políticos y lo despachan a uno. En la comisión accidental no apareció sino 1 concejal. Estuvo Nicolás Duque (secretario de Gestión y Control Territorial) por parte de la Administración Municipal, pero del Departamento Administrativo de Planeación mandaron dizque a la facturadora, lo cual es hasta un irrespeto con la comunidad y por eso te digo que nos quedó como ese sinsabor, ese pesimismo”.

Usted puso su caso en conocimiento de la Administración por varios mecanismos, ¿en qué quedaron?
“Lo más lamentable de esto es encontrarse con cierto tipo de funcionarios negligentes. Esa es la palabra: negligentes. Puse un derecho de petición, se vencieron los términos y a raíz de eso tuve que interponer una acción de tutela en vista de que no nos daban respuesta. Curiosamente cuando la interpuse, apareció por obra y gracia del Espíritu Santo la respuesta al derecho de petición en el despacho en que me iban a notificar (la tutela). Yo no quise oponerme a recibir el oficio porque lo que me interesaba era que me dieran respuesta.

Resulta que fue una completa grosería. Yo lo que le pedía al funcionario era que, por favor, me escribiera copia del estudio técnico por medio del cual se había hecho la estratificación económica en el barrio y a la vez me diera copia del acto administrativo que había reglamentado ese estudio técnico, que es lo que ordena la Ley 142 del 94. La respuesta no hizo alusión a absolutamente nada de eso, sino que hizo alusión a una metodología que el Dane desarrolló a partir de las variables que debe arrojar el estudio. Lo curioso fue que yo días después apelé. Según la ley, se debe apelar es ante el jefe del Comité de Estratificación Económica, pero dio la impresión de que este señor lo que hizo fue copiar de la respuesta del derecho de petición y pegarla a la respuesta del recurso de apelación”.

Lea también: Vecinos siguen apelando por cambio de estrato en Laureles

Al no recibir la respuesta que esperaba ¿a quién más acudió?
“Elevé una queja a la Procuraduría y a la Personería contra el secretario Nicolás Duque y contra Juan Manuel Velásquez (subsecretario de Catastro), argumentando que se me había violado el derecho de petición”.

¿Y paralelamente interpuso la tutela en qué términos?
“Solicité que se aplique el derecho a la igualdad, con fundamento en la sentencia T-826 de 2005 de la Corte Constitucional, que mediante el análisis muy exhaustivo de un caso que es muy similar al mío, determinó que efectivamente en el municipio de Ginebra, Valle, hay una violación al principio de igualdad, al especificar que “cuando solo 1 o 2 personas de toda una misma manzana son calificados en un estrato superior al resto, sin tener en cuenta una valoración objetiva, se les estaría violando el principio de igualdad consagrado en la Constitución nacional”.

Lo anterior se constituye en una prueba más de que los funcionarios ante los cuales interpuse el derecho de petición y el recurso de apelación me están violando el principio de moralidad administrativa consagrado en el artículo 209 de la Constitución, ya que no están tomando como iguales a unas personas que tienen condiciones totalmente similares, como las del barrio Conquistadores y Laureles respectivamente. En este orden de ideas, le estamos solicitando al juez que, por favor, en razón a esta sentencia, se aplique el principio de igualdad y nos restablezcan en el derecho el estrato 5 como lo es todo el barrio”.

Si la Alcaldía dice que viene aplicando la metodología del Dane, ¿dónde está el error?
“En efecto, el Dane sacó una nueva metodología para estratificar económicamente. Esa metodología está definida por unas variables que, al mismo decir del doctor Juan Manuel Velásquez, son las vías de acceso, el foco de contaminación, cómo son los andenes, el antejardín, el garaje, la fachada y el material de la puerta principal. En otras palabras, está haciendo énfasis prácticamente en la fachada del edificio. Pero aparte de esta metodología, el municipio tiene que elaborar un estudio técnico, y lo que están haciendo ellos es que con fundamento en esta metodología vienen y miran, asignan un puntaje y lo meten a un sistema.

Están perdiendo de vista que el estudio técnico también tiene que analizar la pobreza, la olla de desviación social, el desarrollo progresivo sin consolidar, el deterioro urbanístico, el desarrollo progresivo consolidado y cómo está el comercio en el sector. Las variables determinadas por el entorno urbanístico y el contexto inmediato no las están teniendo en cuenta”.

Siga leyendo: A 650 familias de Bolivariana les subieron el estrato

Como conclusión de la comisión accidental, el secretario Duque hizo una moción al diálogo y a no llegar hasta las instancias judiciales, ¿usted que le diría sobre eso?
“Yo solamente le digo que ante la imposibilidad de encontrar un diálogo franco, concertado, desde el comienzo de esta situación tuve que verme en la penosa obligación de acudir a la vía judicial, porque esta situación no debió haber trascendido si hubiéramos tenido al frente a funcionarios conciliadores, concertadores, con quiénes dialogar, que no violentaran la norma como nos la están violentando”.

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co