Kratos, el carro electrosolar hecho en Eafit

Kratos, el carro electrosolar hecho en Eafit

Kratos, el carro electrosolar hecho en Eafit

Este automóvil electrosolar, el único de Latinoamérica, competirá en una carrera que se realiza cada 2 años en una antigua pista de Fórmula 1.

Desde hace un año cerca de 50 estudiantes de diversos pregrados de la Universidad Eafit han trabajado incansablemente en la logística, el diseño y la construcción de Kratos, el vehículo electrosolar con que Eafit y Postobón viajarán a Bélgica para competir, del 21 al 23 de septiembre, en el Ilumen European Solar Challenge, la única carrera de resistencia en el mundo para autos solares.

Ahora se están ultimando detalles de carrocería, diseño gráfico en el exterior, sistema eléctrico, batería y ajustes de alineación, suspensión y frenos para que este modelo pueda mostrar todo su potencial con bajo consumo de energía y excelente aerodinámica en la antigua pista de carreras de Fórmula 1 del Circuito Zolder.

Según David Castro, estudiante de último semestre de Ingeniería de Diseño de Producto y capitán del equipo, el vehículo tiene una carrocería y un diseño iguales a los de un carro comercial, “cuenta con una batería de 63 kilogramos de ion de litio (casi el 70 % de la energía que consume es eléctrica) y un panel solar que hace un aporte energético a la batería cuando se está agotando, es como plús”.
La competencia a la que viajarán 22 integrantes del equipo cuenta con 6 eventos. El ganador definitivo es el que más puntos acumule.

“Sabemos que competimos con carros muy eficientes y que tienen un presupuestos de 1 millón de dólares, por eso en la prueba de las 24 horas (que mide el número de vueltas) pensamos solo en alcanzar un buen puesto. Sin embargo, queremos el primer lugar en eventos como la vuelta rápida (una sola vuelta al circuito con el mejor tiempo) y otro que exige realizar 2 curvas de 90 grados, porque tenemos el carro más potente y maniobrable”.

Lea también: ¿Han servido los cambios en el ingreso a la estación Poblado?

Asimismo, Leonardo Santa, director técnico del vehículo, señala que este automóvil, respecto a los otros 19 que estarán en competencia, “es muy robusto en términos de carrocería y estructura, es un poco más pesado que los convencionales solares, pero tiene mayor grado de seguridad, con suspensión y frenos de un carro comercial, además tenemos el máximo de batería que se puede llevar a la carrera y 2 motores de alto torque. Queremos apostarle a la innovación”.

Aprendizaje desde la experiencia
Pero Kratos no es solo un vehículo, también es el nombre de una plataforma de aprendizaje que, según con María Alexandra Montoya Bernal, gerente de este programa, tiene como objetivo “buscar escenarios complementarios donde los estudiantes puedan generar mayor desarrollo de sus competencias y habilidades sociales, como trabajo en equipo y capacidad de toma de decisiones, al enfrentarse a escenarios con frustración y resiliencia. Todo, mientras forman parte de un grupo multidisciplinario de estudiantes”.

Este proyecto, asegura David, empezó en 2016, cuando un grupo de estudiantes decidió afrontar un reto para tener un aprendizaje experiencial; faltaban cerca de 3 meses para el Ilumen European Solar Challenge y ellos decidieron desarrollar un vehículo para competir. Lo llamaron Cambria. Después de esa experiencia fue que nació Kratos.

Hasta ahora los 50 estudiantes, de acuerdo con sus competencias, han asumido desafíos internacionales que involucran temas de innovación como el National Case Competition 2017 (Universidad de los Andes), en el que ocuparon el segundo lugar; la Sabana Blue Hack 2017 (Universidad de La Sabana), que les dio el primer puesto, y el Global Space Balloon Challenge, evento organizado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la Universidad de Stanford y la Universidad de Míchigan.

Le sugerimos: El 15 % de las empresas de Medellín están en El Poblado

Por Dafna Vásquez
dafnav@genete.com.co