El ingenioso invento de un grupo de estudiantes envigadeños

El ingenioso invento que creó un grupo de estudiantes envigadeños

El ingenioso invento de un grupo de estudiantes envigadeños

40 tesos envigadeños son los creadores de una máquina trituradora que se robó los aplausos en el Inventor Colombiano. ¡Orgullo para la ciudad!

Fueron cerca de 200 los participantes de la más reciente edición del Premio Nacional al Inventor Colombiano y en medio de ese gran número un grupo de envigadeños brillaron entre los 12 nominados. Es más, representaron a la única institución educativa finalista y se llevaron el tercer lugar. En Gente aplaudimos a los 40 integrantes de Engineers for the future, estudiantes de la I. E. Comercial de Envigado sede San Rafael y creadores de la Máquina Trituradora de Material Reciclable, capaz de crear un ecoladrillo que resiste hasta 500 toneladas.

En las clases de biología, física y química descubrieron su talento, y no es de extrañarse considerando que su líder y mentor ha sido el ‘profe’ de las 3 materias: Alexánder Echeverri, un apasionado por la ciencia y la innovación y que el año pasado fue finalista del Global Teacher Prize al haber sido considerado como 1 de los mejores 50 docentes del mundo.

De su mano, las 40 mentes frescas y brillantes de estos niños empezaron hace 2 años a buscar una solución a los residuos sólidos de su colegio, una mejor disposición, y empezaron con ladrillos ecológicos de los clásicos: los que se arman con botellas plásticas rellenas con empaques y demás papeles. Pero, después de mucho investigar y de consultar referentes mundiales, entendieron que no es el mejor método y que estos recipientes con el tiempo se convierten en una basura más, imposible de reutilizar. Triturar sería la solución.

Lea también: En la U. de M. inventaron una máquina que hace ladrillos ecológicos

Con madera triplex le dieron vida al primer prototipo de su ingeniosa creación. Ellos mismos cortaron y moldearon las cuchillas de metal que desmenuzarían los desechos y lograron —con una caja a la que ponían a funcionar dando pedal (la de la cadena de bicicleta en la foto)— una producción de cerca de 70 ecoladrillos y ecomaceteros, elaborados con plástico, pitillos, icopor y cemento. Sin embargo, había que mejorar aspectos, sobre todo de seguridad.

Es por eso que el prototipo actual (también en la foto: el artefacto cuadrado y blanco) es cerrado y tiene un recipiente para recolectar el material triturado (este se sacaba del anterior con la mano). Las cuchillas están por dentro y son de acero templado, y en lugar de pedal cuenta con un sistema de engranaje, mucho más efectivo.

De ensayo en ensayo (incluyendo pruebas de temperatura y presión) descubrieron que la mezcla más resistente es la de plástico con cemento gris (de ahí el dato inicial de las 500 toneladas, según resultados de una máquina de compresión). Y por esto, y su convicción de aportar al medio ambiente, no descartan la opción de reforzar su máquina y avanzar en sus investigaciones hasta determinar qué cantidad de material reciclable es la necesaria para que estos ladrillos sean una alternativa en las construcciones y que a futuro se reduzca el uso del cemento. Por ahora, el que está cerca de averiguarlo es el techo del gimnasio del Comercial, para el que los 40 inventores, su profesor y otro envigadeño innovador mezclarán, más que materiales, ingenio, ganas, esfuerzo y creatividad.

Siga leyendo: La paca digestora a la que Silva le dio vida

Por Luisa Fernanda Angel
luisaan@gente.com.co