Idea para acabar con los tacos en Conquistadores

Idea para acabar con los tacos en Conquistadores

Idea para acabar con los tacos en Conquistadores

La propuesta de un habitante de Conquistadores, de cambiar el sentido de las vías cercanas a La Picacha, fue acogida por la Alcaldía, pero la solución aún no se aplica.

Experiencia. Eso demuestra la mirada franca, la actitud propositiva y el cabello plateado de León Correa, un pensionado de 83 años que considera que su sentido de pertenencia por Conquistadores, el barrio en que habita, le exige aportar a la solución de un problema que poco a poco se ha vuelto crítico en el sector: el tráfico vehicular.

Fue en febrero de este año cuando a León se le ocurrió que la solución a la congestión que cotidianamente se presenta en la carrera 63C en el cruce con la calle 42C, que además, ante la construcción de Parques del Río se convirtió en la única salida del barrio hacia el oriente, era sencilla y de bajo costo: dejar como vía de un solo sentido la carrera 63C desde la calle 40.

León, quien estudió Ciencias Administrativas en la Universidad de Medellín, pero dejó las aulas cuando a los 22 años decidió casarse, reconoce que su propuesta no parte más que de la experiencia: “A veces con la palabra experiencia se especula mucho. Un profesor que dé, por ejemplo, matemáticas en bachillerato y diga que tiene 20 años de experiencia en dictar clases para mí está diciendo una mentira muy grande. Él lo que tiene es el primer año de experiencia y los otros son 20 años de repetición”, comenta con la seguridad de alguien que desde 1956 se vinculó laboralmente a una firma estadounidense que llegó al país para asesorar grandes empresas en temas administrativos y que desde entonces nunca paró de trabajar hasta el momento de disfrutar de su jubilación.

En su caso, la iniciativa para encontrar una solución a las congestiones en el barrio despertó hace 7 meses. “A veces uno tiene urgencias, una cita médica, por ejemplo, como me tocó a mí. Cuando eso no habían hecho los estudios para mejorar el tiempo del semáforo (ubicado en ese cruce) y me demoré 12 minutos para salir, más los trancones normales para ir donde el cirujano vascular. Era la cita a las 4:00 p.m. y llegué a las 4:07 p.m., y ya no me quiso atender. Eso me llevó a pensar cómo agilizar esa movilidad”.

Lea también: Intervención a andenes en Conquistadores seguirá en espera

“Me puse a pensar que la gran mayoría de vías donde hay quebradas o donde hay ríos, cada orilla va en un sentido y por qué aquí tiene que ser en doble sentido“, añadió León refiriéndose a la ribera de la quebrada La Picacha, donde los conductores de vehículos, para evadir la fila del semáforo, circulan en contraflujo, generando riesgo de accidentes.

Y aunque su propuesta era en apariencia muy sencilla, él afirma que hacerse escuchar de la Secretaría de Movilidad no fue tarea fácil: “Yo mandé la primera comunicación a Movilidad el 3 de febrero de este año. Me enviaron una respuesta de un caso que no era el mío y así una serie de comunicaciones, y la misma repetidera hasta que me tocó mandar un derecho de petición el 2 de mayo y enviaron respuesta el 19 de mayo”.

Ese derecho de petición, que fue radicado en el sótano de la Alcaldía de Medellín, contenía un gráfico diseñado por León: “Rudimentariamente, porque yo no soy arquitecto, saqué un planito en el que se ve que por la canalización la propuesta es un solo sentido”.

En el oficio de la Secretaría de Movilidad que dio respuesta al derecho de petición, se lee que “en relación con su solicitud de modificación del sentido vial sobre la carrera 63C, costado de La Picacha, es preciso indicarle que ya se adelantaron los análisis técnicos necesarios para establecer la viabilidad de modificar el uso o funcionalidad de esta vía” y que “actualmente la Secretaría de Movilidad adelanta el proceso de elaboración del acto administrativo correspondiente, que se requiere para modificar los sentidos de circulación vehicular de las vías”.

Sin embargo, el oficio señala que “los cambios de sentidos de circulación vehicular sobre la carrera 63C solo serán posibles una vez se cuente con el contrato de señalización vial, que en este momento se encuentra en etapa precontractual”.

Desde entonces y hasta ahora, León Correa perdió la pista de lo que ocurrió con su propuesta: “De mayo a hoy, silencio absoluto”, aseguró.

Gente consultó con la Administración municipal sobre este caso. La respuesta obtenida por parte de la Secretaría de Movilidad señaló que “en este momento se está en proceso de contratación de señalización” y que la propuesta del vecino de Conquistadores “está priorizada y, una vez se tengan los recursos, se hará el proceso para la ejecución”.

Le sugerimos: si no quitan los parquímetros, en Conquistadores volverán a protestar

Esa dependencia de la Alcaldía también destacó que la mesa de trabajo de movilidad, que ese despacho instaló en conjunto con la Junta de Acción Comunal del barrio, “viene haciendo un acompañamiento para la intervención integral de Conquistadores” y que ahora “se están analizando sentidos viales, circulación de peatones, accesos y salidas del barrio, entre otros temas”.

La mesa en mención empezó a funcionar a finales de agosto, cuando la comunidad del barrio citó al secretario de despacho, Humberto Iglesias, para exponerle sus inquietudes, preocupaciones y necesidades.

Desde entonces, el secretario Iglesias estableció un compromiso con los habitantes de Conquistadores: “Yo personalmente voy a estar acompañándolos a ustedes, aunque no los podré acompañar en todas las mesas, sí me comprometo a mirar con ustedes los avances que vayan teniendo con la secretaría para que tomemos las decisiones en conjunto”.

Entre tanto, León Correa solo espera que las condiciones en el barrio puedan mejorar. “Es por el bien de toda la comunidad. Nosotros somos muy dados a ver el presente y no el futuro, pero usted ve que aquí día a día echan abajo construcciones de hace 40 años y hacen edificios, y cada edificio atrae más carros”, concluyó.

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co