Soul Gospel Medellín, un canto al cielo

Soul Gospel Medellín, un canto al cielo

Soul Gospel Medellín, un canto al cielo

Más de 35 personas integran el único coro góspel de Medellín. Su repertorio incluye clásicos del género y canciones colombianas y contemporáneas.

Muchas historias comienzan en un grupo de amigos. La de Soul Gospel Medellín, también. “El grupo nació de la unión de unos músicos amigos que querían crear una propuesta diferente alrededor del género góspel”, cuenta Lina Agudelo, directora de comunicaciones de la agrupación.

Con 28 voces y una banda de piano, guitarra, bajos y batería, este proyecto nació hace 4 años con la ilusión de ser incluyente, integrando diferentes colores de voces, profesiones y creencias en torno a un género que muchos, contando inicialmente a buena parte de ellos, no conocían.

Aunque el sueño nació de los músicos, se fueron incorporando otros profesionales —abogados, administradores, psicólogos, comunicadores e ingenieros, entre otros— para sumar sus voces.

Un descubrimiento conjunto
¿Por qué escogieron el góspel? Para los integrantes de la agrupación ha sido un descubrimiento continuo el género. De acuerdo con Paula Cardona, directora comercial, abordar un género tan desconocido en el país ha representado “un reto”.

Lea además: Lina enfoca su lente entre la religión y la locura

“Yo creo que en el góspel se encontró una diferencia respecto a los coros líricos y tradicionales que ya existen en la ciudad. En las mismas instituciones educativas se cuenta con coros, pero ninguna cuenta con el góspel como tal”, expresó Lina Agudelo.

Para ella, la formación inicial de los músicos que conforman la agrupación no estaba fundada en el coro lírico, sino en el canto popular, “lo que se acerca un poco más al género”.

“Encontramos que no solo era novedoso y diferente, sino que nos permitía seguir explorando ese campo musical en el que se mueve la gente”, añadió Agudelo.

A esta elección se le suma la experiencia personal de Sandra Moore, directora artística. Ella, que fue parte de un ensamble vocal en el que interpretaban el género, terminó por inclinar la balanza en favor del góspel.

Le sugerimos: No tiene que ir hasta el cielo para tomar un café con Dios

Del sur de EE. UU. a Medellín
Muchas historias nacen de las tragedias. La del góspel, también. El género se remonta a los cantos de los africanos que fueron llevados por los esclavistas a lo que luego se convertiría en Estados Unidos.

Ellos constituían refugio anímico y moral para los negros, así como una vía para la conservación de sus tradiciones culturales y religiosas.

Luego de la evangelización de estas comunidades, los cantos fueron cambiando. Durante el siglo XIX las iglesias cristianas y evangélicas afroamericanas del sur de Estados Unidos empezaron a tomar elementos de estos cantos para incorporarlos a sus ceremonias religiosas mediante los spirituals, una combinación de himnos europeos y elementos musicales africanos conservados por los esclavos negros.

El góspel, cantado originalmente en las iglesias, ha consistido en un coro vestido de uniformes coloridos que acompaña sus canciones con palmadas y taconeos.

No se pierda: Ciudad Celeste le da un aire juvenil a la eucaristía

Su nombre es una clara muestra del vínculo religioso. Algunos aseguran que el término proviene de Godspell, algo así como “palabra de Dios” e incluso “historia de Dios”.

Pero esta relación, todavía fuerte entre música y religión, ha ido difuminándose para permitir que el género tenga acercamientos a otros temas, eso sí, por fuera de las iglesias.

Una versión similar al desarrollo musical del góspel tuvo el coro de Agudelo, Cardona y Moore. En un principio interpretaban exclusivamente los clásicos del género. Spirituals y cantos religiosos para interpretar canciones que se salen del género, pero que son adaptadas de artistas como Michael Jackson, Pharrel Williams e incluso Carlos Vives, Herencia de Timbiquí, entre otros compositores colombianos.

Sus voces, que los acercan al mundo espiritual, también los han llevado a recorrer el mundo.

Han estado en Bogotá, donde abrieron congreso de marketing en el que estuvo Barack Obama; también en San Andrés y Polonia, donde representaron al país en un festival coral, XIII Festival Mundus Cantat, en el que obtuvieron varios reconocimientos.

Siga leyendo: La voz de Carolina hace eco en el cielo

Foto: cortesía.
Por Álex Esteban Martínez Henao
gente@gente.com.co