A puerta cerrada se decidirá futuro de la Tomás Luis de Victoria

¿Qué pasó con la Casa de la Música de Laureles?

A puerta cerrada se decidirá futuro de la Tomás Luis de Victoria

Aunque se conoce que se prepara un proceso contractual para convertir la casa Tomás Luis de Victoria, en el Primer Parque de Laureles, en centro comunitario, la información sobre el futuro aún no es clara.

Pasaron 2 semanas desde que Gente publicó el texto en el que la Secretaría de Cultura de Medellín confirmaba que el proyecto de Casa de la Música de Laureles no había sido priorizado dentro del fondo Medellín Ciudad para la Vida, cuando integrantes de la Junta Administradora Local de la comuna 11 nos contactaron afirmando que la construcción de la infraestructura para la enseñanza musical ya no se haría.

“La información clara es que ahí va a adecuarse el Centro de Integración y Desarrollo Social para la comuna 11“, nos dijeron en esa oportunidad. Incluso mencionaron que la comisión de Salud de Presupuesto Participativo del año pasado no había ejecutado ningún proyecto, para que esos recursos se invirtieran en la adecuación del Centro, e indicaron que para seguirle la pista al caso, podíamos contactarnos con Farith Bedoya, presidente de la Junta, quien había liderado la iniciativa desde un principio.

Y es que si bien es cierto que la Alcaldía de Medellín anunció la construcción de la Casa, esa idea no caló bien en un sector de la comunidad, que consideraba que la edificación poco beneficiaría a los habitantes de Laureles y que traería problemas asociados al ruido. Así surgió la propuesta de convertir la casa Tomás Luis de Victoria en un espacio para uso de los vecinos, tal como lo ha venido contando Gente desde septiembre del 2014.

Lea también: Fotos que cuentan la historia de Laureles

Pero cuando esta semana intentamos contactar a la presidente de la Junta Administradora Local para confirmar la información que los ediles nos habían suministrado, ella evitó dar declaraciones públicas sobre el tema.

Algo similar ocurrió inicialmente con la Alcaldía de Medellín. Pese a que la contratación del Estado debe hacerse de cara al ciudadano y socializando los procesos, desde el Departamento Administrativo de Planeación indicaron que para referirse al caso de la casa Tomás Luis de Victoria “es necesario tener listo el tema contractual para poder brindar una información completa de los cambios” y que no se pronunciarían al respecto hasta dentro de 20 días.

Sin embargo, a los pocos días de esta primera respuesta Gente recibió una comunicación de la Secretaría de Cultura Ciudadana que “revisó las características del predio que fue adquirido por el Municipio de Medellín en 1954, como figura en la escritura de compra, que se constituye en un bien fiscal del Municipio con libre destinación. Por lo tanto, del predio se puede disponer para los proyectos que defina la Alcaldía de Medellín”.

Siga leyendo: Comadrejas se pasean entre Belén y Laureles

¿Con qué objetivo se va a construir el Centro de Integración?, ¿cuánto dinero se va a invertir?, ¿requerirá la demolición de la actual infraestructura?, ¿se va a ocupar una mayor área del parque?, ¿quién ejecutará el contrato?, ¿qué programación se le va a ofrecer a la comunidad allí?, ¿cuándo se va a socializar el proyecto con la comunidad?, ¿se pueden utilizar los recursos de Presupuesto Participativo para este proyecto? y ¿ese dinero que no se ejecutó el año pasado se destinará en su totalidad para la construcción del Centro? Son preguntas que quedan en el aire y que, por ahora, no hay quién responda.

Pero entre los líderes comunitarios de los barrios de la 11, no es ningún secreto que la Administración Municipal convertirá la Tomás Luis de Victoria en un Centro Social. “No nos han socializado el proyecto, pero es a la Junta Administradora Local a la que le entregan información de primera mano y son ellos los que han estado hablando de esa propuesta”, afirmó Joaquín Padilla, presidente de la Junta de Acción Comunal San Joaquín Bolivariana.

La versión del líder concuerda con la información que en un principio manifestaron los ediles: “Es cierto. Al proyecto de hacer la Casa de la Música, como había que demoler gran parte del parque, muchos de nosotros nos opusimos porque el parque es un referente ambiental y urbanístico de importancia, entonces no quisimos que una megaobra se hiciera ahí. Dentro del Presupuesto Participativo asignado a la Mesa de Inclusión Social y Salud, se destinaron $800’000.000, pero fue para una propuesta única: comprar una casa en la comuna 11 para todos los proyectos de Inclusión Social y para todos los programas que necesite la comunidad.

Le sugerimos: La defensa del parque de Carlos E. cumple 10 años

Entonces la Alcaldía planteó coger para eso ese proyecto del Primer Parque de Laureles y no sé si van a tumbar toda la infraestructura de la Tomás Luis de Victoria y volver a hacer una edificación nueva”, señaló Joaquín Padilla al tiempo que indicó que “lo que sí es cierto es que es una casa, no solo para todos los programas de Inclusión, sino para todas las organizaciones sociales que necesiten un espacio para reuniones. Tengo entendido que va a quedar en el primer piso un gran auditorio donde nos podamos reunir y en los otros pisos salones de talleres”.

Sobre el cambio de un proyecto de tipo cultural a otro de inclusión, el presidente del organismo comunitario opinó que “cuando a uno le muestran un proyecto y lo socializan, no le cuentan la letra menuda. Entonces, era un proyecto de Casa de la Música para enseñanza del rock, sabiendo que a ese ritmo es a lo que más le está sacando el cuerpo la comunidad de Laureles. Luego dijeron que el sitio es insonorizado. Pero también dijeron que era para que se beneficiaran estudiantes de las escuelas públicas de Medellín, ni siquiera para acceso a la comunidad del mismo sector”.

Lo que tiene claro Joaquín Padilla es que cuando la información oficial se conozca, los líderes comunitarios la revisarán con lupa: “Vamos a estar pendientes de que no se trate de repotenciar esa casa vieja y desbaratada, si no que se vuelva a hacer. Y lo otro es que no se lleve gran parte del parque”.

Por Sergio Andrés Correa
sergioco@gente.com.co