Ni Supermán se perdió el festival de cometas de Envigado

Ni Supermán se perdió el festival de cometas de Envigado

Ni Supermán se perdió el festival de cometas de Envigado

La fiesta envigadeña de las cometas llegó a su edición número 26 y en ella fueron premiadas 6 categorías. La creatividad le puso color al domingo.

Juan Pablo González reemplazó el sancocho del domingo de su mamá —ese que difícilmente cambia por otro plan— por sándwich con papitas y gaseosa. No fue el mejor negocio, y lo sabe, pero por encima del plato semanal que espera sagradamente desde hace años está su gusto por las cometas. Y ese sí viene con él desde que era un niño.

Vive en Sabaneta y desde allí arrancó con 3 amigos el pasado domingo 12 hacia el parque Los Almendros, en Envigado, el que queda al lado de la pista de patinaje que comparte este nombre (sobre Las Vegas) y en la que también había fiesta cometera.

En ese lugar el Índer de Envigado desarrolló el encuentro número 26 de su conocido Festival de Cometas, el mismo que al final de la tarde reconoció a 12 del total de concursantes que, con familias, amigos y mascotas, llegaron al lugar para adornarlo con pájaros de papel y madera de todos los colores, formas y tamaños.

Uno de ellos fue Sebastián Álvarez, quien se robó las miradas de “casi todos; al menos a nosotros nos dejó con la boca abierta, ¡qué trabajo más teso!“, dijo Juan Pablo, refiriéndose a la cometa con la que Álvarez participó en la categoría artesanal y con la que, por supuesto, salió vencedor.

Una semana le tomó el trabajo, y para lograr no solo la formación del rostro de Débora Arango, sino también del fondo con la bandera y el escudo envigadeños, recortó con bisturí 7500 cuadritos de papel globo de color para luego pegarlos de tal forma que dieran la impresión de una imagen pixelada . Esta técnica, según el cometero, se llama tacoterapia, y su creación le costó entre $ 25.000 y $ 30.000, pues ya contaba con la madera.

Su obra y otras tantas que se ganaron la admiración de asistentes y curiosos fueron registradas por la lente de Gente. Aquí compartimos algunas imágenes.

Por Luisa Fernanda Angel
luisaan@gente.com.co