Conozca la nueva escuela de música de la Ciudadela El Rincón

Conozca la nueva escuela de música de la Ciudadela El Rincón

Conozca la nueva escuela de música de la Ciudadela El Rincón

Niños y jóvenes de la escuela de vientos y percusión de Belén Rincón ya disfrutan una sede hecha a su medida. ¡Conózcala!

Durante uno de los primeros ensayos al aire libre, los jóvenes de la Escuela de Música de Belén Rincón notaron emocionados que los habitantes de edificios vecinos se asomaban para escucharlos. Parecía un concierto y no era para menos, pues desde septiembre del año pasado estos músicos dirigidos por el maestro Óscar Vargas tocan sus instrumentos con la alegría de saber que tienen sede propia.

Su nueva casa está ubicada en el Plan Parcial de la Ciudadela El Rincón, detrás del Euro de la Loma de Los Bernal y fue desarrollada como parte de las obligaciones urbanísticas de 3 empresas inmobiliarias con injerencia en el sector: Muros y Techos, Viviendas y Proyectos y Capital.

En total son 1068 metros cuadrados de área construida, en los que se encuentra, en la segunda planta, una zona de parqueaderos, una bodega, el área de recepción de instrumentos, 3 salones de ensayo individual (con capacidad para 3 o 4 personas) y 2 de ensayo grupal (uno con capacidad para 40 músicos y el otro para 90). En el primer piso hay 3 salones que se dedicarían a labores de luthería (mantenimiento y reparación de instrumentos).

Lea también: Un nuevo aire para las esculturas de Belén

Y aunque están estrenando sede, la escuela no es nueva. De hecho ya suma 21 años de trayectoria y hasta la reciente mudanza estuvo funcionando en la Institución Educativa Alcaldía de Medellín. Enfocada en vientos y percusión, es uno de los 27 espacios que integran la Red de Escuelas de Música de Medellín, liderada por la Secretaría de Cultura de la ciudad.

Algunos de los estudiantes estuvieron pendientes de la obra desde sus inicios —en el segundo semestre de 2015—, con expectativa por ver cómo quedaría. Una de ellas fue Isabella Taborda, estudiante de barítono de 10 años de edad, que explica que no solo se sintió a gusto con los salones, sino también con “la manguita” que hay alrededor y la vista que se observa desde allí. En eso coincide Daniela Sofía Buelvas, otra estudiante de la escuela, que comenta que los cubículos insonorizados han facilitado su concentración. Por su parte, Juan Diego López, estudiante de trompeta, de 19 años, define este como un lugar donde puede “sentir libertad y paz a la hora de estudiar”.

Juan Fernando Giraldo, director de la Red de Escuelas de Música, recuerda que el propósito al que le apunta este programa es a enriquecer las vidas de los niños y jóvenes, para que tengan opciones de encontrar un lugar en el mundo. Esto a partir de un entorno de afecto y comprensión, donde no solo se forman músicos sino que se construyen lazos.

Siga leyendo: Arañas alarmaron a vecinos de la Loma de Los Bernal

De ahí la importancia de la proyección a la comunidad, que es una de las líneas de trabajo para las que el maestro Óscar Vargas ya tiene ideas. En primer lugar planea seguir en contacto con la I. E. Alcaldía de Medellín, para continuar el acompañamiento a la parte formativa, también entrar en contacto con las administraciones de los conjuntos residenciales vecinos e invitarlos a conciertos en la escuela o incluso llevar la música hasta sus unidades.

“Además hay una idea muy loca, y es que tenemos de vecino el parque del Índer, queremos mirar la posibilidad de organizar una sesión de aeróbicos o rumba abierta a la comunidad, para de esa forma ir atrayendo gente”, comenta. Dice el maestro que esta sería una forma de ampliar también la cobertura, porque algunos habitantes del sector se han mostrado interesados en matricular a sus hijos en la escuela.

El proceso de preinscripción se hizo desde noviembre de 2017, en la plataforma digital, y hasta esta semana se estaría definiendo si quedan libres algunos de los cupos disponibles para contactar a quienes estén en lista de espera.

Le sugerimos: Urge arreglo del deprimido de la 16 con la 80

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co