El Poblado se impone en el fútbol femenino

El Poblado se impone en el fútbol femenino

El Poblado se impone en el fútbol femenino

Dos colegios se metieron en las finales de la Copa Nosotras y uno de ellos, The Columbus School, se alzó con su tercer título consecutivo.

Con una victoria ante el Colegio Calasanz, The Columbus School se alzó el sábado 1.° de junio con su quinto título en la Copa Nosotras y el tercero consecutivo en esta competición.

Bajo la dirección del profesor Hernán Arango, el colegio se impuso con remates desde el punto penal en la categoría juvenil, en la que se midió con 15 equipos de igual número de colegios del resto de la ciudad.

¿Pero cómo fue el torneo? El camino al título empezó el 27 de abril, cuando derrotaron por 1 a 0 a Montessori. En la segunda fecha chocaron con Calasanz, con el que se verían nuevamente en la final, y les ganaron en aquella oportunidad con un contundente 6 a 0. Más adelante sellaron su paso a los cuartos de final con una victoria contra San Ignacio.

La victoria contra San Ignacio tuvo un carácter de gesta. El profe Arango cuenta que fue un partido disputado durante 3 días. “El primer día que íbamos a jugar se cambió la programación. Después empezamos a jugar a las 6 p. m. y en el estadio se fue la luz, entonces no pudimos jugar el segundo tiempo”.

Lea además: Equipo de robótica del Columbus se lució en Estados Unidos

Luego de la suspensión por falta de iluminación, debieron parar una vez más; esta vez por el clima: “Casi no jugamos porque empezó un aguacero con tormenta eléctrica”, dijo el profesor de educación física y director técnico.

Una vez concluyeron ese encuentro, se enfrentaron contra Montessori, a las que les ganaron por un 4 a 0. Con este amplio marcador garantizaron su paso a la final en la categoría juvenil, oportunidad en la que obtuvieron su quinta corona en este torneo.

Un deporte en evolución
Desde la llegada del fútbol femenino a la ciudad, hace 22 años, el profesor Arango ha notado una evolución importante entre las futbolistas.

Por aquel entonces las estudiantes se vinculaban a la disciplina una vez llegaban a 11.° o 12.°. Ahora hay niñas que desde muy temprana edad participan juegan y se miden con sus rivales de otros colegios.

Una de ellas es Catalina Vélez, volante de marca en el equipo de Columbus. Ella entrena desde que estaba en 3.° de primaria. El amor por el deporte se lo debe a sus 2 hermanos mayores.

Le sugerimos: La Enseñanza, 120 años de historias

Camila Agudelo, compañera en marca de Vélez, también se inició muy joven en el fútbol. Cuando estaba en 2.°, empezó a jugar como arquera, pero al cabo de 2 años en la posición buscó un lugar en el campo.

Como ellas 2 hay decenas de niñas que han ido incorporándose al fútbol en Medellín. Inclusive se han ido formando rivalidades deportivas con otras instituciones como Montessori y Marymount.

Este último llegó a la final de la Copa Nosotras, pero tuvo que resignarse con el segundo lugar, luego de perder 2 a 3 ante el Concejo de Itagüí.

No se pierda: Así le ponen freno a las drogas en las aulas de El Poblado

Alejandro Vega es el profesor del colegio Marymount. Para él la derrota de sus dirigidas no se debió al mal juego, sino a los errores en definición que les pasaron factura en el marcador.

En igual sentido se expresaron algunas de las integrantes del equipo. Inés Gómez, una de las jugadoras, dijo que al equipo le faltó madurez para sostener el 2-0 con el que se fueron al entretiempo.

Pese a ello, Vega destaca el nivel creciente de sus alumnas así como de los colegios de El Poblado en general, que se han ganado su respeto frente a rivales con más talla y potencia de otras zonas de la ciudad.

Siga leyendo: Neasc, una garantía de calidad para el Montessori

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co