20 kilómetros más de ciclorrutas en Envigado

20 kilómetros más de ciclorrutas en Envigado

Con la nueva Administración llegarían 30 km nuevos de ciclorruta a la ciudad. ¿Y cómo va eso?, ¿sí se le está pedaleando al uso de la bicicleta, pero como medio de transporte y no solo como deportivo y de recreación?

Nos sentamos con uno de los líderes de la Mesa de Movilidad Sostenible: Felipe Villegas, también director de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad. Y nos sentamos justo allí, en su mesa, para conocer de primera mano los avances y, lo mejor, no solo los de los kilómetros mencionados.

De dichos 30 este año quedarían listos cerca de 20 km (el resto, en la medida que corra el actual período), los mismos por los que ya se está adjudicando un contrato y terminando los diseños. Todos se sumarían a los 3,4 km actuales de cicloinfraestructura (concentrados principalmente en Barrio Mesa) y tendrían como meta conformar un circuito para unir las vías arterias del municipio. Las primeras intervenciones las veremos en las paralelas de La Ayurá.

En ese punto, en el monumento de la piedra, ya quedaron listos los primeros metros de ciclorruta. Por eso el trabajo iniciaría allí (y es probable que en agosto), para darles continuidad y que se empiece a ver la cara de un circuito (serían 5 km en las paralelas, más 1,3 km de El Escobero).

Seguiría la avenida Las Vegas, como complemento a las obras por valorización. Con la ampliación del tercer carril la ciclorruta (3,8 km a lado y lado) quedaría a un lado del andén y a desnivel de la avenida. En palabras de Villegas sería un modelo andén-zona verde-cicloinfraestructura-calzada. La ciclorruta correrá según el sentido de cada carril.

Dijo Felipe que el 80 % de la malla vial de Envigado “es para el ‘rey carro’ y ya no debe ser así. Ya no se trata de algo solo deportivo. Por ese lado la ciclovía ya está institucionalizada, al igual que las cicladas nocturnas y las salidas a diferentes destinos municipales. Cuando el ciclista coloniza (y se ve mucho) genera rechazo y hasta violencia. Por eso buscamos convivencia”.

Siendo así, los barrios jugarán un papel clave en la interconexión. Con Mesa arrancaron los primeros kilómetros y es por eso que en el barrio llegarán por estos días los recursos para el carril preferencial de solo bus, por parte del Área Metropolitana (todo el sistema vial debe estar conectado).

Asimismo, en julio se aprobarán dineros para intervenciones masivas y simultáneas (evitando el caos) dentro de las cuales se incluye la demarcación en las vías barriales para un parqueo corto (uno tipo cargue y descargue, pero de personas y mercados).

Esto, con el fin de que en el espacio público convivan parqueo, cicloinfraestructura y vehículos; un carril para cada uno permitiría una buena comunicación entre sectores, dijo. Estas intervenciones traerían consigo un cambio urbanístico relevante.

Está también EnCicla, que ya no llegaría con 10 estaciones, sino más (y próximamente, cuando sea oficial el anuncio, sabremos el número exacto). Las mismas se instalarán a no más de 300 o 400 metros entre ellas, porque “si alguien llega en la bicicleta y no encuentra parqueadero cerca es un lío. Llegar a 300 metros en lugar de 500 es más fácil, por eso la densidad y por eso la expansión empezará en una zona definida”, agregó mencionando que se concentraría entre la estación Envigado del metro y el parque principal, sumando la biblioteca Débora Arango, el colegio Alejandro Vélez y la pista de patinaje, considerados como lugares que generan un número significativo de viajes.

Por otro lado, la calle 37 sur actualmente está en análisis, por solicitud del Concejo. La polémica se basa en lo expuesto por Seguridad Vial: “Allí tenemos una calzada con carriles de 3,5 m. y cuando hay carriles amplios hay más posibilidad de más velocidad, pero resulta que la zona céntrica concentra un importante número de peatones y la actividad comercial no se puede quitar, sino potencializar.

Pretendemos reducir los carriles; no se puede ser ciegos ante el cargue y descargue, la ciudad ha crecido sin soluciones para esto. Entonces, el camión más amplio de este tipo tiene 2,8 m; si se reducen los carriles para este fin y, además, los otros 2 carriles a 3,25 m, quedaría uno de 1,20, apenas para la cicloinfraestructura.

Así que sería: 2 de flujo vehicular, el de parqueo y el de ciclorruta. Esto se puede adelantar no solo en la 37 sur, sino en la 38 sur. Allí, por ejemplo, por la Débora Arango se eliminaría el mal parqueo, porque la biblioteca tiene parqueadero, así como el Jomar, hay otras celdas y habrá parqueadero de EnCicla. De hecho, por ahí ya hay señales de ‘prohibido parquear’, todo como preparativos a la cicloinfraestructura que se viene”.

Para el líder de movilidad sostenible, las vías arterias deberían ser para el ciclista, “no se puede conectar a este de oriente a occidente haciéndolo dar una vuelta por las vías que no son principales, no habría coherencia en la pirámide. De acuerdo con estudios mundiales, una ciclorruta impacta 2 km a la redonda. Así las cosas, casi todo el municipio estaría impactado con las arterias de la cicloinfraestructura, y eso que sin contar con la vía Distribuidora” (que será con el Área, está en diseños y que solo en Envigado tendrá 4,5 km de ciclorruta).

La idea también es que tenga ciclorruta la transversal Intermedia, para conectar con Medellín viniendo por El Escobero. En esta en particular se pasará de 3 a 2 carriles, para cicloinfraestructura a lado y lado y, al igual que las obras entregadas, se eliminarán los giros a la izquierda.

Por Luisa Fernanda Angel G.
luisaan@gente.com.co