Del Bernavento ya no quedan ni los escombros

Del Bernavento ya no quedan ni los escombros

Del Bernavento ya no quedan ni los escombros

En los próximos días será entregado el lote del edificio Bernavento en la Loma de Los Bernal (Medellín), derribado el pasado 15 de junio debido a fallas estructurales.

Hernán Velasco, representante de Demoliciones Atila, empresa encargada del procedimiento, informó que para esta fecha se terminaría el cerramiento del predio para poder finalizar el contrato con la Alcaldía este lunes.

“Hasta el 4 de julio se habían recogido 860 volquetadas de 18 metros“, indicó el ingeniero y explicó que para entonces ya se habían solucionado satisfactoriamente los impactos generados en los edificios vecinos. Se presentaron 40 chapas de adobes averiadas en Bernalejas y Lomas del Viento y unos 36 vidrios afectados, contando celosías y cristales de baños.

Contexto de la noticia: Así fue el derribamiento del Bernavento

Cabe recordar que esta recolección de escombros estaba incluida en el costo del derribamiento, que fue de $ 2467 millones, asumidos por la Alcaldía de Medellín en el marco de la calamidad pública decretada desde el 13 de abril y que, según declaraciones de la secretaria general de Medellín, Verónica de Vivero, serán facturados a los responsables que determinará un juez.

La entrega del lote a las familias de Bernavento estaba programada para el 19 de julio, pero, según Velasco, todo se pudo cumplir a cabalidad antes de tiempo. “Al finalizar se echaron unos viajes de limo y arenilla dentro del hueco donde estaba el edificio, para dar una conformación de terreno y que no quedara como si hubiera sido un terremoto“, explicó.

Le sugerimos: Jorge Aristizábal, el ingeniero calculista de Bernavento y Space

La casa vecina, que pertenecía a los Gómez Bernal y ahora pasa a ser propiedad de la Alcaldía, fue lo último que se demolió, y también se entregaría como lote nivelado.

El ingeniero señaló que los inventarios de fauna ya han mostrado que volvieron las aves y las zarigüeyas a los alrededores de Bernavento, porque los árboles de la vivienda vecina, entre los que se encuentra un individuo de 30 años de antigüedad, se protegieron durante el procedimiento con el direccionamiento de la caída del edificio.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co