El parque La Presidenta necesita mantenimiento

El parque La Presidenta necesita mantenimiento.

El parque La Presidenta necesita mantenimiento

Levantarse temprano para ir a hacer ejercicio en medio de un parque verde, rodeado de árboles frondosos y el sonido de las aguas de una quebrada, terminó de manera accidentada para cerca de una docena de mayores de El Poblado. ¿Los responsables? Las tablas del parque lineal La Presidenta.

Así lo afirma Conchita Vélez de Montoya, presidenta del club de vida Salud y Prevención La Presidenta. Según cuenta la líder barrial, en los últimos años ha podido presenciar incidentes en los que, por cuenta del mal estado de las tablas del parque, cerca de 12 personas han terminado con lesiones de diversa gravedad.

Según explica Ignacio Antonio Ramírez Suárez, fiscal de la Junta de Acción Comunal de Poblado Centro, desde hace 10 años visita con frecuencia el parque. En sus recorridos semanales ha podido atestiguar que la temporada de lluvias deteriora de manera considerable la madera instalada en 4 puentes del parque, balcones hacia la quebrada La Presidenta, así como el entarimado bajo el toldo.

Asegura que con las lluvias la madera se deteriora y, en muchos casos, se pone resbalosa, lo cual puede provocar accidentes.Añade que este parque sirve para que todas las mañanas adultos mayores se encuentren para ejercitarse con la compañía de instructores del Índer.

Teniendo en cuenta la población que visita el parque, considera que la Alcaldía debería cambiar estas tablillas y los adoquines dispuestos en la parte inferior de La Presidenta, para evitar accidentes.

Seguridad
Conchita Vélez de Montoya asegura que con relativa frecuencia encuentra a habitantes en situación de calle en el parque, por lo que ha solicitado la presencia de la Secretaría de Inclusión Social y Familia, para que les resuelva este problema, pero que hasta el momento se ha encontrado con oídos sordos en la Administración municipal.

Del mismo modo indica que ella y sus compañeras del club de vida encuentran con frecuencia droga y armas bajo el entarimado sobre el que hacen actividad física. Inclusive, asegura, han llegado a ver habitantes de calle durmiendo bajo este, lo cual ha acelerado su deterioro.

“Muy costoso”
Beatriz Vargas, quien se define como una de las madrinas del parque, asevera que la instalación de cinta antideslizante, que podría ayudarles a evitar los accidentes con personas heridas, excede las capacidades de los benefactores del parque.

Según sus cálculos, un solo rollo de esta cinta cuesta entre 70.000 u 80.000 pesos, que alcanzaría solo para un par de tablas. Explica que los contratistas del Jardín Botánico, quienes van al parque para reemplazar las tablas que han sido rotas por el deterioro o por el paso de vehículos pesados, le han asegurado que solo pueden sustituir las que se rompen.

Asegura además que les han enviado esta solicitud a distintos despachos de la Alcaldía de Medellín, pero no han recibido respuesta satisfactoria. Incluso le remitieron esta queja al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, y de manera informal los funcionarios que visitaron el parque le expresaron que una intervención de estas proporciones sería muy costosa.

Califica el peligro latente como una “crónica de una muerte anunciada”, toda vez que las autoridades encargadas del parque lineal La Presidenta han sido informadas reiteradamente sobre estos daños.

Recuerda que justo el día en el que les dijo a los funcionarios que esta situación le recordaba una de las obras de García Márquez, una ciudadana ecuatoriana tuvo que ser socorrida por la Policía por lo mismo: una caída provocada por el deterioro de la madera sobre la que caminaba.

Medio ambiente ignora queja
El secretario de Medio Ambiente, Óscar Hoyos Giraldo, dice que “oficialmente no nos ha llegado”. Sostiene que, una vez sea informado sobre esta solicitud, estudiarán su viabilidad técnica y presupuestal para aplicarla. Hoyos recuerda que actualmente la Secretaría de Infraestructura invierte 1700 millones de pesos al año para el mantenimiento de 27 ecoparques de la ciudad.

El secretario puntualiza que espera resolver esta inquietud, ya que el propósito de La Presidenta, así como el de los demás espacios verdes de Medellín, es la “satisfacción del ciudadano”.

Por Álex Esteban Martínez Henao.
alexm@gente.com.co