En La U. de M. crearon patente para construir rápido y barato

En La U. de M. crearon patente para construir más rápido y más barato

En La U. de M. crearon patente para construir rápido y barato

Investigadores de la Universidad de Medellín, en asocio con privados, desarrollaron una patente de construcción que está lista para aplicar a muros de contención y viviendas.

Los años de trabajo en carreteras le dejaron una lección al ingeniero civil John Mario García: muchos deslizamientos de tierra podrían evitarse si existieran todos los muros de contención que se necesitan en nuestras vías, pero la disponibilidad de recursos no es suficiente.

Esa fue una de las razones que impulsaron a este docente de la Universidad de Medellín a pensar una forma de construcción que fuera más barata y que pudiera desarrollarse en menos tiempo.

Por eso, para su trabajo del doctorado en Ingeniería, se unió a una investigación en materiales que ya adelantaba el profesor Ricardo León Bonett en el sector de viviendas y con la que había hallado un nuevo método para construir casas seguras, económicas y sismorresistentes.

Así desarrollaron una nueva aplicación de ese sistema constructivo dirigida a levantar muros de contención de manera eficiente y con ella recibieron una nueva patente por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio.

El método consiste en una base de hormigón donde se insertan barras de acero de alta resistencia. Sobre estas, similiar a lo que se hace en un tejido, se enhebran los bloques de concreto prefabricados hasta completar el muro y arriba se pone una tuerca que se aprieta para tensionarlo hasta que se le pueda poner carga encima.
Investigadores U. de M.

Una de las ventajas del sistema, según explican los investigadores, es que al contar con bloques prefabricados se sabe cuánto resistirá el muro desde antes de construirlo. Además la reducción en los tiempos y costos se evidencia, por ejemplo, en que para implementar este nuevo método no se necesitan las formaletas, que son las láminas que se colocan en la parte externa del muro para evitar que se rebose la mezcla en los métodos tradicionales.

“Logramos ver que en costos estábamos por debajo de los sistemas tradicionales en aproximadamente un 30 %”, comenta el docente Bonett. Además, añade el ingeniero García, sus estudios revelaron que el método patentado es entre un 50 % y 60 % más rápido que los tradicionales. “El método más usado, que es el de varillas y cemento, para un muro de contención convencional, se demora 28 días y el nuestro puede demorarse 13 0 14”, explica el profesor.

La patente fue desarrollada por estos dos investigadores y además contó con el apoyo de un inversionista llamado Antonio Caballero y de la empresa Prefabricados Adoquin-ar, también socia del proyecto inicial de casas, que tiene sede principal en Montería y Amagá. En este último municipio se encuentra uno de los prototipos de muro —el otro se encuentra en Granada— construido por los investigadores después de 4 años de pruebas en laboratorio.

Los muros miden entre 2 y 3 metros de longitud, por 12 metros de ancho, y ya suman 2 años en pie. Sobre la parte superior de la estructura edificada en Amagá se ubicaron estibas y se llenaron con bloques de concreto para aplicar una carga de 4 toneladas por metro cuadrado (en carretera, generalmente la sobrecarga es de 1 tonelada por metro cuadrado) y lograron constatar la seguridad del muro.

En 2015 los docentes recibieron una mención honorífica en el Congreso Norteamericano de Mampostería, que tuvo lugar del 20 al 24 de mayo en Denver, Colorado (Estados Unidos). “Fue muy gratificante porque fue una de nuestras primeras exposiciones y nos dieron ese reconocimiento. Además hay gente de India y Japón que nos ha estado escribiendo por los artículos que hemos publicado sobre el sistema”, comenta John Mario García.

Actualmente los desarrolladores de la idea están construyendo el modelo de negocio para ofrecer el producto tanto al sector privado como al público, en este último consideran que tendrían bastante por aportar al proyecto de vías 4G del Gobierno Nacional.

Por Jessica Serna Sierra.
jessicas@gente.com.co