En la madrugada aprovechan para grafitear a Envigado

En la madrugada aprovechan para grafitear a Envigado

En la madrugada aprovechan para grafitear a Envigado

Grafitis en los muros de parques, iglesias y zonas aledañas a colegios preocupan a los vecinos de Envigado. Espacio Público explica cómo son los controles.

El 1.° de mayo la iglesia de Santa Gertrudis amaneció con un grafiti en la parte alta, que despertó indignación en los vecinos. Pero no es el único que ha aparecido estos meses en los muros de Envigado y ya hay quienes se han manifestado en contra de aquello que consideran actos vandálicos.

Uno de ellos fue Juan David Carvajal, que cuestionó: “¿Hasta cuándo con esta clase de vándalos? No es solo actuar cuando atentan contra la iglesia Santa Gertrudis… estamos invadidos por estos personajes que tienen jodido el patrimonio envigadeño”.

Y no es un asunto desconocido por las autoridades. Pablo Gómez Zea, inspector de Espacio Público del municipio, explicó que en lo corrido del año se han incrementado los casos. “Desde la inspección hemos estado muy pendientes del detrimento que se está generando por parte de grafiteros a las zonas arquitectónicas y patrimoniales, especialmente en el parque de San José, en la iglesia principal y en sectores aledaños a instituciones educativas”, señaló.

Lea también: Así arreglarían el parquecito del Índer de Envigado

Los controles los hace la Policía Nacional, por medio de la Ley 1801 de 2016 o Nuevo Código Nacional de Policía, la cual los habilita para interponer multas a las personas que fijen leyendas, dibujos o grafitis sin el debido permiso (ver recuadro).

Las órdenes de comparendo llegan a la inspección de Espacio Público, donde se impone una medida correctiva para reparar el perjuicio ocasionado y también una multa en dinero (entre marzo y mayo se impusieron 9). Aunque, como admite el inspector, no en todos los casos es posible identificar a los responsables, pues los casos suelen ocurrir en la madrugada, y el horario del personal de Espacio Público termina a las 2:00 a.m. y comienza a las 6:00 a.m.

El de Santa Gertrudis, por ejemplo, lo hicieron entre las 4:00 y 5:00 a.m., pero allí sí se identificaron 2 personas que fueron judicializadas. “La Fiscalía las presentó ante el juez, pero no imputó delito y ordenó la libertad”. Gómez agregó que ya se solicitó el apoyo del comandante de la estación de Policía, para reforzar las horas en que los funcionarios no están presentes.

Le sugerimos: Indignación en Envigado por grafiti en la iglesia principal

También han ocurrido casos en los que, según el inspector, las personas que afectan estos espacios no tienen los recursos para repararlos o los daños son irreversibles. “En el parque de San José se han hecho unos grafitis con pinturas tan fuertes, que ellos no tienen los instrumentos para remediarlo, entonces nos toca como Administración sacar recursos para restaurar“, asegura y añade que esta centralidad debe intervenirse casi semanalmente.

“Uno entiende que a veces estos muchachos tienen talento y es un arte, pero, primero, no es el sitio y, segundo, tampoco cumplen con parámetros artísticos, sino que son rayones simplemente”, asevera Gómez.

En eso coincide Juan Esteban Naranjo, integrante del colectivo artístico Deúniti, que se dedica a trabajar la técnica del grafiti combinada con el stencil, vinilos, telas y papel. Él opina que por el uso de pintura y el hecho de que sea gente joven estos “rayones o firmas” se asocian con el arte, pero no cree que esa sea la pretensión.

Vea también: La lideresa Mónica Castro sigue desaparecida

Para él más bien se trata más de una manera de marcar territorio, de decir “por aquí estuve” o “yo soy capaz de hacer esto” Con lo que el diseñador gráfico y urbanista no está de acuerdo “porque están invadiendo un espacio que no les pertenece, es muy agresivo ir a pintarle la casa a otra persona”.

Lo que supone Juan Esteban es que detrás de esto hay gente buscando visibilidad: “No sé si están reclamando espacios para hacer estas cosas, o si lo que quieren es seguir haciéndolo de esta manera, pero no es exclusivo de Envigado, se ve en todo el mundo y no creo que deje de existir porque la Policía los persiga. Antes con mayor razón se van a sentir retados”. Por eso para él la sanción adecuada no es la cárcel, sino que estas personas, además de reparar el daño, presten un servicio social.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co