En Envigado hay una panadería para mascotas

En Envigado hay una panadería para mascotas

En Envigado hay una panadería para mascotas

Luisa y Germán crearon un emprendimiento en el que la panadería para perros y gatos es la sensación. Conozca de qué se trata.

Cuando Luisa prende el horno todos los vecinos la empiezan a llamar: “Qué rico que ya está haciendo cositas, no se le olvide pasarme”. Y es que entre los habitantes del barrio Las Margaritas, en Envigado, sus muffins son los más populares. Eso sí, a nadie se le puede olvidar que ella es repostera, pero de mascotas.

La tienda de Luisa Peláez y Germán Garcés es el palacio de la panadería gatuna y perruna: frutas deshidratadas, rollos de canela y maní, choux, barritas de zanahoria, macarons, donas de arándanos, blondie de algarrobo, suflés de coco, ponqués y tortas de cumpleaños son algunos de los productos recién hechos que se exhiben en la vitrina. Sus clientes siempre se babean ante semejante banquete, mientras que los mas ansiosos comienzan a ladrar o maullar.

Pero cuando empezó este sueño no tenían tanta variedad. Hace 4 años Luisa, que es médica veterinaria zootecnista del Ces, tenía una centro médico en el que regalaba galletas a sus visitantes. Lucas, el pastor alemán de Germán, iba todos los días para reclamar la suya.

Lea también: Tómese una pola con su perro

Sin embargo, este vecino, que hoy en día es su pareja, supo de sus habilidades culinarias y la animó para que ella misma hiciera las galletas, ya que apunta de regalos se iba a quebrar. “Yo le conté que había costeado algunos gastos de mi universidad vendiendo alfajores y que además lo disfrutaba mucho. Él pensó que la combinación de esas 2 pasiones era genial”.

A Luisa le sonó la idea y se informó sobre el tema hasta que un día a las 10:30 de la noche llegó adonde su mamá para que hicieran unas galletas de manzana y arándanos. Los 3 perros de la casa no paraban de ladrar, fue como si el olor de los ingredientes les hubiera avisado que eran para ellos.

Sus peludos y sus clientes quedaron felices. Así que luego de varias investigaciones, exámenes y pruebas se atrevió a desarrollar nuevas recetas de panadería con alimentos biológicamente apropiados para mascotas, sin conservantes artificiales ni aditivos. Germán, que es productor de cine y amante de los animales, creyó en su apuesta y juntos le dieron vida a Trucco.

“Lo interesante es que muchos veterinarios nos mandan clientes porque saben que Luisa se acomoda a lo que el perro o el gato necesite, combina la parte médica con la repostería para hacer productos que todos los animales puedan comer”.

Le sugerimos: Los perros también pueden ser buenos vecinos

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co