El talud que preocupa a los vecinos de El Rodeo

El talud que preocupa a los vecinos de El Rodeo

El talud que preocupa a los vecinos de El Rodeo

Una zona verde colindante entre el club campestre y la urbanización Los Cabos ha presentado deslizamientos en los últimos 2 años.

Hace unos días, en el conjunto residencial Los Cabos, tuvo lugar una reunión para informar a los copropietarios sobre un deslizamiento en el talud colindante con el Club Campestre El Rodeo.

Uno de los vecinos manifestó su preocupación a Gente, pues, aunque les aseguraron que la estructura de las torres no corría riesgo, el talud está ubicado a unos 20 de metros de ellas y “es amedrentador visto desde El Rodeo”. No es la primera vez que se presenta un movimiento de tierra en el lugar y es claro que requiere una intervención, lo que aún está pendiente es el cuándo y el quién.

Lea también:

De acuerdo con Mayra Peña, administradora de la urbanización, el primer deslizamiento se presentó en abril del año pasado. En ese momento la copropiedad pidió un concepto técnico y reportó la situación a la constructora Bienes y Bienes, que todavía está en periodo de garantía, para que hiciera un estudio de suelos.

“Los resultados los resumieron en la respuesta a un derecho de petición que hicimos, en el que dice que el deslizamiento fue por las altas lluvias de abril y mayo de 2017”, dijo la administradora, pero no conocieron mayor detalle. De ahí en adelante no volvieron a suceder movimientos de tierra, hasta la temporada invernal de este año.

Según Carolina Sánchez, coordinadora de Eficiencia de El Rodeo, la propiedad del club va solo hasta un metro por encima del talud, lo que quiere decir “que la fuerza que se ejerce sobre él es de la urbanización”. En una carta en la que el ingeniero civil Hernando Gutiérrez, socio del club, y el ingeniero Felipe Gutiérrez dan parte de la situación, se explica que la alta pendiente del talud, los materiales que constituyen el terreno y el drenaje de aguas de escorrentía (lluvias) son los principales factores que influyen en la estabilidad del terreno.

Ese documento, basado en el concepto técnico contratado por los copropietarios en mayo de 2017, indicó que dentro del talud hay una saturación de agua generada por la escorrentía que se recoge en la parte superior y que se infiltra en el suelo cambiando sus condiciones.

El ingeniero Hernando Gutiérrez afirmó que conoce el terreno desde hace 63 años, y hasta el 2017 nunca había presentado problemas. Las recomendaciones que él y su colega expresaron en el texto dirigido al gerente del club, Luis Guillermo Marín, sugirieron atender “en la mayor brevedad posible las causas”. Propusieron recolectar las aguas en la parte superior del talud y llevar las descargas a puntos donde no saturen el suelo. “Después de eso habría que hacer un revestimiento de los taludes, con vegetación o con malla y mezcla de cemento, para evitar otros deslizamientos”.

Por su parte, la coordinadora de Eficiencia de El Rodeo, explicó que desde el primer caso el club reportó el problema al Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo y Desastres (Dagrd) y también a la urbanización, pero en este momento se declara “maniatado”, a la espera de un estudio geológico que detalle el estado del terreno. “Queremos ayudarlos, por eso hemos hecho reuniones con ellos, pero no tenemos el músculo financiero para invertir en el estudio de suelos y además no nos corresponde”, señaló Carolina Sánchez.

Asimismo detalló que el club, como parte del mantenimiento del campo, tiene en sus alrededores unos filtros por donde “se drena la parte inferior de los taludes”, un procedimiento que se ha hecho desde antes de que la unidad existiera.

Por lo pronto, el hoyo 13, que está el área de influencia del talud, permanece cerrado, al igual que el campo de tiro, donde se identificó otro deslizamiento colindante con la unidad La Mota Campestre.

La administradora de Los Cabos no quiso entrar en detalle de la problemática, hasta que se cumpla la asamblea extraordinaria programada para mediados de junio, en la que los copropietarios definirán qué acciones emprender. Entre tanto, Ana Carolina Rodríguez, encargada de posventa en la constructora Bienes y Bienes, confirmó que ya cuentan con el estudio de suelos y agregó que el miércoles 30 de mayo visitaría el lugar un geotecnista y personal técnico para revisar nuevamente la situación.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co