El hueco que colapsó la loma de El Tesoro

El hueco que colapsó la loma de El Tesoro

El hueco que colapsó la loma de El Tesoro

La rotura del suelo para la instalación de las redes de un edificio causó problemas en la movilidad. Aún no hay una solución definitiva.

La instalación de las redes de acueducto y alcantarillado del Edificio Oslo causó un embrollo en la loma de El Tesoro, a la altura de la calle 6, que terminó con la suspensión del permiso para rotura del suelo que había otorgado la Alcaldía y un reparcheo provisional con el que la comunidad no está conforme.

Paula Andrea Palacio, secretaria de Infraestructura, explicó que “la constructora incumplió con las especificaciones que debía tener para los trabajos en cuanto a señalización y a estados de la vía”. Además, señaló la funcionaria, el paso restringido por la vía generó congestión y accidentalidad en el sitio.

Por ese motivo, el sábado 12 de agosto las secretarías de Infraestructura, Movilidad y la de Gestión y Control Territorial revocaron el permiso que le habían concedido a la firma Inversiones H de R, de la constructora Conacol, e hicieron una pavimentación “provisional” para habilitar el paso. El dinero para el arreglo, según Palacio, saldría de la póliza de estabilidad firmada con el Municipio.


Por su parte, Fernando Hurtado, representante legal de la constructora, refutó que más que por incumplimiento la actuación de la Alcaldía se debió al colapso vial de ese sábado. Inicialmente el permiso tenía vigencia hasta el 23 de agosto, pero, de acuerdo con Hurtado, la conexión a las redes ya estaba lista para cuando la Alcaldía intervino.

Nos demoramos porque se encontró una conectividad de acueducto de la urbanización del frente de la que no teníamos información entonces había que pedir un permiso adicional para moverla”, precisó el representante de Conacol y añadió que para la legalización de las redes solo está pendiente el acta de recibo de EPM y la autorización para instalar los medidores.

Lea también: Examen para el puente de Superior con El Tesoro

No obstante, la Alcaldía informó que en su revisión no encontró que el edificio estuviera conectado aún a la red, por eso le indicó a la constructora que debía solicitar otro permiso para abrir nuevamente el suelo y reparar la vía, esta vez con más restricciones: “Solo podrá hacerlo en horario nocturno, fines de semana y con especificaciones distintas a las que trabajaba previamente”, expresó la secretaria de Infraestructura.

Como la capa provisional de asfalto ya cedió, el pasado miércoles 23 de agosto la Secretaría de Infraestructura intervino nuevamente con la pavimentación de la zanja. Pese a que la constructora afirma que en un par de meses podría estar completamente lista la obra, la subsecretaría de Control Urbanístico anunció que el Edificio Oslo no cumplió con lo aprobado en la última licencia de construcción y por eso adelanta informes técnicos que podrían acarrear sanción.

Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co