El edificio Mónaco será demolido en febrero de 2019

Más de 80 sueños para transformar el Mónaco

El edificio Mónaco será demolido en febrero de 2019

Este 31 de octubre se abrió el concurso público internacional para escoger los diseños arquitectónicos de lo que se construirá en el lote del edificio Mónaco, que según confirmó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, será demolido en la tercera semana de febrero de 2019. El 13 de diciembre se conocerá la propuesta ganadora.


El mandatario además anunció que dos meses después del procedimiento, una vez se haya limpiado el lote de escombros, comenzará la “construcción de un nuevo espacio para la ciudad, referente de las víctimas, de esos años difíciles que vivimos”.

Un 79 % de los habitantes de Medellín está de acuerdo con la demolición del edificio y la construcción de un espacio público para la memoria en su lugar.

Así lo reveló la Empresa de Desarrollo Urbano en una reunión que llevó a cabo el martes 23 de octubre con los vecinos de esta edificación en el salón social de la parroquia de Santa María de los Ángeles.

En el encuentro la entidad dio a conocer los resultados de talleres de imaginarios sobre el futuro del Mónaco que se realizaron en los últimos meses y en los que participaron más de 800 personas, entre residentes, universitarios, extranjeros y operadores turísticos de la ciudad.

De esos participantes, 327 expresaron su opinión en la consulta ciudadana digital, 301 lo hicieron en los talleres de imaginarios y 400 más dejaron saber sus ideas en los puntos de información que la Administración municipal tiene en distintos puntos de Medellín.

Lea también: Vecina propone trasladar la Red de Música y Danza al Mónaco

¿Y qué opinan los vecinos?
En el primer taller de imaginarios, realizado en esa misma parroquia hace poco más de 2 meses, un 20,5 % de los consultados consideró que se debería construir un espacio público o parque.

Esa misma noche, más de un 15,5 % dijo que se debería construir un lugar de memoria para las víctimas y en tercer lugar se ubicó la posibilidad de espacio con naturaleza, jardín o zonas verdes, con el 10,9 %, seguido de un centro cultural o teatro al aire libre, que tuvo un 9 % de los respaldos.

Tal y como lo destacó la Edu durante el encuentro del 23 de octubre, estas cifras estuvieron en sintonía con las recolectadas entre los operadores turísticos, que en un 18 % pidió un lugar para la memoria y más del 12 % se manifestó a favor de la construcción de un parque.

Sumados los resultados de los vecinos y operadores turísticos con los de toda la ciudad se pudo apreciar que un 40 % de los medellinenses quiere un espacio público o parque, un 25 % desea un lugar en el que se haga una reconstrucción de la historia a través del arte y la cultura, y un 9 % propone uno que haga énfasis en la conservación y el medio ambiente.

Siga leyendo: Las heridas abiertas que dejó Escobar en El Poblado

Ideas van y vienen
En la reunión, en la que se conformó el comité ciudadano de participación, también discutieron sobre los resultados de la encuesta.

El primero en tomar la palabra fue Giovanni Di Doménico Richter, quien sostuvo que la demolición del edificio no resolverá el problema de turismo que se presenta en el barrio y que molesta a los vecinos. A su juicio, la construcción de un parque no hará más que exacerbarlo.

Agregó que la demolición del edificio (estimada, junto con estudios y gestión social, en 4500 millones de pesos) será una pérdida de dinero público, así como ocurrió con las implosiones del Space y Bernavento, en Belén, las cuales fueron pagadas del bolsillo del Municipio y cuyos recursos no han sido recuperados.

Gustavo López, presidente de la Jac Poblado Centro, no entiende por qué no han hecho con el Mónaco como ya hicieron con el Dallas, otro edificio manchado por un pasado oscuro, pero que fue convertido en hotel.

Por su parte, Rocío de Villa dijo que queda claro que el dolor ocasionado por Escobar sigue vivo y propuso, como un medio para superarlo, un parque con flores y árboles que le den un respiro al cemento de Medellín.

Siga leyendo: Así sería una implosión en el edificio Mónaco

Para algunos vecinos la construcción de un lugar que rinda homenaje a las víctimas de la guerra con el narcotráfico no evitará que sigan llegando turistas. En este sentido se expresaron el presidente de la Jac Poblado Sur, José Fernando Granada, y el integrante de la Mesa Ambiental de El Poblado, José Fernando Álvarez.

Este abundó y dijo que el sector de La Catedral en Envigado, donde no hay ninguna construcción, también se ha convertido en un atractivo para los empresarios del turismo, por lo que transformar al Mónaco no resolverá el problema de fondo.

Claudia Murillo, quien vive en un edificio aledaño, pidió que la demolición se acelere porque el Mónaco, aseguró, incuba plagas que afectan a las unidades vecinas.

María Isabel Vásquez, vecina, expresó su temor porque una implosión dañe edificaciones cercanas y se preguntó por qué la Alcaldía no consideró poner el edificio en subasta para que un privado lo rehabilitara. Con esto, señaló, la Alcaldía podría recaudar fondos ahora que se prevé un déficit de recursos por la contingencia en Hidroituango.

La seguridad en el futuro parque es una de las inquietudes más frecuentes de los vecinos. Inclusive Juan Gonzalo Tamayo se preguntó por las posibles amenazas para el edificio Toscano, contiguo al Mónaco.

La reunión concluyó con la conformación del comité ciudadano de participación, mediante el cual se canalizará el diálogo entre la Alcaldía y la comunidad.
Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co