Los carros de Alirio son viejitos, pero bien elegantes

Los carros de Alirio son viejitos, pero bien elegantes

Los carros de Alirio son viejitos, pero bien elegantes

El 4 y el 5 de agosto se realizará el Concours D’Elegance Colombia, en el que estarán los autos americanos más lujosos de los años 50. Este vecino participará con 5.

Alirio Tavera nació en 1959. En la época y el año equivocados. Sin embargo, él se empeñó en recrear tiempos pasados. Cada domingo saca a rodar un carro distinto, de los 16 que tiene. En la calle toda la gente lo para, le pide una foto… Y cómo no, si sus colores y formas son espectaculares, de esas que solo tienen los autos de antaño.

Vea también: El recorrido del Desfile de Autos Clásicos y Antiguos 2018

El primer carro antiguo que Alirio tuvo fue una carroza fúnebre Cadillac modelo 54. Ramón Bernal, de la tradicional Funeraria Moderna, fue quien se lo cedió. Desde entonces, sin explicación alguna, se le pegó esa fiebre por los vehículos más viejitos. La enfermedad se agudizó cuando llegó el segundo. Ya no había remedio.

Cada pieza de su colección es un tesoro, pero indudablemente hay un carro favorito. El Studebaker, modelo Dictator número 124, de una serie de 240 unidades que se construyeron en 1930 en Nueva York, es su adoración. Hasta ahora, según él, es el único de esta marca y este año registrado en el mundo, no existe otro igual. “Además, va muy bien con mi profesión, yo soy el director de la Funeraria La Esperanza”.

El carro llegó al país a través del puerto de Santa Marta por solicitud de Jorge Ceballos para prestar servicios fúnebres. Cincuenta años después de su llegada, en la década de los 80, el automotor pasó a manos de Antonio Mesa y Germán Gutiérrez, quienes se encargaron de restaurarlo. En el 88, por fin, se lo vendieron a Alirio.

El vehículo negro, que debajo de su carrocería alberga un motor de 5700 centímetros cúbicos y conserva todas sus piezas originales, fue prestado en el 2006 para la grabación de la película El amor en los tiempos del cólera.

Además, ganó 2 premios en el Concours D’Elegance Colombia, que reúne los autos más importantes y prestigiosos del país, por lo que fue declarado fuera de concurso.

Sin embargo, eso no es impedimento; 5 de los 60 autos americanos más lujosos de la década del 50 que estarán exhibidos en la próxima edición de este concurso (que se llevará a cabo el 4 y el 5 de agosto en el Museo el Castillo) son de Alirio.

Su Chevrolet Bel Air 1959, su Chevrolet Bel Air 1954 Sedam, su Thunderbird convertible 1957, su Buick Roadmaster 1955 y su Ford Mercury Monterey 1957 serán seguramente los más admirados del Concours D’Elegance Colombia 2018, que servirá de antesala al Desfile de Autos Clásicos y Antiguos, en el que este vecino participará el 11 de agosto con 7 de sus más hermosas joyas sobre ruedas.

En los eventos también estará Matías, su nieto y heredero. El único de la familia que siente una pasión por los carros igual de inmensa a la de Alirio. Tiene 3 años y se sabe de memoria la marca de cada vehículo, le basta con ver los logos para con plena seguridad e inocencia lanzar la respuesta correcta. Cuando entra al parqueadero y ve los autos filados empieza a nombrarlos y a pedir que lo monten a alguno. Se pone feliz, deja de llorar. Por ahora solo le queda jugar con la otra colección de carros, pero tamaño miniatura, que su abuelo tiene en la oficina, ya le urge aprender a manejar.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co