Denuncian hecho de discriminación en restaurante de El Poblado

Denuncian hecho de discriminación en restaurante de El Poblado

Denuncian hecho de discriminación en restaurante de El Poblado

C0mo un momento “lamentable y repugnante” calificó Valeria Lotero lo que le tocó vivir en un restaurante del barrio Manila, de Medellín.

Mientras se encontraba almorzando con un compañero de su oficina en el restaurante Taquino, ubicado cerca a su trabajo, llegó don José, un adulto mayor, “muy bien presentado y acompañado de su guitarra”. Ellos, según relata Lotero en una publicación en Facebook, invitaron al señor a almorzar en el sitio, pero se llevaron una sorpresa cuando los encargados del lugar se negaron a servirle comida a su invitado.

“Inmediatamente llegó la mesera y le dijo que ahí no se podía sentar que si le íbamos a pagar el pedido, él debería llevarse el almuerzo y comer afuera. Pensábamos que era un mal proceder de ella y le pedimos llamar al administrador; llegó una señora (no sé si dueña) a rectificar lo anterior y comunicarnos que era una orden; don José no era apto para comer en su restaurante, que por cierto estaba vacío” escribió Lotero.

Lea también: Con “cocatón” protestarán en apoyo a don José

De acuerdo con la denunciante, a los trabajadores del establecimiento no les “dio una pizca de pena discriminando al señor en su cara”. “¿Qué daño le hace al mundo que se siente a almorzar?, ¿qué diferencia tiene él con el resto de comensales?”, preguntó.

En su post, Lotero escribió: “No me quiero quedar callada, me dolió muchísimo (…). Si seguimos así esto nunca va a cambiar, si seguimos tolerando y justificando la discriminación, si seguimos dándole más valor a ciertos clientes y personas por su poder adquisitivo no valemos nada como seres humanos”. 

Siga leyendo:  ¿Hay un incremento en los robos con burundanga? 

Para Lotero, “lo único gratificante de este momento tan lamentable fue ver cómo muchos clientes no fueron indiferentes, apoyaron a don José, pidieron sus cuentas y se retiraron de ese sitio”.

En menos de 24 horas la publicación, el video de estos hechos en Facebook llegó a más de 12 mil de reproducciones, 27.000 veces compartidos y más de 8000 comentarios.

Respondiendo a la indignación ciudadana, el capitán Carlos Andrés Galvis, comandante de la estación de Policía de El Poblado, visitó el restaurante pero lo encontró cerrado. Por lo que envió un solicitud a la inspectora de policía para que inicie un proceso porque se “presentó un posible comportamiento contrario a la convivencia”.


Por Redacción Gente
gente@gente.com.co