Decreto de incautación, ¿solución al microtráfico?

Decreto de incautación, ¿solución al microtráfico

Decreto de incautación, ¿solución al microtráfico?

El Gobierno pretende reducir el consumo y el narcotráfico con un nuevo decreto. La Jal de El Poblado (Medellín) lo ve necesario, mientras que ya hay quienes cuestionan y critican.

Una encendida polémica despertó la iniciativa del Gobierno nacional de habilitar a la Policía para decomisar cualquier tipo de droga, así no supere la dosis mínima.

El borrador de decreto dado a conocer hace menos de una semana otorga a los uniformados la facultad para decomisar la droga y, en caso de que esta supere la dosis mínima (20 gramos de marihuana, 5 de hachís y 1 de cocaína), dar inicio a un proceso judicial. Tal como lo explicó en distintas cadenas radiales la ministra de Justicia, Gloria Borrero, el decreto pretende reducir el consumo y atacar el microtráfico.

“Hay más consumo”: Jal
Para la Junta Administradora Local, los parques de la comuna 14 muestran un incremento en el consumo de drogas. Así lo expresó la vicepresidenta de esta corporación, la edil Claudia Ramírez. “En El Poblado cada vez vemos más consumo de drogas en los pequeños parques y en la vía pública. También hay mucho microtráfico en Poblado Centro”, dijo Ramírez.

Para la edil la situación más crítica de este fenómeno está en Manila y los parques Lleras y del Poblado. Esto se debe, a su juicio, por el fallo del 2016 que “cambió de las dosis mínimas a las dosis de abastecimiento”. “Esto hizo que la Policía no pudiera regular este problema, facilitando el microtráfico e incrementando el consumo en toda parte”, agregó.

Otro de los focos identificados por la edil está en Ciudad del Río, donde, aseguró, la problemática es “inmanejable”. Agregó que lo que han podido establecer, de la mano de las autoridades, es que los consumidores que se asientan en el espacio público no son solo del barrio, sino que conforman la población flotante que llega cada día a El Poblado.

Lea también: Consumen drogas en zona verde del Parque Biblioteca Belén

Aparte de los paisas, los que estarían consumiendo en las calles y parques también son los turistas. “Aquí no es un secreto que tenemos muchos extranjeros que vienen a hacer un mal turismo, enfocado a la drogadicción y la prostitución”, expresó y sostuvo que estos viajeros “nos están golpeando muy duro”.

“Han encontrado turistas con sobredosis en la calle, en parte, por esa facilidad para abastecerse en cualquier esquina y en cualquier calle”, advirtió.

Las cifras
¿Hay más drogas en las calles? Un indicador podría ser la incautación de estupefacientes en lo que va del año. Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia de la Alcaldía de Medellín, entre el 1.° de enero y el 31 de agosto de este año fueron decomisados 10.007 gramos de base de coca, 6583 de coca, 2063 de bazuco y 188.286 de marihuana.

Sumados entre gramos, unidades y litros de las distintas drogas, en El Poblado confiscaron un 39,3 % menos que en el mismo periodo del 2017.

Para Pascual Gaviria, periodista y opositor al decreto, esta medida del Gobierno nacional “es un gran retroceso (…), es que es simplemente una manera de darles gusto a sus electores con una pequeña pantomima para decirle a la gente ‘estamos haciendo lo que toca’, pero hasta el Gobierno sabe que ahí no hay posibilidades de mejorar”.

Le sugerimos: Denuncian consumo de drogas en el parque de La Castellana

Contrario a lo que han dicho los funcionarios del Estado, Gaviria considera que no hay un incremento considerable en el consumo de drogas y que las autoridades pueden darles golpes certeros al microtráfico con investigación e inteligencia.

El Código de Policía prohíbe el consumo de sustancias ilícitas en el espacio público, eso es suficiente para la protección de los menores”, concluyó.

De acuerdo con un estudio elaborado por los ministerios de Salud, Justicia y Educación, hubo un incremento en la prevalencia del uso de marihuana en el último mes entre los estudiantes de colegio, pasando del 3,73 en 2011 al 4,42 % en 2016.

Este incremento también se registró en la cocaína (pasó del 1,3 al 1,59 %), el bazuco (0,22 al 0,6 %), los inhalables (0,89 al 1,25 %) y el éxtasis (0,41 al 0,74 %).

De acuerdo con el estudio, el uso de cualquier sustancia alguna vez en la vida se ha mantenido relativamente estable con cifras alrededor de un 12 %, aunque registró un aumento “básicamente por el incremento en las mujeres desde un 9,7 % en el 2011 a un 13,6 % en el 2016”.

Siga leyendo: Habitantes de calle en Medellín, entre la inseguridad y el estigma

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co