Usted podría tener la cura para sus dolores articulares

Usted podría tener la cura para sus dolores articulares

Usted podría tener la cura para sus dolores articulares

Un médico de El Poblado (Medellín) está innovando con un tratamiento con células madre para las lesiones que no se pueden tratar con cirugía. Conozca de qué se trata.

La solución a sus constantes dolores en el hombro, el tobillo o las rodillas podría estar literalmente en su abdomen. O, mejor, en las células madre que allí se encuentran.

De acuerdo con nuestro vecino, el médico especialista en actividad física y deportes Alejandro Ramírez Restrepo, gracias a un novedoso tratamiento con estas células, los pacientes con lesiones articulares pueden recuperarse.

Así ocurrió con Martha Gladis Vásquez Moreno, una mujer de 70 años que tenía frecuentes dolores en las rodillas. Este síntoma, que fue agravándose con el paso de los años, terminó por hacer que actividades tan elementales como sentarse, subir escaleras, caminar por pendientes, levantarse de la cama o permanecer de pie fueran todo un suplicio para ella.

“Casi que me tenía que dejar caer al piso y hacer unas maniobras rarísimas para sentar en un asiento bajito”, dijo. En el hombro la situación era similar. Cuando se iba a dormir, el dolor aparecía con más fuerza, por lo que para descansar tenía que cambiar el brazo de posición.

Después de buscar un diagnóstico que le explicara las razones de su padecimiento, un médico le encontró que tenía artrosis en ambas rodillas. Pese a la gravedad, el médico le aseguró que por su condición y edad no era susceptible de cirugía. La solución sería entonces la fisioterapia.

Vásquez probó con fisioterapia hasta que Ramírez, médico cirujano de la UPB y especialista de la Universidad de Antioquia, le recomendó este novedoso tratamiento, que consiste, entre otras cosas, en el uso de células madre para la recuperación de las lesiones articulares.

Lea también: Dopaje, el peligroso atajo en el ciclismo aficionado

¿Cómo se hace?
El doctor Ramírez explica que este tratamiento tiene varias etapas. La primera es el estudio del paciente, para establecer la lesión y si es candidato para el uso de células madre. Por ejemplo, hay lesiones en las que el daño ha sido tan grave, que el mejor camino es la cirugía.

La segunda es realizar en un quirófano una minilipo. El procedimiento ambulatorio permite se extraer un poco de tejido adiposo del abdomen o cualquier otro sitio donde haya depósitos de grasa en el paciente, donde se encuentran estas células multipotentes.

Si bien estas células se pueden obtener de la sangre, el cordón umbilical, la médula ósea y el tejido adiposo, Ramírez sostiene que es este último el que ofrece un mayor margen de seguridad, su extracción es más práctica y su crecimiento facilita la intervención en el paciente.

El material es llevado a un laboratorio donde, en un periodo de 2 a 3 semanas, las células madre se multiplican hasta llegar a una cifra entre los 30 y 50 millones.

Con el cultivo listo se puede hacer una infiltración en la articulación comprometida y esperar resultados. Aunque el doctor Ramírez sostuvo que los cambios pueden llegar a sentirse entre los 2 y 3 meses, hubo un caso que lo sorprendió: el de Martha Gladis. “La infiltración me la hicieron hace más o menos un mes, pero a los 15 días yo no podía creer”, dijo Vásquez.

Por su experiencia en el mundo del deporte, Ramírez indica que el tratamiento con células madre puede servirles no solo a los pacientes mayores con dolores articulares. En los deportistas de élite puede acelerar la recuperación de lesiones. Con este tratamiento, sostuvo, Falcao García pudo haberse recuperado de la rotura del ligamento cruzado anterior en menos de lo que le tomó con el tratamiento tradicional.

Siga leyendo: ¿Es su carro uno de los 106.000 con airbag malo?

Por Álex Esteban Martínez Henao
alexm@gente.com.co