¿Por qué aún no han terminado la transversal de la Montaña?

¿Por qué aún no han terminado la transversal de la Montaña?

¿Por qué aún no han terminado la transversal de la Montaña?

Este mes por fin habría paso vehicular por la transversal de la Montaña, la vía de 8 kilómetros que comunicará en aproximadamente 10 minutos la loma de El Escobero con la variante Las Palmas (a la altura de Asados Doña Rosa) y que empezó su primera etapa de ejecución en el año 2010 (ver recuadro “en contexto”).

La Secretaría de Obras Públicas de Envigado informó que la ejecución del proyecto avanza en un 87 % y solo estarían pendientes la pavimentación del puente y sus empalmes (programada para el fin de semana anterior) y las obras de señalización, iluminación y paisajismo.

Julián David Agudelo, ingeniero civil supervisor de la obra, explicó que dentro de la ruta crítica del proyecto estuvo la concertación, el diseño y la ejecución del puente que pasa por encima de las conducciones de agua potable de EPM, que suministran el 70 % del recurso a Medellín y parte del sur del Valle de Aburrá.

Contexto de la noticia: ¿Cómo van las obras en Envigado?

“Fue una de las limitantes ya que no se podían hacer excavaciones aledañas a los puntos de apoyo ni utilizar equipo que generara vibración”, indicó el ingeniero y añadió que en ese sentido se tomó la decisión de hacer un puente en voladizos sucesivos, que se apoya en los extremos con pilas a 23 metros de profundidad, y se conectan en la parte central mediante una dovela, que es “un cajoncito que por medio de cableados tensionados recibe los esfuerzos del puente y los distribuye en su longitud”.

Otro de los hitos fue el empalme con las vías aledañas. De acuerdo con Agudelo, se adecuaron unos muros de contención prefabricados y se tomaron decisiones sobre los diseños para evitar la tala de árboles en el cauce de la quebrada La Sebastiana: “Ningún árbol se taló. Cuando el diseño era una recta, aquí se generó una curva para garantizar la conectividad y que ninguna especie se interviniera”.

El último vaciado de la dovela de cierre se hizo el pasado 5 de abril y, según señaló el supervisor de obra, había que “esperar mínimo 20 días para adquirir la resistencia esperada” y a partir de ahí programar los pavimentos. Esta actividad podría tomar de 2 a 3 días, si no llueve, y de allí habría que esperar al curado del material para pintar la señalización.

Hemos tenido retrasos porque casi todo el 2019 ha llovido constantemente. Sobre todo en esta alta zona montañosa llueve casi todos los días y es muy tedioso avanzar a nivel de movimientos de tierra. Además tenés sí o sí que tener temporada seca para poder conformar la estructura vial”, señaló el supervisor.

Por otro lado el ingeniero resaltó que en aproximadamente 1 mes y medio, con la entrada en funcionamiento del túnel de oriente, quedaríamos a unos 35 minutos desde el centro de Envigado hasta el aeropuerto José María Córdova. Lo cual en sus palabras significaría no solo un ahorro en tiempo, sino en combustible, porque las alternativas que hoy se tienen para dirigirse a esa zona desde el sur del Valle de Aburrá (seguir por el Escobero hasta el peaje o por Los Balsos) tienen pendientes más altas.

Le sugerimos: Envigado matricula 170 vehículos a diario

La transversal de la Montaña está diseñada para circular a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora y contempla resaltos en ambos lados del puente. Otra de las actividades pendientes, como señaló el ingeniero Agudelo, es la corrección de una fisura en el pavimento del tramo que comunica con la variante Las Palmas.

“Está destinado a arreglarse de aquí a la otra semana, porque en ese punto hicieron los llenos de la vía con una humedad que no era óptima para la compactación”, aseveró el supervisor.

El costo global de la obra asciende a $ 30.000 millones y proyecta la adecuación de 11 pasos de fauna, de los cuales ya hay 2 instalados.

Siga leyendo: ¿Dónde hacen falta andenes en Envigado y por qué?

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co