Controlaron panal de abejas en Malibú

Bomberos controlaron panal de abejas en Malibú

Controlaron panal de abejas en Malibú

Jairo Rodríguez, vecino de Malibú, le envío a Gente fotos y videos en los que se evidencia cómo la fundación Miel de Colombia controló este viernes un panal de abejas que ponía en riesgo a los visitantes del parque del sector, en especial a los niños.

El Cuerpo de Bomberos de Medellín prestó la maquinaria para llevar a cabo el procedimiento. Recientemente, Diego Moreno, subdirector del Departamento Administrativo de Gestión de Riesgo y Desastres (Dagrd), le explicó a este medio que solicitudes de este tipo a los bomberos son bastante frecuentes, de hecho, “es la segunda causa de atención más prevalente en términos de controles“.

Sin embargo, explicó el funcionario hace unos días, no siempre pueden darles trámite, pues el requisito es que los panales estén ubicados en lugares públicos o que estén poniendo en riesgo la vida de la gente. Los reportes que más se presentan son por panales de abejas y su tratamiento es delicado, por ser una especie protegida.

“Lo que hacían antes los bomberos era destruirlas, no las trataban, porque ellos no son expertos apicultores. Pero ya se nos prohíbe esto“, aseveró Diego Moreno y destacó que en ese sentido ahora se canalizan las solicitudes de los ciudadanos y, cuando los enjambres están en lugares privados, se les recomienda que ellos mismos contraten un control de plagas.

La Defensa Civil Colombiana, entidad que da respuesta a emergencias y desastres naturales o antrópicos, también se encarga de los casos referentes a panales de abejas o avispas. Lo hacen retirando las estructuras y llevándolas a otros lugares.

Lea también: ¿Qué ha pasado con el teatro Carlos Vieco?

Son organismos beneficiosos
Rafael Valderrama Hernández, profesor jubilado del área de Entomología de la Universidad de Antioquia y cofundador del Grupo de Ofidismo y Escorpionismo, le explicó a Gente que las abejas, avispas, abejorros y hormigas pertenecen a los himenópteros, que son los insectos que cuentan con 2 pares de alas membranosas.

Ellos son supremamente útiles para la humanidad, pero en el proceso de la evolución cambiaron algunas de sus estructuras morfológicas para transformarse en un aparato inoculador de veneno, como mecanismo defensivo”, señaló el experto.

Las abejas, por ejemplo, son de los mejores polinizadores de plantas que se conocen y “sin ellas la agricultura no existiría como la conocemos ahora”. Pero en este momento se encuentran en peligro, porque en muchas partes del mundo los insecticidas que se usan para controlar las plagas en cultivos están acabando con ellas.

Le sugerimos: Así avanza la remodelación de los andenes de la 30A

“A nivel mundial, especialmente en Europa, Estados Unidos y Canadá, hay campañas para incrementar el sostenimiento de las abejas. Entonces hay que empezar por decir que, antes de ser organismos perjudiciales, son supremamente beneficiosos. Hay que protegerlas, antes que matarlas“, indicó el docente.

El ingeniero agrónomo y magíster en Historia de las Ciencias de la Universidad Nacional se refirió a un estudio reciente sobre la composición genética de las abejas de Colombia, que mostró que “hay un alto componente genético de herencia africana en ellas”.

Esto quiere decir que son muy buenas productoras de miel, tanto en cantidad como en calidad, respecto a las abejas europeas (Apis mellifera) que llegaron desde la colonización. Además responden con agresividad y en masa ante las perturbaciones (olores, ruidos o, en algunos casos, colores) y tienden a ser nómadas. Ellas se diferencian de las avispas, además de su morfología, por ser sociales, es decir que cada individuo tiene una función específica dentro de la colmena.

Siga leyendo: Denuncian atropellamiento de fauna en Los Bernal

El veneno no es una sustancia venenosa en sí misma, continuando con Valderrama, pero una sola picadura de abeja sí puede desencadenar episodios graves que lleven a la muerte. Por ejemplo, si la persona es alérgica, tiene problemas cardíacos, o si la cantidad de picaduras es tal, que el cuerpo no alcanza a responder a la cantidad de veneno inoculado.

Las abejas son atraídas por las sustancias azucaradas, y pueden hacer nido casi en cualquier parte, “por eso es importante que la ciudadanía adquiera hábitos de tipo preventivos, como la adecuada disposición de las basuras, especialmente de las que hayan tenido contenido azucarado”.

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co