¿Al fin cuándo empezarán a construir los colegios en Envigado?

¿Al fin cuándo empezarán a construir los colegios en Envigado?

¿Al fin cuándo empezarán a construir los colegios en Envigado?

El martes 30 de abril es el día previsto por el Ministerio de Educación para comenzar a ejecutar las nuevas infraestructuras de los colegios de Envigado la Normal Superior y el José Miguel de la Calle.

Han pasado casi 17 meses desde que demolieron la antigua sede de la Institución Educativa Normal Superior de Envigado con el fin de renovar su infraestructura. Aunque el plazo inicial para la entrega era de 18 meses, todavía no comienzan las obras.

Lo mismo sucede en la I.E. José Miguel de la Calle, cuya sede fue derribada a mediados del 2018. Ambos centros educativos fueron incluidos en el proyecto Colegios 10 al que aportan recursos el Ministerio de Educación (a través del Fondo de Financiación para la Infraestructura Educativa —Ffie—), la Alcaldía y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá. En esta iniciativa también contemplaron la sede Alto de las Flores de la I.E. Alejandro Vélez Barrientos, que sí está en marcha y cuyas obras hasta marzo pasado avanzaban en un 75 %.

Según explicó en octubre de 2018 el secretario de Obras Públicas, Sergio Ríos, la Normal Superior y el José Miguel de la Calle tenían infraestructuras con más de 60 años de antigüedad que no cumplían normas de sismorresistencia ni tamaño de aulas. Las nuevas sedes, en cambio, responderían a los requisitos para jornada única, tendrían placa polideportiva y restaurante escolar.

Sin embargo la pregunta de la comunidad educativa sigue siendo ¿para cuándo? A comienzos de este año los padres de los alumnos de la Normal Superior recibieron la noticia de que las obras comenzarían en febrero. Ese mismo mes, en declaraciones a El Colombiano, el Ministerio de Educación anunció que arrancaría la tercera semana de marzo, y en la última semana, consultado por Gente, respondió que tiene previsto comenzar el 30 de abril.

Lea también: Peatonalización en El Dorado está casi lista

Beatriz Arango, madre de Valeria Laínez, alumna de 6.° grado de la Normal, comentó que a esta incertidumbre por el aplazamiento de fechas se suma la incomodidad que ha generado el trasladado de los estudiantes a otras instituciones.

Su hija, por ejemplo, ahora recibe clases en la I.E. Manuel Uribe Ángel (Mua) donde, según Arango, se nota desorden y congestión vehicular cuando salen los estudiantes de ese colegio y entran los de la Normal.

“Ya viene época de elecciones entonces uno piensa si eso lo van a demorar más por esa cuestión. Preocupa porque le están dando largas”, expresó la vecina.

Según informó la Alcaldía en 2018, los 2300 alumnos que tiene la Normal fueron divididos entre la escuela Fernando González, el Mua y el Liceo Restrepo Molina. Los del José Miguel de la Calle (entre 700 y 800 estudiantes) pasaron temporalmente al Poblado Club y a la I.E. Marie Poussepin.

Le sugerimos: ¿Por qué estuvieron cerradas 3 bibliotecas comunitarias en Envigado?

En febrero de este año la Administración municipal aseguró que “ha cumplido con los desembolsos y compromisos pactados” y dio la tranquilidad de que estos lotes no podrán cambiar de destinación.

“El recurso que destinó el Municipio de Envigado y que asciende a la suma de $ 8.543.396.863 fue remitido a la fiducia, a una cuenta con destinación específica para la construcción de los colegios y cuyo propósito no puede ser modificado (ni total ni parcialmente)”, aclaró la Alcaldía. Cabe recordar que la inversión para estos 3 colegios asciende a $ 36.000 millones.

Por su parte, el Ministerio de Educación indicó que “múltiples razones generaron el atraso con el inicio de obras”. La entrega de estudios y diseños por parte del contratista se retrasó 56 días en el caso del José Miguel de la Calle y 9 meses en la Normal Superior.

Además durante las demoliciones hechas por un contratista del Área Metropolitana, “encontraron cimentación de vecinos dentro del predio”. Debieron remover pilas de hasta 8 metros de profundidad y esto generó “cambio de las condiciones de confinamiento del suelo y obligó hacer sondeos adicionales y rediseño del tipo de cimentación”.

Luego siguió el trámite de modificación de licencia y una prórroga a los “contratos marco de obra y de interventoría”. El Ministerio no especificó a cuánto ascienden los recursos adicionales por los nuevos sondeos y el rediseño de la cimentación —aunque en 2018 el secretario Sergio Ríos afirmó que se habían requerido $ 2000 millones más—, sin embargo aseguró que serían asumidos por los contratistas de obra e interventoría.

Siga leyendo: ¿Cuántos árboles talarían en el túnel verde?

Por Jessica Serna Sierra
jessicas@gente.com.co