5 tips para crear su propia huerta casera

Siembre la ensalada en la cocina de su casa

5 tips para crear su propia huerta casera

En un lugar lleno de verde Laura ofrece una debida caliente a quien llega. Corta un par de hojas de alguna hierba aromática y las pone a reposar en una jarra con agua tibia: “¿Qué necesidad de comprarla lista en el mercado, si la podemos tener en casa sembrada por nosotros mismos? Esta bebida no sería igual de especial, si no la hubiera cogido de la huerta”. Ese es el poder de lo natural.

Laura Posada es una campesina contemporánea. O por lo menos eso es lo que ella asegura cuando se presenta. Y es que esta diseñadora de modas, especialista en Gerencia de Mercadeo, creció montando a caballo y rodeada de árboles. Por sus oídos, dice, le salen ramas.

Las huertas y las plantas siempre le encantaron. Mientras ejercía su profesión en diferentes marcas de ropa, cuidaba el jardín de su casa. Los regalos que daba en las fechas especiales eran materas, “para mí era muy fácil, porque yo misma las sembrada y quedaba con un regalo perfecto que a le gente le gustaba y no me salía costoso”.

En 2012, por petición de sus amigas, empezó a vender las suculentas que plantaba en la finca de sus papás; 3 años después renunció a su trabajo para dedicarse de lleno a Jabalinas, un emprendimiento de happy plants que, además de ofrecer crasas, hace diseño floral, huertas, paisajismo, decoración botánica y talleres educativos.

Para Laura es fundamental que cada persona tenga en su casa una pequeña huerta. “Sembrado la raíz de la cebolla larga, podemos comer cebolla por mucho tiempo… Además es más sano, porque hoy en día los alimentos tienen muchos químicos”.

Y es que hasta en un apartamento pequeño o una casa en la ciudad se puede hacer una huerta. “Si vivo en una casa con buen espacio, puedo poner unas jardineras con cilantro, tomate, cebollín, lechuga, remolacha, zanahoria, brócoli, todo tipo de cebollas y hierbas aromáticas”.

Las plantas solo necesitan agua, un buen sustrato, abonos y sol, por eso quienes viven en espacios más reducidos deben detectar las zonas por donde entra luz natural y ventilación moderada. Justo ahí podrían ubicar la huerta.

“Los apartamentos, por lo general, tienen una cocina con una ventana por la que entra la respiración. Ese es un buen lugar, o también lo es un balcón en el que el sol ni la corriente de aire sean muy fuertes”. En ese tipo de vivienda, según Laura, es recomendable tener plantas aromáticas y vegetales por temporadas, ir recolectándolas y guardándolas o, en cambio, plantarlas en recipientes que garanticen que no van a estar estrechas.

Sembrarlas es muy fácil. Las plántulas o semillas y el sustrato hoy en día se consiguen hasta en supermercados, por eso Laura nos cuenta, paso a paso, cómo tener una huerta urbana con cebolla y albahaca.

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co