Confirman autorización de tala en el túnel verde de Envigado

133 árboles dirían adiós en el túnel verde de Envigado

Confirman autorización de tala en el túnel verde de Envigado

El Área Metropolitana dejó en firme la decisión de autorizar la tala de 133 individuos, entre árboles y otras plantas, en el corredor denominado como túnel verde de Envigado.

Aunque la respuesta de la autoridad ambiental al trámite de aprovechamiento forestal para el corredor de la carrera 43A, entre calles 29A sur y 21 sur, se conoció en la resolución 740 del 5 de abril de 2019, 3 recursos de reposición interpuestos por integrantes del Colectivo Túnel Verde trataron de frenar la decisión.

En la tarde de este martes, la subdirectora ambiental del Área Metropolitana, María del Pilar Restrepo, indicó que dichos recursos fueron analizados por la entidad y el 1° de agosto se pronunció al respecto.

“Si bien los intervinientes tenían unos argumentos importantes ya nosotros como autoridad ambiental, una vez evaluados los mismos, consideramos que ya se han incluido en los análisis iniciales y por eso luego de un análisis juicioso por parte de nuestros técnicos y jurídicos se toma la decisión de ratificar el permiso otorgado al proyecto metroplús en el tramo 2B”, afirmó.

La entidad señaló que uno de los terceros intervinientes ya fue notificado por correo electrónico, mientras que los otros 2 serán notificados personalmente, porque así lo pidieron.

La Alcaldía de Envigado informó que aún no ha sido notificada sobre esta decisión y por ese motivo, desde la Oficina Asesora de Comunicaciones indicaron que no se pueden pronunciar al respecto.

Lea además: Por fin instalarán los semáforos en la 43A

¿Cómo será la intervención?
De un inventario total de 420 individuos entre árboles y otras plantas, la autoridad ambiental aprobó la tala de 133 (frente a 136 que había solicitado la Alcaldía), ordenó el trasplante de 30 (la Administración municipal había propuesto trasladar 19) y la poda de 32 más. Además estipuló la reposición de 286 individuos, 173 de ellos en el área de influencia directa del proyecto.

La subdirectora ambiental del Área señaló en abril que la intervención no será simultánea en los 3 niveles del corredor, es decir, no afectará en los mismos puntos los costados oriental y occidental y el separador central. Esto significa que ya no existiría la conformación del túnel verde como se conoce hoy. Sin embargo, apuntó la funcionaria, con el plan de reposición, el paisajismo y el plan de manejo de fauna silvestre se busca garantizar la conectividad.

Entre las disposiciones de la autoridad ambiental está, por ejemplo, la adecuación de 5 pasos de fauna (la alcaldía había propuesto 3 y el Amva agregó uno a la altura del Colombo Británico y otro en La Ayurá). También se contempla la adecuación de jardines, de especies tipo enredadera y paredes verdes.

Además un 75 % de las especies a reponer serían nativas y el 70 % serían “de hábito árbol”. Entre ellas se cuentan guayacán, arizá, jaboticaba y caoba. Según la subidrectora, para esta aprobación también se tuvo en cuenta lo expuesto por la comunidad en las 2 audiencias públicas y la valoración histórica, cultural y paisajística.

“Buscamos que fuera la menor afectación y que se potenciara ambientalmente la zona”, aseguró la funcionaria. Por otro lado, Andrés Moreno, gerente de Metroplús, declaró en abril que la decisión permite reactivar las labores que venían suspendidas hace 7 años con la empresa contratista AIA. El tiempo estimado para las obras es de 14 meses.

No se pierda: ¿Por qué sigue cerrada la casa de Débora Arango?

El gerente también recordó que al estar suspendido el contrato habría que entrar a hacer una actualización del costo de la obra que hoy puede estar entre 22.000 y 24.000 millones de pesos, frente a 18.000 millones que costaba en un principio.

Un debate de 6 años
Esta decisión del Área Metropolitana se da 4 meses después de la última manifestación ciudadana en favor de conservar el denominado túnel verde. El pasado 27 de abril cerca de 50 personas se dieron cita en una protesta a las afueras de la Casa Museo Otraparte, para reiterar su oposición a la tala de árboles.

Cabe recordar que dentro del trámite de aprovechamiento forestal comenzado por el Municipio en junio de 2017 se encuentra la figura de terceros intervinientes, que son personas reconocidas por su interés en el proceso y tienen la garantía de hacer una reposición para que sea evaluada por la autoridad ambiental.

Uno de ellos es Fáber Cuervo, integrante del colectivo Túnel Verde, quien le explicó a Gente hace unos meses que interpuso su recurso porque considera, entre otros argumentos, que la decisión tomada por el Área Metropolitana vulnera la Constitución Política de Colombia en sus artículos 79 y 82.

“Por un lado el medio ambiente está siendo vulnerado porque nos van a quitar árboles que necesitamos para que atrapen PM 2,5 —partículas contaminantes—, que es el que más daño le está haciendo a la población”, dijo el vecino.

Le sugerimos: Así fue la última protesta en contra de las talas en el túnel verde

Y cuestionó, en segundo lugar, que el proyecto afecte las zonas verdes de los separadores laterales (que son espacio público) para la construcción del tercer carril. “Una manera idónea de desestimular el uso del vehículo particular es haciendo metroplús aquí y quitándole un carril a los particulares“, propuso Cuervo y reiteró que el colectivo no está en contra de este sistema de transporte, sino a favor de un rediseño en el que coexista con los árboles.

La líder comunitaria y ambiental Hilda Castaño, otra de las terceras intervinientes, también interpuso una reposición el 2 de mayo. Cabe recordar que estos mismos argumentos impulsaron la acción popular instaurada por el colectivo en 2013 y que al año siguiente desembocó en la suspensión del permiso otorgado por parte de Corantioquia (que para ese momento era la autoridad ambiental) a la empresa Metroplús.

En cuanto al análisis revelado por la autoridad ambiental, Cuervo argumentó que el colectivo escuchó atentamente las alternativas y exigencias que el Área Metropolitana le hace al Municipio, pero cuestionó la funcionalidad que puedan tener los pasos de fauna en esta avenida y la posibilidad de reponer 173 árboles (de los 286 que exige la compensación total) en la zona de influencia directa.

Juan Carlos Valencia, integrante de Túnel Verde, le indicó a Gente en abril que el grupo consideró que “no hubo rediseño y que el estudio paisajístico, cultural y ambiental que se hizo a través de la Universidad Nacional no tomó en cuenta el valor ambiental y patrimonial de los árboles”.

Aunque la Alcaldía argumentó en ese momento ante la autoridad ambiental que hubo participación ciudadana por la difusión del proyecto a la comunidad, y está el antecedente de 2 audiencias públicas, Valencia opinó que lo que hicieron fue una socialización porque no hubo concertación para los diseños.

De su interés: El puente que le faltará al intercambio vial de La Ayurá

Otra de las preocupaciones del colectivo son las excavaciones necesarias para reforzar el pavimento, que podrían afectar las raíces de los árboles que se mantengan en pie. Juan Carlos apuntó en abril que aunque ha sido un proceso desgastante, el grupo ciudadano siente la responsabilidad de continuar: “Seguiremos adelante hasta que ya sintamos que no podemos hacer nada”.

Por otro lado, Agustín Gutiérrez, director de Ecosistemas y Biodiversidad de la Secretaría del Medio Ambiente, afirmó hace 4 meses que la Administración Municipal está “programando el cumplimiento de requisitos de manera integrada” para lograrlos de forma adecuada y aseguró que, en tanto se tenga un cronograma definido, se irá publicando.

Finalmente el funcionario advirtió que “el proyecto es necesario desde el punto de vista de transporte colectivo y ambientalmente muy bondadoso en la medida que permite mejorar vegetación, ampliar diversidad y posibilidades para la fauna”.

¿Un tramo desconectado del sistema metro?
La posible resolución del conflicto en Envigado se encontrará con otra fuente de retrasos desde La Frontera hacia el norte, donde continúa el túnel verde en El Poblado (Medellín).

Tal y como lo reveló Gente en julio del año pasado, los recursos con los cuales se contaba para los diseños y adecuación del tramo entre La Frontera y La Aguacatala “fueron reasignados a otros proyectos”. “En este momento —informó por aquel entonces una vocera de Metroplús— no están los recursos para los diseños, que era lo que se tenía asignado”.

Otras historias: Envigado matricula 170 vehículos a diario

Desde entonces solo se ha avanzado en la etapa de factibilidad del tramo de la avenida El Poblado entre la calle 12 sur, adonde llegará el empalme que viene de la avenida Guayabal, y La Frontera, donde se uniría con el tramo de Envigado.

Aunque se ha considerado una “operación blanda”, al estilo avenida Oriental, el sistema le apuesta a largo plazo por contar con un carril segregado. De acuerdo con el gerente de Metroplús, esta opción “encarece de manera directa los costos y dificulta al operador en el mantenimiento de una regularidad adecuada para el servicio”.

Además, un carril segregado “garantiza la mejor operatividad para metroplús, que al tratarse de un sistema tipo BRT mejora ostensiblemente los tiempos de desplazamiento y reduce los costos de operación al contar con carril exclusivo”.

Siga leyendo: Por ahora, metroplús no se construirá en El Poblado

Por Redacción Gente
gente@gente.com.co