A la Parroquia Santa Teresita no solo se va a rezar

A la Parroquia Santa Teresita no solo se va a rezar

A la Parroquia Santa Teresita no solo se va a rezar

Este año se han presentado en la parroquia Santa Teresita, de Laureles (Medellín), 2 conciertos de música clásica y para el tiempo de Cuaresma, ya organizan otras 2 presentaciones.

Feligreses de la parroquia Santa Teresita fueron testigos de una noche de melodías y música clásica a cargo de la orquesta de la fundación Iberacademy, compuesta por 70 jóvenes que deleitaron a los asistentes con las notas de sus violines, vientos, violas, contrabajos, entre otros.

Carolina Tamayo, directora de Iberacademy, explica que “la iniciativa pretende que los integrantes de fundación realicen una práctica orquestal, en conciertos públicos, como parte de su conocimiento y su educación musical”. En este caso fue en una de las iglesias más representativas de la comuna 11 que acogió el evento.

Según Yeison Zapata, vicario de la parroquia Santa Teresita, estos espacios siempre se brindarán en la casa de dios porque es un lugar de acogimiento. “La iglesia es de la comunidad, una zona de encuentro, todo lo que tenga que ver con música, arte y cultura podrá ser presentado aquí. Los feligreses elevan su alma, se sienten alegres y plenos con la participación en estos eventos”.

No es el primer concierto de música clásica en el templo de Santa Teresita. En el 2018 este espacio acogió 12 actividades culturales diferentes relacionadas con la música. Este año fue sede de las presentaciones de la Filarmónica de Medellín y la orquesta Iberacademy y ya están en planes otros 2 conciertos de música clásica para que los feligreses asistan en el tiempo de la Cuaresma.

Lea también: Conozca el horario de las misas en Laureles

Los espectadores se sorprendieron al ver al director invitado de la orquesta: el coreano, Samuel Seungwon Lee, quien estuvo al mando del Concierto para viola y Orquesta en Re mayor, de Franz Anton Hoffmeister, y de la Sinfonía N.° 7, de Beethoven. El asiático fue ganador del concurso internacional de dirección en Bucarest, Rumania y actualmente dirige la orquesta Musikgynasium Berlin, en Alemania.

Sara Villegas fue una de las asistentes a la presentación y aseguró que “a pesar de que no escucho mucho estos conciertos o no sea una gran seguidora del género instrumental, este es un espacio atrayente para la comunidad de Laureles porque así se educa sobre la música clásica, un género que no es tan común y no se sabe apreciar. Es interesante que abran una iglesia para este show y que las personas puedan asistir de forma gratuita”.

En el evento se encontraba el músico Sebastián Almanzar, un director que hace 2 años había integrado la orquesta Iberacademy. Él indicó que “los chicos están en un nivel muy alto, tienen un crecimiento enorme. Yo realicé mi recital de grado con ellos, son muy alegres y tienen una interpretación única. Al director coreano no lo conocía, pero me llevo una grata imagen y sorpresa, dirige muy bien”.

Le sugerimos: Ciudad Celeste le da un aire juvenil a la eucaristía

Además, Almanzar dice que “me parece importante que se presten estos espacios, porque no todos saben cómo se disfruta un concierto de este género, tanto los amantes de violines como para los que vienen por primera vez, es bueno tener un acercamiento con estas melodías relajantes que sirven de ambientación en algún momento de la vida”.

Asistir con buena disposición, sin cohibirse y leer los programas de mano son algunas de las recomendaciones que hace Sebastián para disfrutar de estas presentaciones. “Deben aprender a escuchar sonidos que no se aplauden con el ritmo. Los asistentes deben tener los oídos abiertos para distinguir los distintos instrumentos, mientras que en los folletos se encuentran todos los movimientos de la obra, nombre de la canción, en qué momento se aplaude y cómo está conformada la orquesta.”

Si tiene interés en presentar una actividad cultural gratuita, relacionada con música instrumental en la parroquia de Santa Teresita, puede comunicarse a los teléfonos 2502903 o 2502863. La acústica del templo es perfecta para conectar los sonidos de los instrumentos musicales con la energía del público y que las grandes composiciones de los artistas se escuchen hasta el cielo.

Siga leyendo: Un recorrido por los cafés y la historia de Laureles

Por Alexis Carrillo
alexisc@gente.com.co