¿Cómo detectar un perro agresivo cuando pasea a su mascota?

¿Cómo detectar un perro agresivo cuando pasea a su mascota?

¿Cómo detectar un perro agresivo cuando pasea a su mascota?

Un ataque de un perro pitbull provocó la muerte de un can de raza pequeña en Belén (Medellín). Las autoridades recomiendan a los paseadores más precaución.

Lo que empezó como una salida habitual para sacar a Ramón a caminar y hacer un poco de ejercicio se convirtió en una tragedia para Andrés Álvarez y su familia. Su perro falleció por causa de los mordiscos de un pitbull la semana pasada, en el barrio La Mota.

Andrés cuenta que “mi madre sacó a pasear a Ramón, como todos los días, en una zona verde reservada por la unidad para las mascotas. En ese momento entró un pitbull corriendo, estaba suelto y se abalanzó sobre Ramón, lo cogió del cuello y lo zarandeó de un lado al otro”.

“Mi madre comenzó a gritar, trató de separar al perro grande del mío, buscó un palo para que lo mordiera y soltara el cuello de mi mascota. La persona que estaba a cargo del pitbull intentó correrlo, pero no hubo acciones más drásticas, como echarle agua o sujetarlo de la cola. Mi mamá se impresionó tanto con la escena que en ese momento se desmayó“, relató el afectado.

Lea también: ¿Los perros siempre se deben sacar con correa?

Andrés asegura que “en ese momento pasaba una patrulla de la Policía que recogió a mi perro y lo llevó a un centro veterinario. Tenía múltiples perforaciones en la tráquea, la lengua estaba destrozada, le realizaron varias operaciones pero no resistió y murió“.

Las autoridades le impusieron un comparendo al encargado del perro que aseguró ser un paseador, por tener a la mascota suelta sin traílla y sin bozal. Según Andrés, “la Policía habló con la dueña y ella pagó el tratamiento que le hicieron a Ramón, luego de eso no hubo ningún gesto de solidaridad”.

El afectado asegura que su madre está muy mal y consternada por el hecho. “En este momento ella está medicada y muy triste porque Ramón era su máxima compañía. Todos estamos muy tristes porque Moncho, como le decimos de cariño, era un perro muy popular, juicioso, y nosotros lo habíamos rescatado de la calle hace 6 años, cuando se encontraba muy vulnerable, incluso estaba herido en la mandíbula y no podía morder bien. Se convirtió en parte de la familia”.

Los interrogantes que se hace Andrés frente al caso es que “según el paseador, el perro tenía un collar y bozal, pero las circunstancias demuestran que no eran los elementos adecuados para la fuerza de esta mascota. Además, lo soltó sin pensar que había otros caninos, sin ninguna clase de prevención. Entonces ¿quién los regula?”.

Le sugerimos: Todavía no hay quien asegure a los perros peligrosos

Perros poderosos
Para Efraín Calderón, psicólogo y conductista canino, especializado en rehabilitación de perros con problemas de comportamiento, no hay razas agresivas, sino dueños mal educados y con mal manejo de sus animales.

“El término potencialmente peligrosos se debería cambiar por poderosos. Perros de razas como pitbull o rottweiler nunca nacen agresivos, se vuelven así porque sus dueños no entienden sus necesidades y al no satisfacerlas generan desbalances frente a las agresiones y los comportamientos del can”, aseguró el experto.

Efraín Calderón da algunos consejos para detectar a distancia cuando un perro puede tener conducta agresiva, con el fin de prevenir estos accidentes durante el paseo con su mascota.

“Lo primero es evaluar al dueño y al perro, analizar si es transportado o no con collar y bozal, determinar si una raza potencialmente poderosa, como un pitbull o un rottweiler, y evitar el contacto, así la mascota no sea agresiva“.

No se pierda: Heces de perros rebosan canecas de basura en Conquistadores

“Lo segundo es si vemos a un dueño que está embalado con el perro, lo tiene que jalar todo el tiempo de la correa o le está gritando constantemente. Hay que estar alerta porque no tiene un manejo adecuado de la mascota y puede estar alterada”.

La postura corporal de un can es fundamental para determinar si es agresivo. Por lo general tienen las orejas arriba, la cola muy parada, está tensionado, va tirando de la correa”, indicó el psicólogo.

Según Efraín, un error muy común de los paseadores o dueños es que llegan a las zonas verdes y los sueltan para jugar. Sin embargo, los descuidan porque están más pendientes de su celular.

Lea además: Los perros también pueden ser buenos vecinos

Los paseadores inexpertos
Aunque no haya una regulación exclusiva para los paseadores de perros, deben cumplir la normativa que contempla la Ley 1801 de 2016, que trata de la relación con los animales domésticos o mascotas. El artículo 124, numeral 4, expone que “trasladar un canino de raza potencialmente peligrosa en el espacio público, zonas comunes o en los lugares abiertos al público sin bozal, traílla o demás implementos establecidos por las normas vigentes” se castiga con una multa de 8 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Calderón expone que “aunque hay personas que no han estudiado, hacen muy bien la labor de pasear a las mascotas. Sin embargo, la profesión ha crecido, es mejor tener capacitaciones y recibir educación. Deben conocer el manejo adecuado de los elementos, saber sobre primeros auxilios y cómo manejan las situaciones de accidentes”.

Aunque no sirva para devolverle la vida a su mascota, Andrés y su familia comenzarán un proceso legal contra la dueña del pitbull.

“Hay una serie de incumplimientos de la ley al tener y sacar razas peligrosas. Se violan los compromisos de tener un bozal. Más allá del dinero, que no importa, es sentar un precedente. Hoy fue mi perro, mañana niños u otras mascotas”, expresa Andrés.

Siga leyendo: Lo que debe saber al contratar un paseador de perros

Foto: archivo.
Texto: Alexis Carrillo
alexisc@gente.com.co