En Belén los ciclistas piden más protección

En Belén los ciclistas piden más protección

En Belén los ciclistas piden más protección

Desde la Empresa de Desarrollo Urbano (Edu) manifestaron que todo el tramo de la carrera 66 B estará segregado completamente en los últimos días de julio.

“Transitaba por la nueva ciclorruta de la carrera 66B para desplazarme hacia la Unidad Deportiva de Belén, iba a jugar un partido de baloncesto con mis amigos y, pese a que parte de este tramo ya se encuentra segregado, me encontré un vehículo particular a la altura de la calle 30A que invadía mi carril exclusivo; traté de esquivarlo, pero toqué el borde del andén y caí”, contó Juan Esteban Suárez.

Como este comentario, se han vuelto recurrentes las peticiones y reclamos por parte de los ciclistas que transitan por este nuevo corredor vial que conecta la comuna 15 (Guayabal) con Belén y que es una salida central hacía la carrera 65.

Los vecinos piden una mayor protección y sanciones para aquellos conductores de motos, buses, carros particulares y taxis que invadan el carril de las ciclorrutas, para que aprendan a respetar los carriles exclusivos por donde transitan las bicicletas.

Una de ellas es Claudia Marcela Arbeláez, quien trabaja en una empresa de diseño en Guayabal y de lunes a viernes asiste a su empleo en bicicleta.

Lea además: Ciclorruta de La Picacha estaría lista 10 meses después de lo previsto

“Estamos cansados de la falta de pedagogía por parte de algunos conductores que no entienden que los peatones y los ciclistas son los más vulnerables en las vías; está muy bien que segreguen las ciclorrutas, pero no hacemos nada si quienes manejan no son conscientes del accidente que pueden provocar por invadir un carril, incluso algunos peatones o carreteros también lo hacen. Falta una mayor sensibilización frente a esta problemática”, contó la vecina.

Por fortuna, la caída que sufrió Juan Esteban Suaréz el pasado jueves no revistió gravedad, sin embargo, este vecino asegura que “si no se realiza una adecuada educación vial, de nada servirán las ciclorrutas porque los ciclistas preferirán utilizar el andén u otro lado de la carretera para desplazarse, no sabemos si las obras se van a quedar así o van a hacer el carril completo, pedimos más cuidado para las personas que montamos en bicicleta”.

Un parte de tranquilidad
Juan Camilo Builes, subgerente de ejecuciones de la Empresa de Desarrollo Urbano (Edu), manifestó que este tramo de ciclorruta paralela a la Unidad Deportiva de Belén se compone de 1,11 kilómetros, ubicada en el costado occidental del corredor y que servirá para conectar a la calle 33 y la avenida Bolivariana con la calle 30 y la comuna 15.

Le sugerimos: Vecino de Belén asegura que nuevas ciclorrutas generan congestiones

El funcionario dio un parte de tranquilidad a los ciclistas, tras asegurar que “toda la ciclorruta va estar segregada en este corredor y que actualmente tiene un avance cercano al 35 %, estas intervenciones van a tener un componente de señalización horizontal y vertical, cuando se termine esto, se procede a la instalación del segregador de color amarillo y negro, el cual es reflectivo en la noche y sirve como protección del bici usuario de los vehículos que están en el mismo corredor”.

Es por esto que Juan Camilo Builes recomendó a los ciclistas tener precaución al transitar por esta ciclorruta que todavía no está 100 % finalizada y que, a pesar que esté demarcada, aún no tiene separador y esto puede generar peligro.

Además este corredor, que cuenta con una inversión cercana a los 400 millones de pesos para su ejecución, se vinculará con otros tramos de ciclorruta nuevos como La Picacha y el de Guayabal, que va por toda la carrera 68 y la calle 30, creando un circuito exclusivo para las bicicletas que conecta a 3 comunas.

Según el funcionario, es mucho más práctico y rápido instalar este tipo de segregadores que los de concreto, que están ubicados en el corredor de la quebrada La Picacha, sin embargo, antes de ejecutar el proyecto, realizan un estudio de la viabilidad para saber cuál separador se puede utilizar, en este caso, tras ser un corredor de doble vía, se debe generar el menor impacto posible en el recorte del espacio, con el fin de no afectar el flujo vehicular de la zona.

No se pierda: “Las ciclorrutas mal diseñadas son un peligro”

Desde la Secretaría de Movilidad expresaron que, para evitar que se genere un peligro para los ciclistas, se decidió crear un nuevo cambio vial que consiste en el sentido unidireccional de la carrera 66B entre las calles 20 y 27, donde los vehículos que van de norte a sur tendrán que desviarse en la calle 20 para coger la carrera 65.

Prioridad para el ciclista
Para Mauricio Mesa, coordinador del Colectivo Siclas este tramo de ciclorrutas tiene beneficios muy grandes y a su vez genera riesgo en cierta medida.

“Para que un carril de ciclorruta sea efectivo, se necesita un tramo en el que no haya muchas paradas con la eliminación del factor de riesgo. En este proyecto hay un espacio en la calle 30 que no tendrá segregación para que los buses puedan dar la vuelta completa, lo que me parece un alto riesgo para los ciclistas“, comentó el experto.

“Que se elimine la segregación o no se demarque con una señalización de alto riesgo puede generar un aumento en la accidentalidad, debido a los puntos ciegos de los vehículos altos que no alcanzar a visibilizar a los ciclistas”, explicó Mauricio Mesa.

Le sugerimos: En Laureles fabrican bicicletas para personas con movilidad reducida

Según el “Manual de diseño para el tráfico de bicicletas (Crow)”, hay unos criterios para la construcción de los tramos, los cuales deben ser directos, seguros y coherentes. Asimismo, se hace la medición del número de vehículos que pasan y es por esto que se realiza el cambio unidireccional hasta la calle 27.

Finalmente el experto dio los siguientes consejos para los ciclistas que transitan por esta zona. “Es recomendable que un novato no transite por estos carriles, se debe tener habilidad y dominio de la bicicleta, saber manejar los cambios, mirar atrás sin perder el rumbo y llevar los elementos de protección”.

Se espera que esta obra esté terminada y sea entregada al 100 % finalizando el mes de julio.

Siga leyendo: ¿Adónde llevan las bicicletas robadas en Medellín?

Por Alexis Carrillo
alexisc@gente.com.co