La primera casa gamer para ser profesional

La primera casa gamer para ser profesional

La primera casa gamer para ser profesional

Un grupo de jóvenes realizó un proyecto para abrir la primera casa de videojuegos en Laureles (Medellín), donde los participantes pueden entrenar y recibir clases.

Tomar los videojuegos con seriedad es complejo y más cuando inicialmente se desarrollaron con fines de entretenimiento y para pasar un rato con los amigos, sin embargo, varios títulos han sufrido un cambio de mentalidad para transformarse en deportes de ingenio, competencias y luchas constantes por alcanzar el primer lugar, incluso en juegos de fútbol, disparos o pelea se realizan torneos nacionales y mundiales con recompensas económicas para los ganadores.

A partir de esto, Sebastián Osorio, Jaír Alexander Díaz, Julián Osorio y Jorge Quiñonez, miembros del equipo deportivo Break The Targets, un grupo que compite en torneos nacionales de juegos como Super Smash Bros, Call of Dutty, Fifa, Street Figther, entre otros, crearon la gaming house, con el fin de brindar un espacio para quienes deseen aprender a jugar de forma seria.

“Las personas que disfrutan de este deporte necesitaban un lugar con equipos de calidad, un espacio amplio y maestros que les enseñaran a mejorar sus técnicas, cualquier persona puede venir a jugar, sea con fines profesionales, de aprendizaje o de esparcimiento”, dijo Sebastían Osorio.

Este espacio cuenta con varias salas de diferentes consolas, un espacio destinado al consumo de alimentos y una estación de relajación y zona de recarga para jugar juegos en el celular.

Lea además: La Copa América también se vivió con videojuegos

Hay 12 computadores gamers con sus respectivos accesorios, divididos en 2 equipos de 6 para jugar en equipos League of Leyends u Overwatch, tenemos una sala de Nintendo Switch para los juegos de Mario Kart y Party, hay otra sala de Playstation para títulos como Fifa, Call of Dutty o Mortal Kombat y una sala de baile para el Just Dance”, comentó Jaír Díaz.

Para las personas que deciden tomar los videojuegos de un modo profesional Díaz recomienda que “el entrenamiento para mejorar debe ser constante, se debe dedicar un tiempo mínimo de 1 a 2 horas diarias para mejorar las habilidades y alcanzar un buen nivel”.

Desde 10.000 pesos se puede acceder a una clase grupal o particular del juego Super Smash Brosh, un título de pelea que enfrenta a los personajes más populares de Nintendo y en el que este clan ya tiene un equipo que compite a nivel profesional.

“Cualquier persona puede aprender a jugar un videojuego, hemos competido con chicos desde los 7 años hasta personas de 40 años, deben tener disciplina para conocer conceptos del juego, en estas clases se aprende sobre personajes, técnicas de combate, manejo de los controles, es por eso que ofrecemos el coaching de videojuegos para quienes se los quieren tomar en serio”, contó Osorio.

No se pierda: Daniel ganó 4 oros y 2 bronces en los Parapanamericanos

La idea de estos vecinos pretende romper el estigma, sobre todo en los adultos mayores, de la persona que se la pasa jugando videojuegos es un vago, “por el contrario es un deporte que tenemos que apoyar, si alguna persona tiene talento en lo que hace, este es un espacio es para crear la oportunidad que nosotros no tuvimos, y cuando comience a ser más visible este deporte, se convertirá en la forma de subsistencia o en la carrera profesional de una persona”, comentó Sebastián Osorio.

La gaming house de Laureles abre todos los días de 11:00 a.m. a 10:00 p.m. con torneos semanales de disciplinas como fútbol, pelea, disparos, trabajo en equipo, entre otros, para entrenar y prepararse.

Siga leyendo: Renovación de las piscinas del Estadio estaría lista en diciembre

Por Alexis Carillo Puerta
alexisc@gente.com.co