Un búho es el guardián de la Biblioteca Público Piloto

Un búho es el guardián de la Biblioteca Público Piloto

Un búho es el guardián de la Biblioteca Público Piloto

Vecinos de Carlos E. Restrepo (Medellín) se sienten inquietos tras la presencia de un búho que ha permanecido más de 4 meses en un árbol. Se puede observar todas las tardes.

Este es árbol que frecuenta el búho.

Como un suceso extraño y curioso han definido los vecinos el caso del búho que lleva más de 4 meses en un árbol ubicado al frente de la entrada principal de la Biblioteca Pública Piloto. Mientras algunos afirman que es una bendición y es una fortuna que esta ave brinde protección al lugar, otros piensan que puede tratarse de alguna especie de brujería, asegurando que a los búhos no les gusta el sol y es extraño ver a este animal en la misma rama, durante todas las tardes, así estén los rayos del sol en su máximo esplendor o haya un torrencial diluvio.

Una de los vecinos que más se ha percatado de su presencia es Maiker Flórez, quien se gana la vida con un trapito rojo, cuidando y vigilando los carros que dejan parqueados al frente de la biblioteca.

“Yo llevo más de un mes trabajando en este lugar, le ayudo a un señor que lleva aquí 40 años y nunca habíamos visto algo igual, ese búho tiene algo significativo porque trata de dar algunos mensajes, su mirada es penetrante y me pone mucha atención a lo que yo hago diariamente”, contó el cuidador de carros.

Maiker Flórez cree que puede ser un asunto de buena suerte o algún mensaje importante que la naturaleza quiere transmitirle. “Yo siempre me hago debajo del árbol para tener la visión completa de los carros y evitar que y el búho me trate de ensuciar, si yo me muevo, él también lo hace tratando de ensuciarme sin abandonar el árbol, a veces he pensado en dejarme a ver si me gano algún chance o algo”.

Lea además: ¿Qué hacer en caso de encontrarse un animal silvestre herido?

Todas las tardes el búho se puede observar algunas veces dormido y otras vigilando a las personas que entran y salen de la Piloto. Cuando no está, Maiker Flórez se siente desprotegido, ya que asegura que cuando el ave está presente le va mejor incluso en materia económica.

“Durante estos días, una sola vez dejé de verlo en la tarde, ese momento fue complejo porque llegaron 2 hombres, al parecer me trataron de intimidar; hay personas que nos quieren sacar de acá y dejarnos sin empleo, puede ser curiosidad, pero creo que el búho nos brinda protección, el día que no estuvo ocurrió este hecho”, contó el vecino.

Maiker Flórez tiene identificada la rama donde normalmente se para, sabe a qué horas abandona el árbol para irse a cazar y todos los días con un silbido saluda al búho para que lo mire.

Sin embargo, para vecinas como Magdalena Hurtado el búho no tiene nada de suerte o protección y más bien puede considerarse una brujería porque no es normal que estas aves queden expuestas al sol de una forma tan tranquila.

Le sugerimos: Las loras que le ponen música a la carrera 65

Yo creo que es una bruja que está vigilando a alguien, veo a muchas personas mirando hacia arriba y tomándole fotos al búho, pero yo no, me da miedo, he escuchado que las brujas se transforman en gato o de búho en los árboles o tejados de las casas y, cuando presentan un comportamiento extraño, quieren atormentar a alguien”, manifestó la vecina, usuaria de la Piloto.

A pesar de esto, Maiker Flórez cree fielmente que este animal está en ese árbol por alguna razón, incluso ya se identifica con él y se lo enseña a los visitantes de la biblioteca.

Estas aves representan sabiduría, se identifican conmigo porque son sigilosas, observadoras del entorno, a veces pasan desapercibidas, pero siempre están ahí, pendientes y atentas a lo que pueda ocurrir, así soy yo en mi trabajo como vigilante”, dijo el vecino.

Una explicación razonable
Ana María Castaño, subdirectora de Ecosistemas Corantioquia, aseguró que “es un mito que este tipo de animales sufra de fotofobia (intolerancia normal a la luz) o la odien. Por el contrario, es normal que esta especie se encuentre en este lugar con la mejoría de corredores verdes que la ciudad ha tenido”.

Le sugerimos: Estas son las aves que revolotean por La Castellana

La experta explicó que “por lo general estas aves rapaces nocturnas utilizan el día y la tarde para descansar, ya que tienen hábitos nocturnos de cacería; seguramente se encuentra en este árbol porque su entorno está lleno de roedores que se convierten en su alimento.

Factores como el ruido y el paso constante de personas y vehículos hacen que el búho se despierte y se ponga a observarlas, “son especies muy curiosas”, contó Ana María Castaño.

La experta dio algunas recomendaciones y cuidados frente a estas especies, ya que generan un equilibrio en el ecosistema: “No molestarlos, algunas personas les tienen miedo y les tiran piedras; no manipularlos, si los encuentran en una rama baja; nunca usar raticidas, estos búhos son los controladores naturales de los roedores, cuando alguien usa estos productos, estas aves mueren por envenenamiento y con eso solo conseguimos que las poblaciones de ratas crezcan al desaparecer quien las consume”.

Si observan un búho herido o enfermo, puede comunicarse a la linea de emergencias 123 para solicitar la asistencia de la Policía Ambiental o al 3856000 para pedir ayuda del Área Metropolitana.

Siga leyendo: Un espectáculo natural visto desde un balcón de Carlos E.

Por Alexis Carrillo
alexisc@gente.com.co