Vecinos crearon brigada de limpieza para la quebrada La Picacha

Vecinos crearon brigada de limpieza para la quebrada La Picacha

Vecinos crearon brigada de limpieza para la quebrada La Picacha

Lo que comenzó como una jornada de limpieza ordinaria, se transformó en un comité de más de 50 residentes de Belén Miravalle (Medellín), preocupados por la imagen de la quebrada La Picacha y sus alrededores. Por eso, nuevamente realizarán una intervención en las canaletas del afluente, entre la carreras 78A y 76 y las calles 31 y 32.

La iniciativa comenzó enviando una idea a la Administración municipal para crear un proyecto ciudadano de educación ambiental. Según Gustavo Uribe, habitante del sector, es alarmante el número de desechos que arrojan las personas a las zonas de la quebrada. “La gente no tiene conciencia, sacan las basuras con sobrados de alimentos los días que no corresponden, las tiran a La Picacha y los roedores hacen fiesta”.

Lo que busca la brigada de limpieza de Miravalle es fomentar las buenas prácticas ambientales en lugares públicos, que las personas se vinculen, el compromiso ciudadano debe ser de todos y no de unos cuantos.

La propuesta de contribuir al mejoramiento de la imagen del barrio, ha tenido acogida entre los vecinos que se van uniendo a la tarea de ver las calles por donde transitan a diario, limpias y agradables.

En la primera intervención, el pasado 25 de noviembre, tuvieron presencia de agentes de la Policía y funcionarios de EPM, quienes dieron seguridad ante los habitantes de calle que habían en el sector y transportaron los desechos que fueron recogidos.

Contexto de la noticia: Vecinos le dieron una manito a La Picacha

En gratitud a las obras de cicloruta que se adelantan en el sector, los habitantes de Miravalle quieren ayudar con la buena imagen de su barrio, por esta razón seguirán haciendo las brigadas de limpieza periódicamente. “Tenemos que continuar, cada vez se vinculan más personas a esta bonita causa. Aunque no buscamos protagonismo, somos ejemplo para muchos vecinos que deben tomar conciencia y respeto por el lugar en que vivimos. Esta actividad es una integración de vecinos por el bien del afluente y del amibiente mismo”.

Aura Cecilia Echavarría es vecina de la zona, hace parte de la brigada de aseo y manifiesta que “en la primera intervención nos fue muy bien, encontramos colchones viejos, basuras, tarros, ropa sucia, grandes cantidades de cartones, todo lo echamos en costales. Fue una jornada agotadora pero entre todos nos colaboramos mucho y por unos días quedó limpio ese pedazo de La Picacha”.

Estos vecinos tienen camisetas para identificarse como brigadistas de limpieza, la forma más amena de crear integración, buena conviencia y camaradería como lo llama Gustavo, uno de los residentes que propusieron la iniciativa. “Tenemos que crear sentido de pertenencia por lo nuestro, a los vecinos les gusta sentirse activos, además de ayudar al ambiente compartimos un refrigerío o un almuerzo, las personas que quieran asistir son bienvenidas, las integramos muy bien”.

Los dolientes de la quebrada crearon carteles para llamar la atención de las personas que arrojan desechos contaminantes, a las zonas verdes que se encuentran en los costados de La Picacha. “Uno de los mayores inconvenientes en este sector, es que quienes sacan a pasear los perros, no recogen los excrementos de sus mascotas o por el contrario, van y tiran la bolsa a las canaletas, lo que atrae insectos y aves de rapiña”, aseguró Gustavo.

Le sugerimos: Ciclorruta de La Picacha la entregarían 5 meses más tarde

Rosa Elena Pérez, vecina del sector, manifiesta que a pesar de que la gente es difícil para que se vincule a esta causa, hay que ir concientizando a los vecinos porque anteriormente el lugar se veía muy feo y poco a poco, con el trabajo de los vecinos mediante el proyecto ambiental, ha ido cambiado la imagen de estos jardines.

En compañía del Área Metropolitana, en la primera intervención se sembraron varias especies arbóreas para ayudar a la disminución de gases contaminantes y mejorar el paisajismo del barrio. “Yo traje 150 matas para sembrar en los costados de la quebrada, mientras que el Área nos ayudo con 200 árboles pequeños que también fueron sembrados”, contó Gustavo.

La brigada de limpieza espera que a mediano plazo, el proyecto crezca y siga vigente, es decir, que abarquen más zonas para realizar jornadas de aseo en el afluente, que los dejen realizar campañas de cuidado en instituciones educativas y que sean más los vecinos que contribuyan a l mejoramiento de la imagen del barrio. Hoy por ti, mañana por nuestro medio ambiente.

Siga leyendo: Vecinos convirtieron en un jardín lo que antes era una escombrera

Por Alexis Carrillo Puerta
alexisc@gente.com.co