“Soñamos con que Manila sea un referente cultural”

Soñamos con que Manila sea un referente cultural

“Soñamos con que Manila sea un referente cultural”

La recuperación de espacios, la apropiación de las calles y el fortalecimiento del arte son algunas de las estrategias con las que esperan que este barrio de la comuna 14 de Medellín recupere su tradición y su historia.

Cuando Cecilia Echeverri llegó a El Poblado, Manila ni siquiera existía. En 1953, año en que la violencia desplazó a su familia de Caramanta (Antioquia), todo eran mangas y caminos de barro. Desde una casona colonial, justo en la 43 B, de las pocas que todavía se conservan, esta vecina vio el cambio que, con el correr de los años, vivió el barrio: “Pasó de ser una zona residencial, en la que predominaban los niños y el deporte, a convertirse en un espacio lleno de negocios y carros”.

Pero precisamente ese es el reto, una convivencia sana entre los habitantes y el comercio para que Manila recupere su esencia, su tradición y les apueste a la cultura y al arte. Como parte de esa estrategia la Junta de Acción Comunal (Jac) está realizando actividades que inviten a los vecinos a apropiarse, a caminar las calles, a cuidar cada espacio, a sentarse en los parques a tomarse un tinto y tejer historias.

Es por eso que los lunes y jueves, desde hace 2 meses, se reúne un grupo de señoras de El Poblado a modelar 15 placas de barro con los nombres de las calles de Manila, esto gracias al programa de “Estímulo a organizaciones comunales ejemplo de participación”, un proyecto de la Alcaldía que busca el fortalecimiento de iniciativas que les aporten a la transformación y a la construcción de ciudad.

Lea también: Restaurante Taquino estará cerrado unos días por amenazas

“Gracias al premio tenemos muchas actividades, todas de la mano de la comunidad. El propósito es que sobresalgamos en aquello que somos fuertes, y como este es un barrio en el que viven por tradición muchos artistas (músicos, escultores, pintores), soñamos con que Manila sea un referente cultural para El Poblado”, asegura María Yamile Ochoa, coordinadora de la comisión de cultura de la Jac.

Asimismo, cuenta que una de las líneas para promover el sentido de pertenencia es la elaboración de placas de calle estilo español, pues, aunque no existen documentos que sustenten algunos nombres, el voz a voz se los otorgó. Para ratificar los nombres, o ponerle uno a las calles que no tenían, se hizo un recorrido con varios habitantes. La 12, considerada la vía principal, fue llamada la Calle Real; la 13, Apolo; la 14, Rancho Largo, entre muchas otras que, de acuerdo con sus características o anécdotas, fueron bautizadas.

Según María José González, ceramista y líder de esta actividad, se espera que las placas estén en cada esquina a finales de junio, pero antes planean hacer una exposición para que los vecinos observen el resultado final, ya que “en todas las obras intervinieron las 15 voluntarias. Además, lo más importante, es que cuando las artistas las vean pegadas en las paredes se sientan orgullosas del aporte que le hicieron al barrio”.

Le sugerimos: Así se mueven los vecinos de El Poblado

De igual forma, Luis Octavio Ardila, presidente de la Jac, cuenta que otra estrategia es la recuperación de espacios. Además del mural que se pintó en la sede de la Acción Comunal, también se hizo uno en el parque de la carrera 43E con 11. Aunque este último fue hecho con dinero donado por un comerciante.

“Pensamos en qué va a pasar con Manila, porque está viniendo mucho comerciante y nosotros queremos es que vuelva a ser lo que era antes. Así que propusimos un ecoparque, que viene de la estación Poblado hasta la Buena Mesa. Empezamos habilitando un parque pasivo, para que el barrio sea de nuevo ese lugar donde todos nos conocíamos, por eso estamos sentando a conversar con los comerciantes, para que ellos también sean dolientes del barrio”. Por ahora, lo único que se requiere es apoyo de las autoridades, para que la delincuencia no se apropie del espacio y los vigías del patrimonio, como doña Cecilia, puedan salir a las calles a contar la historia de Manila.

Siga leyendo: En el Montessori incentivan a ir al colegio caminado

Por Dafna Vásquez
dafnav@gente.com.co